domingo, julio 02, 2006

La búsqueda ha terminado

He leído el blog de mi paranoica favorita y me he puesto a reflexionar. La dulce Belén se busca y no se encuentra. Quizás, porque ella y yo _tan diferentes, tan parecidas_ hemos sido educadas en la obligación de saber siempre qué dirección tomar, en la obligación de conocer cada milímetro de nuestro complejo cerebro y parecer firmes, fuertes, inasequibles al desaliento.

Nos hemos pasado la vida buscándonos. Mi ventaja sobre Belén es sólo el tiempo. Son años de ventaja: años de desgracias, de alegrías, de desengaños, de maravillosas sorpresas, de terribles pérdidas, de corazones partíos y recompuestos. Son años de vida.

Yo me encontré cuando dejé de buscarme. Cuando dejé de intentar ser lo que mi madre quería que fuese, entre otras cosas, porque por mucho que me esforzase, eso no es posible. Nuestras naturalezas, una ninfa que no supo que lo era hasta el momento de romper con todos los convencionalismos sociales, frente a una santa, a la que le tocó vivir su propio infierno, es una apuesta muy difícil.

Me encontré en el infortunio. Cuando vi marchar a los que parecían amigos. Cuando vi quedarse a mis hermanos del corazón aunque no lo sean de sangre. Cuando descubrí que era tan afortunada como desgraciada. Y, por encima de todas las cosas, cuando dejé de buscar lo que se suponía que tenía que haber.

Me encontré en los ojos de mis hijos, en el uso inexcusable de mi libertad _sin límites, sin pecados, sin adornos_, en la fuerza para ser más vital que nunca cuando podría/debería ser una amargada.

Me encontré en mis textos. En no ponerme a prueba, en no exigirme más que ser una buena persona, en gustarme y en querer tanto a mi gente que su bien es mi bien. En estar orgullosa de mí hasta cuando hago tonterías (por atreverme a seguir haciéndolas). En ser yo misma. Sin buscar más. No me busco y por eso me encuentro. No tengo que ir a buscarme a ningún lugar. Estoy aquí. ¿Puedes verme?

11 comentarios:

los dijo...

qué potito mari... ains... qué maja...

Anónimo dijo...

O que foi que aconteceu (Ana Moura)

Aconteceu
Eu não estava à tua espera
E tu não me procuravas
Nem sabias quem eu era
Eu estava ali só porque tinha que estar
E tu chegaste porque tinhas que chegar
Olhei para ti
O mundo inteiro parou
Nesse instante a minha vida
A minha vida mudou
...

Siempre que leo un libro o veo una película cuyo guión que me emociona, siempre me digo: ¡Dios! ¡Cómo me hubiera gustado escribirlo! Con dos o tres de tus párrafos me acaba de pasar.

El problema creo que no es que pasemos mucho tiempo buscándonos, sino que ni sabemos que debe ser así, que es principio vital. Y cuando somos conscientes, cuando decidimos que nos hemos encontrado (porque encontrarse es una decisión, estoy convencido), cuando conseguimos ser estables en nuestra auto-relación, queremos más y, a veces, lo estropeamos.

Gracias.

srf

ninfa secreta dijo...

Muchas gracias, el mejor regalo para quien escribe es poder transmitir algo de su sentimiento a los demás.

Gracias a ti.

(Y por cierto... te conozco?)

Anónimo dijo...

Este fin de semana vi "Flores rotas", de Jim Jarmusch. Bill Murray buscándose (Jarmusch buscándose), como Forest Whitaker en "Ghost dog", o Johnny Depp en "Dead man". Te la recomiendo si no la has visto. Y esa música etíope ... una delicia.

Hay una canción de La Negra (otra recomendación), me parece que es "Amarte despacito" en la que toma su decisión:

"... para que voy a gastar el tiempo en no sentir ..."

No, no nos conocemos.

ninfa secreta dijo...

Por cierto, creo que me habías comentado tú algo de que mi post sobre la agresión "iba de menos a más y crea cierta ansiedad en quien lee".
Es correcto. En periodismo, se trabaja siempre en pirámide invertida. Lo más importante al principio y el desarrollo y lo menos importante al final. Si provocó ansiedad de más al leerlo... Objetivo conseguido. Un beso

Anónimo dijo...

Si, te lo hice yo el comentario, pero me refería a que habías comenzado con un registro, para mi gusto, demasiado alto, y así cuesta mucho, al que escribe y al que lee, generar esa tensión creciente y mantener el interés, respectivamente, se corre el riesgo de que te pase como en esas películas en las que, a la media hora dices: "bueno, esto tiene que acabar ya, porque no veo que de para más el tema".

Contaste la histo(e)ria de forma graciosa, demasiado detallada (Santiago no es Manhattan).

srf2046@yahoo.es

Bel:-) dijo...

Joer Ninfa me has dejado con un nudo en la garganta, me he sentido coprotagonista de tu post. Muchas gracias nombrarme y por tu comentario tambien.

Creo que has acertado más de lo que incluso pretendías. Pero ojala tuviera yo tu fuerza.

Un beso muy muy fuerte.

ninfa secreta dijo...

Para SRF: El hecho de que la escribiese de forma muy detallada es algo que proviene de mi forma de ser. Escribo del tirón. Como pienso. Tal vez Santiago no sea Manhattan (afortunadamente) pero ahí está la gracia. Pero sobre gustos no hay nada escrito, claro está.

ninfa secreta dijo...

Mi niña Belén, tú tienes mi fuerza y toda la que no te imaginas. Sólo tienes que tener un poco más de fe en ti.

Gracias a ti por ayudarme a lograr que las letras puedan brotar de nuevo

Anónimo dijo...

Espero que no hayas malinterpretado lo que quería decirte. Me apena especialmente cuando alguien saca una conclusión equivocada de lo que he dicho; si este es el caso, simplemente pido perdón por no haber sido más claro, pero con la conciencia tranquila de no haber querido molestar:

1º con "Santiago no es Manhattan" y "demasiado detallada" me refiero a que es muy fácil que algún protegonista de la historia que contabas se pudiera conocer/reconocer/deducir/... y a lo mejor eso te traía algún problema (si yo fuera la persona con te topaste no me haría gracia verlo descrito ni escrito como lo hiciste, y aportabas algún dato un poco comprometedor y qye facilitaría reconocer a algún personaje)

y 2º No se si alguna otra cosa te habrá parecido mal. Nada más lejos de mi intención.

Envidio tu forma de expresar sentimientos.

srf

ninfa secreta dijo...

En absoluto me ha molestado. La crítica también es necesaria y no me pareció que intentases ofender. Y, en el sentido en que hablas, es verdad que Santiago no es Manhattan. Éste es el motivo por el que retiré el post.
Lo volveré a recolocar _algo censurado, jajaja!_ cuando pase todo.
Gracias por las críticas y los halagos. Todos son valiosos