martes, julio 04, 2006

Da miedo

Pues ha salido absuelta por falta de pruebas. Hay que joderse (palabra perfectamente castellana). La fiscal tenía hambre, era mujer y amargada, así que, aunque la individua se puso en evidencia todo lo que quiso y habló de su madre muerta y de que todo el mundo estaba "contra" mí, pues nada. A casa.

Hombre, me fastidia la victoria moral pero, al menos, sé que el día en cuestión y los siguientes, se los amargué como correspondía. Estaba con su nuera que cogió el teléfono para explicarle a no sé quién que estaba con su suegra "en el médico"...

En fin, todo esto no tiene la menor importancia. Pero sí que me hizo pensar en la impotencia que, en tantísimos casos, deben sentir los damnificados
cada vez que nuestra inoperante justicia deja en libertad a personas encausadas por motivos verdaderamente graves. Da miedo.

Da miedo pensar en esos jueces que sueltan a los quince años de condena (con suerte) a violadores que se convierten en vecinos de los padres de criaturas asesinadas y vejadas por esas basuras andantes.

Da miedo pensar en ser víctima del terrorismo de forma directa o indirecta y ver cómo esos despojos etarras se ríen durante todo el proceso y se les permite hablar entre ellos (al menos podrían obligarlos a cerrar la boca y a mantener respeto. Y si no, al zulo, malditos).

Da miedo saber que, si algún día, una persona vulgar y corriente como tú o como yo, puede acabar con sus huesos en la cárcel por dar un mal paso en defensa propia mientras por tu ciudad se pasean delincuentes habituales que entran y salen y cobran el paro...

No sé. Recuerdo que de jovencita, quería ser fiscal para hacer justicia. Pero ya veo que ni los fiscales se resisten al horario. Eran las dos en punto. La justicia cierra para comer, cierra por vacaciones y cierra por inoperancia.

Da miedo.

9 comentarios:

José Angel dijo...

Es triste, pero es así, vivimos en un país un tanto acomplejado y en el que pedir que la gente pague por lo que hace parece ser cosa de ultras.

Sobre los funcionarios de justicia, eso ya da risa: entre falta de medios, falta de preparación y de ganas, es un cachondeo. Tengo un amigo juez y otro abogado y cuando empiezan a contar anécdotas, no sabes si reir o llorar.

Anónimo dijo...

Una cadena perpetua por una discusión de verduleras -sin querer ofender, es lo que más se parecía según tu descipción de los hechos- me parece escaso, ¿no? Creo que a la señora debían haberle aplicado en los mismísimos juzgados una inyección letal, ¡qué menos!

España siempre ha sido un país de afirmaciones estilo "los jueces-médicos-ingenieros-... no tienen ni puta idea". Eso siempre que su dictamen no nos favorezca.

Las reglas democráticas (repito, democráticas) son las que hay, y son conocidas. Y funcionan. Y nos dejan vivir (creo). Y tienen trampas, ya lo sé. Creo que exageras. Aunque te fastidie que te lleven la contraria.

srf

ninfa secreta dijo...

No sé de dónde sacas que me fastidia que me lleven la contraria. Los comentarios en este tono, sí me desagradan.
Obviamente, te mueves en el ámbito del derecho (amos, que el españolito medio alucina cuando le dicen que la justicia funciona).
Por lo demás, verdulera fue la persona que me atacó. No me bajé del coche y yo no me pego con nadie porque soy una señorita.
Me parece que no has leído bien porque yo saco la chorrada ésta como pie para hablar de las cosas importantes, así que no exagero cuando hablo de etarras, violadores y el penoso papel de la justicia en este país.
Aunque te fastidie que te lleven la contraria

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con que la justicia no funciona, con que algun hijodelagranreputisima (se la oí a Ricardo Darín en El hijo de la novia, me hubiera gustado haber inventado esta palabra) se pasea por ahí demasiado suelto, pero, y espero que en esto coincidamos:

1. Llamar a alguien hijadeperra (me mola más escrito todo junto) podría describirse como ¿una ligerilla pérdida de papeles?
2. Que aunque tuvieras razón en el fondo -que por lo que cuentas asi es, por lo que cuentas-, el poli (el uniformado, el que manda callar a la otra, el representante de la fundación para la ley y el orden) te echó una mano escribiendo el guión de otra manera, y eso no te pareció mal.
3. Que te has aprovechado de lo que te quejas (y conste que no te conozco), de que te vean como una guapita, y, eso, quieras o no, lo has registrado en tu debe.

No es necesario tener la catadura moral de Teresa de Calcuta ni Benedicto dieciseis para poder dar opiniones, pero estás criticando un sistema que tu misma estabas trampeando. Me parece poco justo. ¿No lo ves así?

Joder, a ver cuando estos comentarios se pueden hacer con un wav/mp3, así al menos no habrá malentendidos por los tonos de voz (el mío es relajado y tranquilo). Ya te dije que leo tu blog porque me gusta como dices las cosas.

un saludo
srf

ninfa secreta dijo...

Bueno, entraré por última vez en esto y no volveré a jugar a justificarme más.

Llamar hija de perra a una tía que te insulta, te degrada y te putea, es humano. A lo mejor, tú eres tan refinado que no te descompones por nada pero yo soy pasional y me encanta serlo. Eso no justifica que nadie me ponga la mano encima.

No me aproveché en ningún momento de ser atractiva. La situación no la creé yo ni tonteé con el guardia, que te quede claro.
El poli manda callar a la otra porque arma un cristo de la leche en plena vía pública, cosa que yo no hice, cuando le corresponde esperar para hablar en comisaría.

E insisto, lamento que seas tan superficial como para no ver que yo aprovecho una situación desagradable para escribirla con gracia y quitándole hierro porque me gusta contar cosas a través de las letras. Y cuando critico el sistema lo hago sobre cosas realmente importantes, en las que pareces no haber reparado.

los dijo...

esto... hola! yo pasaba por aquí...

que tienes mucha gracia contando cosas guapa!!

Anónimo dijo...

Si me llega a haber pasado a mi seguro que paso la noche en el calabozo porque a la señora en cuestión la hubiera puesto de "jalagranputa" para arriba. Pero me avergüenzo y me fastidia no controlar los -malos- sentimientos en esas ocasiones. Sentir esta muy bien, pero una reacción así es como no sentir.

Es una pena, si hubieses citado otros 500 defectos, hubieses acertado con cualquiera de ellos, pero de superficial no me ha tocado nada, oye.

Y los jueces, abogados y demás no me gustan nada. Y soy de formación técnica. Pero trato de ser respetuoso con las reglas de convivencia y no jugar ni a médico, ni a juez, ni a ingeniero, y la bilis no la trago, no, la abrevo.

De otro modo, si te he molestado, prometo que esta es la última intervención que haré en tu blog. Se sincera.

Siento haberte irritado, de verdad.

srf

ninfa secreta dijo...

No me irrita que opines sino que me juzgues, simplemente. Si a ti te hubiesen dado una hostia a lo mejor no tenías que haberte quedado con ella por no ser una verdulera y tener un aspecto tan frágil como el mío.
De todos modos, no me molesta que intervengas. No voy a perder un lector por eso, jajajaja!!
Oye, estas cosas deberíamos discutirlas por mail pero tu dirección no va. No sé por qué. Hale, un besito de la chica guapa y ordinaria, jejeee!

Anónimo dijo...

Por culpa de leerte casi se me quema el bizcocho en el horno y cami me destrozo las manos por querer sacarlo demasiado rápido ...

Es .com, no .es, me había equivocado. Desculpas.