domingo, enero 25, 2009

La sombra de la duda

Qué ganas de complicarme la vida. Estaba yo de lo más contenta, reorganizando mi vida emocional y laboral, aparcando errores, enviando al disco duro de mi corazón (bien emparedado) el último patinazo y, de pronto, reaparece.

Reaparece y esparce la simiente de la duda. Me traslada sus zozobra y me la contagia. Suelta lastre y, como vino, se va. Pero deja sus dudas aleteando en mi cerebro. Sus dudas, que quizá ya no sean tales, son mías ahora. Sé que lo estaba haciendo bien, sé que no debo ni pensarle, conozco cada paso que dar para reparar mi armadura, estaba resuelta a hacerlo, me haré daño, no se lo merece pero... llevo tanto tiempo sin escuchar a nada más que a la razón (que siempre tiene razón) que, de vez en cuando, me dan ganas de saltarme las normas. Y volver a resbalar.

Pero no hay problema. Sólo habló, sembró la duda sobre lo que parecía ya zanjado y se esfumó. Tiene que ser fiel a quien no le convence, a su extraña apuesta por el "no sé". Y todo se pega, menos la belleza, dicen.

Estoy intentando cerrar el corazón. Pero del todo. No quiero conocer a nadie. Estaba en un portal de contactos donde entraba cualquier clase de basura, donde sabía si iba o venía fulanito y perenganito, errores de los que no quería tener noticias. Y me pregunté qué pintaba alguien como yo en esa especie de zoológico del chat. Y qué coño me importa que entre o salga éste o aquél.

Así que me borré. Me borré del portal y de alguna que otra historia que es mejor no tener presente. No quiero saber, no quiero dudar, no quiero que venga y me arroje sus miedos, sus deseos para, después, ignorarme.

Quiero irme de mi corazón. Quiero borrar los recuerdos y las posibilidades. Quiero que vengan a mí con la verdad o que no lo hagan nunca. Y como yo no tengo armas de mujer y la que no convence probablemente, sí, a ella da lástima dejarla. Llorará , la verá vulnerable, le hará sentir culpable y se sentirá su ángel protector. Justo lo que los hombres odian y aman a un tiempo. Así se les retiene, ejerciendo de benefactores.

No con dignidad y orgullo de Ninfa. Con eso no, con eso un hombre sabe que puede irse sin miramientos. Al fin, las diosas, por menores que seamos, no bajamos del pedestal por vulgaridades de humanos. Aunque nos duelan casi como si nosotras también lo fuésemos. Aún continúo esperando una señal de valor. La verdad cruda en directo.

No quiero más sombras. Me toca que luzca el sol.

Aunque la sombra de la duda sea tan alargada.

(Me debatía entre otra canción y ésta... Me guardo la otra, seguro que la necesitaré)

10 comentarios:

Navegante dijo...

No sabes cómo te comprendo en esto... ¡¡no lo sabes bien amiga!!
NO REPARES LA ARMADURA, enfréntate a él con la verdad y NO CALLES, se tu misma, como eres, se quién eres… sin límites y con un futuro soleado, brillante y feliz que mereces.
Hazlo por ti pero hazlo, las apuestas por el “no se” son todo dudas hoy y falsas esperanzas mañana, apuesta por lo seguro, “POR TI”, si él no quiere decir o afrontar la verdad, hazlo tu, grítalo si hace falta, que te oiga/an todos.
Mantén tus recuerdos – quien olvida su pasado volverá a cometer los mismos errores en el futuro-, aprende de ellos, aparcarlos si pero nunca los olvides.
La canción, preciosa, la tengo en el móvil como melodía… imagina.
Ánimo, fuerza y adelante ¡¡¡PUEDES… TU PUEDES!!!
Bsossss…

Gonzo dijo...

Ninfa querida, coincido plenamente con Navegante. Hay trenes que sólo pasan una vez en la vida, el que no se arriesga no gana, lucha por tus sueños... ¿me dejo algún tópico? jaja.

Las armas de las mujeres terrenales son muy eficaces, todos lo sabemos, yo mismo no supe luchar contra ellas una vez y así me lució el pelo. Utilízalas; en el amor, como en la guerra todo vale.

Y no intentes echar el cerrojo, en cualquier caso y llegado el caso, el candado saltará por los aires.

Un beso.

Crika dijo...

¡qué familiar se me hace tu queja, querida Ninfa!
A mí estas historias me han puesto en "MODO TEMPANO"...la verdad es que estoy harta de ser sincera, gritar lo que siento, pedir lo que quiero....total pa'naaa
Un besssso

el centollo mecánico dijo...

Aunque gritemos, la vida no se nos entrega a la carta...debemos caer, levantarnos, caer y volvernos a caer...hasta llegar al objetivo final...solo asi, seremos felices...es una opinion personal, cada un@ que lo coja por donde quiera...un saludo desde el Sur del Sur

Katty S dijo...

"Compleja y arisca para quien no me conoce. Inaccesible para quien no tenga las llaves. Cercana y sentimental cuando nadie me ve... Única en mi especie. Y siempre a la espera de milagros..." así te describes en tu perfil, creo que estas bien armada, solo que esa armadura que llevas puesta tiene fisuras y ese alguien aun tiene una copia de las llaves que acceden a tu corazon!!...

Creo que todos los que hemos comentado este post estamos super identificados con tu situacion, solo me resta decir que la vida nos pone pruebas y nosotros debemos buscar la fortaleza para superarlas, TODOS hemos metido la pata hasta las orejas y hemos herido mucho a nuestros corazones, pero, así como tu, estamos siempre esperando un milagro, un milagro que nos devuelva la paz perdida, la alegria y el amor, que no siempre, está en la persona que queremos que esté...

Te dejo un abrazo, bien apretadito, de esos que consuelan... y animo que mucho animo!!
Katty

ninfasecreta dijo...

Huy, chicos... Yo siempre soy muy clara. Cuando me conocen dicen que les encanta pero cuando toca serlo a las duras y a las maduras... no tanto.

No sé si hay algo que salvar, ni que gritar. Sé que cuando no estoy, me buscan y cuando llamo, me ignoran. Como diría él, "no sé".

Criky, a mí me pasa como a ti. Se aburre una de mostrar su corazón para que te salgan por peteneras. De que te digan qeu mola que seas TAN mujer para luego buscarse apaños. Yo tb quiero pasarme al modo témpano y estoy en el camino...

Katty, muy buen análisis de mi perfil. Cierto, tiene alguna llave, a qué negarlo, pero no la quiere, se asusta, se incomoda, le incomoda mi realidad... Es lo que hay.

No te haces idea de lo que me gustan que me abracen y lo poco que me pasa (en general, no hablo sólo de hombres). Muchas gracias, guapa.

Besos para todosss

Sherezade dijo...

OOOHHHH, Maravilloso Post, lo necesitaba. Llevo semanas buscando el camino, la luz para superar una situación similar, cuando menos lo espero y mejor estoy, vuelve y descoloca mi vida. Me doy cuenta del poco control que tengo de mis emociones cuando le tengo frente a frente.
Sorprendente frase la del navegante, “las apuestas por un “no se” son todo dudas hoy y falsas esperanzas mañana”, espero aplicármela.
Ninfa, deseo que puedas encontrar la fortaleza que dice Katty para luchar por tu felicidad o para tener la valentía de saltarte las normas y disfrutar resbalando si tu corazón lo elige.
Dicen un refrán: “no preguntes por saber, que el tiempo te lo dirá”.
Ánimo, eres una maravillosa mujeres y te mereces a alguien que te quiera tal y como eres.

Anónimo dijo...

Es tu lucha, ninfa. Yo sólo puedo decirte que los sentimientos no son malos y no debes enfadarte contigo misma por ello... Pero a veces nos cierran los ojos. Puede que te imagines con mayor o menor acierto lo que le ocurre... lo que él quiere ( si es que lo sabe... porque a veces cambian de opinión constantemente o se contradicen hasta la hartura) pero tu corazón y tu mente deben trabajar conjuntamente, valorar todo en conjunto y decidir lo que te conviene, ninfa. Valora los hechos y no las palabras... SIEMPRE.

Un beso mu apretujao desde el perejil.

MARIA dijo...

y bueh...cuántos somos ya en esta"nave del olvido"?. Me gustó leerte, porque estoy en esa sintonía en este momento. te dejo mis saludos y vuelvo.

Emma dijo...

Si no luchamos por aquello que queremos,
¡¿qué puñeta hacemos aquí?!
Conseguir metas, retos... es parte de nuestra felicidad. No desfallezcas Ninfa.
Un saludin.