sábado, enero 10, 2009

Cita con el Duque

Pues se han cargado al Duque. A mi Duque… Se acabó mi serie favorita por varios motivos: es la única que sabía a qué hora y día la ponían y era capaz de memorizarlo para la semana que viene (parece fácil, ¿eh? Pues yo nunca me entero de lo que ponen, así que, si la tele de por sí ya es aburrida, a mí me carga doblemente porque pillo todas las pelis empezadas y las series avanzadas). Otro motivo, y ya sé que se me van a echar encima los tíos como anancondas…: Miguel Ángel Silvestre es uno de los hombres, además de objetivamente macizos, más atractivos que he visto… Menudo morbazo, por Dios, es una hormona andante…

Encima, la serie era original (estoy de series de policías y de hospitales hasta donde la espalda pierde su casto nombre. Del rollo paleto tipo Aída, también. Qué le voy a hacer, yo soy así). Así que los tíos que os pongáis a perrear con que la serie sólo la veíamos por el muchachote (que sería un motivo más que poderoso en sí mismo) os equivocáis. A mí me enganchó y me entretuvo como pocas. Por eso lloro hoy su muerte.

Me vi los dos finales, claro. El más real (en que se muere el icono sexual del 2008) me desilusionó porque a mí me gustan los finales felices, a la americana. Es que la vida ya es muy dura y aunque reconozco que está bastante bien, yo no quería que esa maravilla de la naturaleza, con ese modo tan viril y compulsivo de fumar y esa mirada que derretiría un iceberg hasta palmándola, pasase a criar malvas. Además, mandar a la nena al trullo me parece un exceso. Y la realidad no es así. En la vida real los narcotraficantes no reciben su castigo. Por tanto, los que defienden el acabóse con todo el mundo jodido andan despistados. Para jodida, la vida real de los millones de parados que poblamos este extraño lugar llamado España.

El otro final es algo ñoño, es verdad. Pero hace ilusión ver un alma atormentada disfrutando de la vida. Sí encontré ese porcentaje de realidad en un personaje que era carne de cañón, maltratado y despreciado por sus padres. No somos conscientes del daño que podemos llegar a hacer en la infancia hasta que ya no tiene remedio.

Además, en la vida real hay eso que llaman “protección de testigos” que consiste en que si has sido un cabrón pero descubres a uno mucho más cabrón, te dan una nueva vida. ¿Por qué no para mi Duque? ¿Eh?

Lo malo es que Miguel Ángel Silvestre ya dejó clarito que no habría tercera parte, que no quería encasillarse pero aunque espero que su carrera sea prolífica, va a ser difícil separar un personaje tan seductor, maligno, amoroso, sexual, sensual y ese “Je ne sais quoi” del Duque, de los negros y preciosos ojos del chico de calendario.

Se fastidió mi cita fija con bombón los jueves. Qué injusticia… A ver de dónde me saco yo otra fantasía como esa para acompañar el vino y los pistachos de los jueves…¿Con un bombón de carne y hueso?

¡Vale, acepto barco como animal acuático

9 comentarios:

tu dijo...

yo también!

María dijo...

Tienes toda la razón, Ninfa, que andamos escasas de alegrías para la vista.

Yo también empecé 2009 con un muy buen presentimiento, a pesar de todo, así que puede que este año sea especial.

Muchos besos, preciosa.

ninfasecreta dijo...

Alguien sabe cómo se borran los comentarios de envidiosos, babosos y gente sin nada qeu decir??

Con este nuevo diseño no sé cómo se echan a la basura...

Navegante dijo...

No voy a comentar nada sobre lo que has escrito, me parece perfecto que las mujeres (hombres tambien) tengan su imagen o icono (persona a fin de cuentas) para mantener viva su esperanza de encontrar a alguien aunque sea minimamente parecido a ese icono.

Para borrar los comentarios solo has de ver tu blogg como propietaria, vamos con tu usuario y password, solo has de mirar la entrada que te intereza y si te fijas al final de cada comentario aparece un icono con forma de papelera, pulsalo y ya esta borrado.

Saludos y besos amiga.

Crika dijo...

¿se ha muerto el Duque?Mierdaaaa, debo ser la única española que no ha visto JAMAS un capítulo de esa serie...jijiji
Ninfa, queridaaaaa, definitivamente, tú y yo nunca nos pelearemos por un hombre ;D
¡¡QUÉ BIEN!! ¿NO?
Un beso dominical

el centollo mecánico dijo...

No se como os puede gustar un narcotraficante, con los albñiles tan monos que hay jajajaja un saludo desde el Sur del Sur

lectora anónima dijo...

Con lo que a mi me gustaba, ¿por qué me tuvo que pasar aquello? si, si,lo de encontrarme con él y darme cuenta de que no era oro todo lo que relucía, bueno... aún así en la serie lo he disfrutado un montón ;)
Yo acepto Duque como animal televisivo con morbo. Besos.

Fran dijo...

Podían haber matado a la niña. Ha terminado la serie sin que sepamos si estaba triste o estreñida. Joder, vaya plantel de actores, hasta los consagrados sobreactuaban.

Félix dijo...

Ilusión, guapa, ilusión.

Antes que nada, te deseo un feliz cumpleaños con tus churumbeles, y que lo disfrutes de verdad, que lo demás vendrá después.

Algo te tiene que levantar ese ánimo, que no se diga.

Porque algo tienes ¿o no? cuando te atacan y te defienden como el blog de la lectora anónima.

Un besito de cumpleaños.