miércoles, febrero 14, 2007

Una vida reinventada

Pues ahora es verdad. Me voy. Me marcho, me mudo, me traslado, emigro. He tenido una oferta interesante en Madrid y ha llegado el momento de darle un giro a mi vida. Como me ha dicho alguien a quien quiero mucho, tengo derecho a reinventarme mi propia vida. Crearé otra en un lugar donde no seré la ex de nadie, ni la mamá de nadie, ni la ex periodista de ningún sitio. Seré yo y mis nuevas circunstancias.

Estoy algo ilusionada y muy, muy asustada. Aunque nunca se ha visto que el miedo me detuviese para hacer ninguna cosa así que no vamos a cambiar eso ahora. Tendré que negociar con papaíto _que me va a chulear, fijo_ cómo se queda con mis niños. Me paso el día mirando vuelos de ida y vuelta para que mis hijos y yo suframos lo menos posible el impacto de esta separación temporal y me preocupo pensando en si daré la talla (que lo haré, soy una curranta) y en cómo va a cambiar mi existencia.

Tengo que reconocer que lo que más me va a costar es perder la vida social. Cansada de acá para allá y tratando de dedicarles toda la atención a mis peques, poco espacio me quedará para salir un poco y desconectar. Como no tengo arreglo, ya me planeo echar mano de alguna amiga-canguro para poder salir y ver al resto del planeta porque yo necesito esas cosas.

Me dejo por el camino algún amante, buenos amigos (que se alegran por mí, sin sonreír, pero se alegran), alguna ilusión que no iba a ninguna parte, una ciudad pequeña y cómoda que nada tiene que ver con lo que está por venir y una existencia en la que, si bien ha habido cosas maravillosas, hay muchas otras para olvidar.

Sueño con no equivocarme y conocer caras nuevas, ambientes nuevos, amigos nuevos, valores nuevos. Desde niña me han gustado los cambios. No sé si ahora descubriré que estaba tan loca como todos decían pero, al menos, lo habré intentado.

Espero seguir teniendo tiempo y red para escribiros, quizá seáis mi mejor contacto con la ninfa que sigue dentro y mantiene su secreto.

A quien quiera conservarme, que sepa que yo siempre estoy donde me aprecian y no desaparezco salvo que sea estrictamente necesario. Seguiré por mi tierra todos o casi todos los fines de semana, continuaré encantada de ver a todo el que quiera verme y pretendo no cambiar más que para mejorar.

Sé de sobras que muchos se perderán por el camino, me olvidarán, quizás porque nunca fui importante. A ellos, mi más rendido pésame. Soy una buena amiga, no merece la pena dejarme escapar.

Respecto a los que están por llegar, deseo que la gran ciudad no sea tan fría como juran y perjuran por aquí, que mi capacidad de adaptación se demuestre una vez más y con nota, que aparezcan nuevos amigos que me hagan sentir en casa. Que el trabajo me ofrezca la satisfacción que mi vida personal aún no ha encontrado y que no pierda nunca la esperanza de que esto deje de ser así. Que algún día haya brazos abiertos en cualquiera de los dos aeropuertos.

Espero, egoístamente, que alguien me eche de menos por aquí. Si no, mayor motivo para irse, las cosas como son.

Emprendo una aventura. Puede ser que, en breve, me oigáis quejarme de lo sola que me encuentro, de lo patosa que me siento, de lo perdida que estoy. Cuento con vosotros para darme caña, tenderme una mano o simplemente escucharme.

En cualquier caso, valor y al toro.

12 comentarios:

ch dijo...

Querida ninfa; me alegro mucho por ti que cuaje alguna de las opciones laborales que tenías...y esta parece buena. Ánimo; te mereces esta oportunidad y de sobras sé que darás la talla; los demás problemas seguro que se irán solucionando...algún que otro rompedero de cabeza...,pero al final saldrá todo bien.
También me da un poco de pena, ahora que empezaba a conocerte un poco más. Por supuesto que te seguiré leyendo (no solo en el blog, espero ver algo publicado en el escaparate de alguna librería), y sé que nos seguiremos viendo....(quizás con menos frecuencia, pero eso es lo de menos), aún nos quedan algunas historias por compartir, ¿no te parece?

ninfa secreta dijo...

Por supuesto. Yo seguiré cada finde por aquí, así que no me iré tan lejos después de todo. Y este sábado cuento contigo!!!!!

tu dijo...

oleeeeee!!! la ninfa en los madriles!!!, ya me echaré unos cafeses contigo y ya nos revisitarás al campo cuando tengas tiempo!, enhorabuena!!

ninfa secreta dijo...

Jajajaa! Te vas a aburrir de Ninfaaaa!

Grasiassss!

Patri dijo...

¿Pero seguiremos leyéndote, verdad? Yo me alegro de que te decidas con una nueva vida. Desde aquí te mandaré mis mejores deseos para que te vaya estupendamente.

Besotesssssssss

elbucaro dijo...

Espero que ese paso adelante sea positivo para ti, el tiempo te lo irá diciendo. Hay veces que es tan difícil transformar lo que se vive que una ruptura con ello parece que es lo mejor. Que tengas mucha suerte en esa etapa que inicias! Madrid es una ciudad acogedora con los que llegas, pero también suele ser, en ocasiones, muy impersonal. Animo y cuídate. Imagino que desde allí podrás seguir escribiendo en el blog. Un besote.

amigalejana dijo...

Tal vez ese era el paso que estabas necesitando para incluso generar nuevos posts en tu vida.
Vamos Ninfa, que todo empieza cada dia... No hay nada para perder y todo para ganar!
Lo cotidiano se ira resolviendo, los afectos se iran incrementando, los niños iran creciendo sabiendo que tienen una madre "que se la juega", que es mucho mejor que una madre "que se conforma".

besotes de tu amigalejana, mucha merde!

Lobo hechizado dijo...

Te lo dije en privado y te lo repito en publico.Enhorabuena que te va a salir todo genial y si no pues vuelves con mas curriculum y experiencia, para progresar hay que arriesgar y asi tus amigos tenemos compañia en Madrid y piso donde dormir gratis (solo dormir?).
Un beso

ninfa secreta dijo...

Así lo veo (coño, qué raro que estemos de acuerdo). Por eso conservo mi hogar y todas mis referencias aquí.

En Madrid, con suerte, tendré un cuartito y ya veremos si la cama es de más que 90 hasta que coja piso...

Pero, bueno, si que quieren que les acompañe a un buen hotel, con champagne y mimos incluidos, tal vez estudie la moción. :P

Un besito

José Antonio dijo...

Enhorabuena por tu valentía. Te deseo lo mejor.
Mucha suerte.

Treinta y tantos dijo...

Me alegro mucho por ti. Estoy segura de que este cambio te va a venir muy bien.
Y ¿qué decirte de Madrid?, yo no creo que sea una ciudad fría. Es distinta, muy distinta a Santiago, pero eso no es malo, y tienes una ventaja: hay mucha gente de fuera que se sentirá como tú, por lo que te será más fácil encontrar amigos. Disfrútala, hay mucho que hacer y que ver!!!
Besos y todo lo mejor para tu nueva vida!

ninfa secreta dijo...

Eso espero, graciaaaas!

(A mí, de momento, me encanta Madrid...)