lunes, enero 29, 2007

Pataleta invernal

Me encuentro dolorida, como siempre que discuto. Como mi cuerpo es tan receptivo, para lo bueno y lo malo, cuando tengo bronca lo acuso físicamente. Éste es uno de los motivos por los que aborrezco la confrontación: dañina se mire por dónde se mire.

He discutido con el único que tiene la facultad de sacarme de quicio a día de hoy y de siempre, el abominable hombre de las nieves, como él se autocalifica. Mi ex, vamos. Que tengo que aguantar que me diga que someto a mis hijos a un vaivén porque no me ven todo el día. Ya no se acuerda de lo que es trabajar el tipo éste. Y cuando le recuerdo que deje de chulearme y que si se pone borde, lo mejor aplicar el convenio, me suelta que ME (no les) va a rebajar la pensión de los niños porque tiene tres hijos, el muy irresponsable. Se atreve a cuestionarme como madre porque resulta que tengo la osadía de trabajar y no me ven una o dos tardes a la semana. Según él, no me ven el pelo.

¡Dios, a veces le mataría! Luego suelta que NADIE HACE LO QUE HACE ÉL. O sea, ver los niños cuando le parece. Lo que no hace nadie es lo que hago yo, le aclaro. Va de superpapi porque ve a sus hijos. Tengo que recordarle que muchos padres besarían el suelo que piso si me tuviesen por ex porque le dejo a sus hijos todo el tiempo que quiere y más. Al final, se vuelve contra mí. Incluso aplicar el convenio es motivo de amenazas. El colmo. Me dice que yo no estoy dispuesta a hacer por mis hijos lo que pido. Porque quiere quedarse con ellos unos meses si yo le pago la pensión. Di que sí, lo importante son los niños y sacar tajada.

Clarito le he dejado que cuando luché por la pensión de mis hijos (la mierda de pensión, porque más fino no se puede decir) no se negociaba que yo me hiciese cargo de ellos si cobraba. Me los quedo y los saco adelante con o sin su maldita pensión. Pero no, yo tengo que emigrar, buscarme la vida, pagar las cosas que no son comida que para el tío este no existen y soy una mala madre porque no estoy todo el día con ellos y no le unto a él.

Hace mucho que no hablo de estas cosas y tenía el firme propósito de no hacerlo más. Pero mira, el valor terapéutico del blog es también la capacidad de echar espumarajos por la boca, desahogar y demás.

Estoy cansada de esta permanente tensión. Luego pliega velas, palabras bonitas y hasta la próxima. Lo malo de tener hijos con un hombre es que no te liberas de él jamás. Te pongas como te pongas, toda tu vida estará ahí, chuleando y haciéndose el importante.

De pena

8 comentarios:

Lobo hechizado dijo...

No tengo nada que decirte porque ojala otras mujeres se comportaran como tu pero como en todo "Dios da pan a quien no tiene dientes" Piensa en ELLOS y traga saliba.
Un beso

ninfa secreta dijo...

Ya, pero acabaré con una úlcera. En fin...

Patri dijo...

Tenemos otra cosa en común (¿serás mi alma gemela?), cuando discuto o me cabreo, y créeme que sucede muy rara vez, me pongo fatal. Me ataca directamente al estómago. ¬_¬

Supongo que estas peleas no las puedes evitar, ahora es porque según él no estás, la próxima por que estás mucho con ellos... Y así suma y sigue.

Respira y relájate, no te puedo decir más.

Besotes relajantes para ti.

ninfa secreta dijo...

Se trata de hacer daño y namás.

Créeme que intento evitarlas por todos los medios pero...

En fin, un asco, la verdad.

Gracias, guapa, más besos para ti

Shutt dijo...

Siento mucho leer lo que escribes y lo siento por ti y por tus hijos, a tu marido que le den... (bueno no, que a lo mejor le gusta), perdon, el problema no va conmigo pero siendo hombre, marido y padre no logro entender como un hombre puede usar a sus hijos como arma contra su ex-mujer, es rastrero, indecente e inhumano a parte de demostrar que en un divorcio o separacion siempre son los niños los que mas sufren por mucho que se intente lo contrario y lo mas triste es que siempre es el hombre el que hace que los niños sufran.

Bueno, soy hombre asi que... tendre que seguir aguantando las gilipolleces de unos pocos porque me es imposible dejar de ser hombre y ovbiamente nunca podre estar orgullozo de serlo mientras existan hombres que actuan como tu ex.

Animo, sigue luchando por tus "nanos" y liberate de las tonterias de tu ex-marido, se feliz y sigue adelante que te lo estas currando y te lo mereces por la lucha que llevas a diario para sacar adelante a tus hijos.

¿Como decia "la pantoja"?- "dientes, dientes, que no sepa que te jode, eso lo cabreara mas".

ninfa secreta dijo...

Sí, luego viene siempre de tío enrollado... en fins.. muchos dientes, sí.

Gracias, un beso

unaexdecoruña dijo...

hola chica...un consejo aunque no soy quien para dártelo porque no nos conocemos:olvídate de las chorradas de tu ex,porque son eso chorradas,tú haz por tus niños lo que tú creas que es mejor en cada momento,con lo que tú te sientas bien...y llegará un día en que ellos te lo valoren con creces.Yo lo hice asi,actué siempre con mi conciencia y hoy con mis 42 añitos tengo una niña de 23 preciosa con la que puedo contar para todo y que hoy me reconoce lo que ha sido para mi ser madre.
Y deja que tu ex hable,diga o piense...en el fondo nunca reconocerá que lo que hace está mal.
Vive y sé feliz,por y para ti.
Un bikiño
Mary.

Chipsoni@ dijo...

Que le den candela, nena!

Cierrale un poquito el grifo, aunque sea un par de veces dile que no te viene bien que se los lleve, usa el arma que él te ha dado: "que ahora no te ven tanto", para que sienta en sus carnes lo que es encontrarse con un NO de vez en cuando, como él te hace a ti y se queda tan fresco.