miércoles, enero 03, 2007

Hablar por hablar

He abierto el ordenador. Lo he vuelto a cerrar. He vuelto a abrirlo. Ni idea sobre qué escribir pero es que tengo la necesidad de hacerlo. Mi personalidad compulsiva le gana la partida a mi férreo autocontrol a veces.

Ayer estuve de vinos con una amiga mía. Me regaló por mi cumpleaños un precioso reloj de plata con diseño tipo pulsera, como a mí me gustan. Muy por encima de sus posibilidades económicas y muy al nivel de lo estupenda que es. Nos corrimos una buena juerga a base de riberitas del Duero, algo de comer (poco), tontear con camareros guapos y seduciendo carrozas borrachos que era todo lo que había por ahí en la fría noche del martes. Nos reímos mucho, me tiré la comida por encima (como siempre), me tiró el vino encima (como siempre) y disfrutamos de un día que yo decidí desde que me levanté que sería redondo y así fue.

He hablado con mi madre esta mañana. Tiene la sana costumbre de contarme las batallas de mis no-hermanos (Esos impresentables que hace años que no veo) a pesar de que sabe que no quiero ni oír sus nombres. Es su personalidad dual: por un lado buena, paciente y por el otro cizañosa. Menos mal que yo ya paso de todo. Es lo mejor de ir cumpliendo años, que ya sabes filtrar y no entrar al trapo de chorradas.

Estoy muerta de la curiosidad (es que soy muy cotilla conmigo misma) por saber quién diablos puede ser ese anónimo que dice apreciarme muchísimo más de lo que imagino y no se atreve a decírmelo. A ver si va a estar por ahí el amor de mi vida y yo sin enterarme. Sería una pena, leñe.

Luego existen lobos hechizados que dicen que no me nominan y que todo depende de mí. Me pierdo con estos animalitos. Tanto cuidado tenemos unos y otros en no mojarnos que, a día de hoy, cuando tengo algo con un hombre, lo primero es que no sé si lo tengo. Tampoco sé definir "algo" (una aventura, sólo sexo, atracción con posibilidades, atracción sin posibilidades, me gustas-te gusto pero nada más, nos encantamos y entonces ¿por qué no?). No sabes si has de dar pasos adelante o atrás. No sabes lo que quiere porque nadie dice nada, no vaya a ser.

Qué lata. ¿Por qué no seremos todos (y me incluyo) menos cobardes? ¿Por miedo a perder lo poco que NO tenemos?

Tengo que reconocer que me aburren los juegos de despiste. Soy asquerosamente clara. Por eso mi amiga Ana me dice que, a pesear de sus enseñanzas, nunca seré una buena calientapollas (entre otras cosas, porque yo consumo...). Que tengo que aprender a cerrar la boca (para hablar, haced el favor de no ser cochinos), sonreír y ser cínica. Pero no me sale. Que me muerda la lengua (¡no puedo, coño, que me enveneno!) y que me haga la interesante. Debería ser interesante sin hacer tonterías, creo yo.

¿He dicho ya que padezco falta de mimos? Bueno, pues insisto, que necesito unos pocos mimos, que hace mucho que no me lo permito. Por de pronto, hoy se los daré a mis chiquitillos, que me los llevo toda la tarde por ahí a disfrutar un poquito.

Si consigo lugar, haré una fiestuqui de cumpleaños, si no, pues un vino a todo el que lo quiera tomar y listo. No sé por qué me ha dado este año por celebrarlo. Puesto que pasándolo fatal el día en cuestión no exorcizo mis demonios, voy a ver si me lo paso de muerte. Estoy pensando en invitar chicos de modo que la proporción sea beneficiosa para mí (o sea, muchos más que nenas) pero a ver, todo se andará.

Ya veis que estoy superficial como un ser feliz y vulgar. Así es como más me convendría ser. Feliz, vulgar no, gracias.

Creo que, por hoy, no voy a desbarrar más. Me pido para mi cumple una noche de diversión en el más amplio sentido de la palabra (aviso a navegantes...), reunir a mis amigos para celebrar que lo somos y que no llueva. Todo no será pero no es tanto pedir.

Digo yo.

6 comentarios:

Un Jefe dijo...

Quien sabe, igual hoy has dado el primer paso!

Un beso.

tu dijo...

pero cuando es tu cumple? es que con no estar en orkut me despisto.

Patri dijo...

Yo iría encantada a tu fiestuqui, y te daría mogollón de mimitos... aunque ahora que lo pienso tú no quieres esa clase de mimitos, ¿no? o_-

De todos modos eso no quita para que me de un poquito de rabia que vivamos tan lejos. En fin, todo se andará. Ya queda menos para que te de un abrazote de los míos. ^_^

Besotes guapísima

Chipsoni@ dijo...

Yo me encargo de la fiesta de Málaga.
Mare mia que cae en sábadooooooo.

ninfa secreta dijo...

Cariño, no hace falta que hagas fiesta. Mi fiesta es estar ahí contigo de farraaaa!

Tiembla Málagaaaaaaaa!

ninfa secreta dijo...

Ah, Sol, mi cumpleaños es el 13 de enero pero como estaré en Málaga, lo celebro el día de Reyes, como mi propio nombre indica XD