viernes, noviembre 21, 2008

Todos somos capitanes....

Me he pasado por el blog de Fran y, cuando he querido insertar un comentario, me di cuenta que tenía para un post o, más aún, para un libro. Así que con su permiso retomaré la idea y me aplicaré el cuento.

Por otro lado, un amigo y sin embargo lector (y probablemente, el más guapo) me dijo hace unos días que mis escritos verdaderamente buenos eran los que realizaba cuando estaba literalmente “hecha polvo”. Si tiene razón, éste os va a encantar.

El bloguero amigo hablaba de las frases hechas y de lo que le repateaban. Desde que caí en desgracia (esto vendría a ser desde que… ¿nací?) a mí me las repiten sin cesar. Todo el mundo me da consejos, pone en cuestión mi responsabilidad sobre las vicisitudes varias de las que voy de oca en oca y tiro porque me toca, me dice cómo soy, lo que hago mal, lo que lucho y lo que no, lo buena que es mi vida y la suerte que tengo incluso cuando no la tengo.

Me invade hoy un profundo hastío de vivir. Me invade hace mucho pero siempre me he revuelto como una fiera contra él. Ya no tengo ganas ni de eso. No quiero tener esperanza en cosas que no ocurren, no quiero pensar en un futuro que no llega, no quiero que me digan que soy fantástica para luego dejarme pasar. Lo detesto.

Me voy a por todas las maravillosas frases que con más o menos cariño me repiten unos y otros. Frases que son sólo eso, palabras, repetidas de generación en generación que no por ello son más verdad.

No quiero que me digan NUNCA MÁS:

Tú eres una luchadora y saldrás adelante.

Estoy harta de luchar, no creo que tener que pasarse la vida haciéndolo tenga nada de estupendo. No soy una luchadora, no me gusta pelear, sólo lo hago por necesidad y no disfruto ni encuentro la más mínima compensación en partirme los brazos para infravivir. Yo sólo quiero vivir tranquila. Y nunca lo he logrado.

Eres encantadora, bella, inteligente, lo tienes todo para encontrar a un hombre que te merezca.

Si soy encantadora, los espanto porque están demasiado a gusto. Si soy distante, se quejan de que no me entrego (¿Para qué, para cagarla?). Si lo tuviera todo para tener una relación emocional mínimamente real no llevaría cuatro años y medio conociendo mamarrachos inseguros ni me cruzaría con un cobarde tras otro.

No voy a desaparecer. No me asustas.

Éstos son los peores. Desaparecen sin falta y no tienen huevos nunca para decirlo. Motivos variados. He desistido ya de entender a los hombres. He desistido de querer a los hombres. Sólo quiero a mi hijo. El resto son basura. Me da igual que sea políticamente incorrecto. Me remito a la estadística.

Eres y tienes que ser fuerte.

Ser fuerte no me hace inmune al dolor. Y no sé qué se supone que es ser fuerte. ¿Que la vida te zapatee y no te mueras porque no es algo que puedas decidir tú? ¿Que tienes que apretar los dientes, sonreír y quitarle importancia al hecho de que todo va mal? Pues prefiero ser débil y que alguien me sujete de vez en cuando.

Eres muy negativa.

Me encantaría ver a muchos de los burgueses que me dicen esto, cuya única penalidad en la vida es que se aburren con su santa (pues que le echen huevos y la dejen) pasar por el infierno del paro una y otra vez, quedarse solos con dos niños de dos y tres años, buscar milagros debajo de las piedras, intentar y conseguir muchas veces seguir sonriendo cuando la vida se carcajea de ti, ver su cuenta en números rojos a primero de mes, ver llegar cada año la Navidad con la angustia de no saber cómo sacarás a tus hijos el mes siguiente, estar y sentirse solos, sin nadie que te haga una caricia al llegar a casa y te convenza de que, después de todo, hay un hombro dispuesto a permitirte descansar… de la vida y de ti misma.

Lo mejor está por llegar. Lo bueno de tocar fondo es que ya todo es para arriba, no puedes ir a peor.

Por supuesto que se puede ir a peor. Y lo mejor muchas veces no llega nunca. Yo llevo desde los cinco años esperando a que llegue.

No pierdas la esperanza.

¿Esperanza? ¿Qué es eso? ¿Se come?

Ya tienes a tus hijos, no necesitas nada más.

Necesito una vida para ellos y otra para mí. Soy su madre y una mujer. Quiero disfrutar de las cosas, no sólo padecerlas.

Eres muy valiente.

No quiero ser valiente. Quiero ser afortunada. No quiero ni necesito admiración. Necesito trabajo y amor. Debo estar loca por pretender tanto de esta vida de mierda.

Todo se va a arreglar y tú puedes con todo.

No, nada se arregla. Y no puedo con todo. Estoy agotada, quiero tirar la toalla y que me dejen en paz.

Se me quedan muchas en el tintero. Me duele el corazón, me duele el cuerpo, me siento profunda y añejamente triste. No quiero lástima, quiero sentirme como me dé la gana porque tengo claro que esto no mejora ni va a hacerlo.

Y esto es lo que hay, señores.

Nada.

(Tal vez sólo Carlos Goñi me entienda en este momento... No dejéis de escuchar con atención tan brillante letra)

17 comentarios:

Loverfriend dijo...

Hola, ninfa:

Pues yo también estoy enfadado. Una nueva metamorfosis y ni un solo mensaje. Ya podía hartarme a rondar tu castillo para trovadores...

Si no te gustan esas frases, puedes cambiarlas. Por ejemplo: "Tú no eres una luchadora y no saldrás adelante", etc. ¿Así te gustan más?

Todos somos capitanes... para elegir el rumbo de nuestro barco.

Besos desesperados.

Jota dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Félix dijo...

Me acojonan las mujeres que hablan así, pero es que son las que me gustan.

La pena es que verlo todo tan claro es decepcionante.

No voy a darte, pues, frases de consuelo. Tú sabes a quien hablarle y a quién escuchar.

Un beso.

(Siento lo de tu tío)

ninfasecreta dijo...

Veo que el único que ha entendido este post es Félix, lo cual no me sorprende en absoluto.

Lover, lo siento, pensé que te había avisado...

PARA TODOS AQUELLOS QUE GRATUITAMENTE SE QUIERAN VER REFLEJADOS EN MIS LÍNEAS:

Este post existía antes y después de hablar con algunos de vosotros. Cuando hago una alusión personal (que es rarísimo) la hago, como veis a mis seres cercanos, no a personas que no he visto en mi vida.

Que la gente se permita opinar alegremente sobre la situación de los demás y dar lecciones de vida y de moral no implica que el resto del mundo caigamos en el mismo error.

Así pues, cuando hablo de burgueses y demás, no hablo de nadie en concreto. Otra cosa es que alguno se sienta aludido, mal asunto y peor para él.

Yo digo y escribo en mi blog lo que me da la gana, que para eso es mi blog e, INSISTO, NADIE ES TAN IMPORTANTE como para que yo lo use para dar caña. Bastante tengo ya con lo mío como para preocuparme de las pajas mentales ajenas.

Un poco de madurez, que ya tengo bastantes preocupaciones como para integrar en mi vida las de los demás.

Anónimo dijo...

Tía ni media palabra más.
Bueno sí, tres más : -Eres la CaÑa!!
Te abrazo muy fuerte! (Que ya se lo que se siente, toma ya)

Besos,

Paqui (la de la terraza mirando al mar con 2 cervezas con limón ah! y las aceitunillas)

ninfasecreta dijo...

Qué alegría verte por estos lares, querida Paqui... Lástima no poder repetir esas cervezas al borde del mar... Ésas son las únicas cosas que hacen más llevadero este camino de espinas, que no de rosas como dicen algunos que pretendo tener.

Un besazo

ninfasecreta dijo...

Qué alegría verte por estos lares, querida Paqui... Lástima no poder repetir esas cervezas al borde del mar... Ésas son las únicas cosas que hacen más llevadero este camino de espinas, que no de rosas como dicen algunos que pretendo tener.

Un besazo

tu dijo...

pues a mi me gusta más leerte alegre, pero bueno para gustos hay colores.

besos

magic dijo...

Si pudiera o quisiera añadir algo a tan tremenda sinceridad, simplemente diria "estás viva" y sí , eres fuerte... tienes mi desierto para gritar cuanto te apetezca y necesites.

Un abrazo y todo mi cariño

magic dijo...

"Estás tan bonita esta noche, te sienta el pelo recogido tan bien.
Pídeme cualquier deseo, poco te puedo ofrecer.
Lloras, gritas, bajo la lluvia, como el ángel Lucifer.
Somos de nuevo herida abierta, mala tierra trágame."
Ismael Serrano, de su canción Amo tanto la vida...

He vuelto, para volver a oir tu grito, y regalarte mi hombro...

Besos

lectora anónima dijo...

Con permiso:
¡Menudos ovarios tienes, tía!
Escribes de pm.
Con permiso, una frase(en realidad todo lo escrito son frases):
El Capitan es el último que abandona el barco (una putada, pero así es).

Besos, sra. escritora.

PD:Encantada de que me enlaces, pero lo mío es leer más que escribir :)

Fran dijo...

Nada que objetar a tu blog, estoy de acuerdo otra vez, salvo en eso de: "tu lector más guapo"; vive Dios que mi caricatura no me hace justicia (es broma). Encantado de haberte servido de inspiración aunque no sea algo positivo, ultimamente no me inspiro ni a mi mismo. Joder que trágico me pongo. Perdona, es que me han plantado otra vez. Lo de "de bueno a tonto hay un paso" tambien es una frase hecha.

ninfasecreta dijo...

Gracias, Magic, es precioso tu sentimiento y tu generosidad... Gracias por tu hombro y tus palabras, no sabes cómo las agradezco.

Lectora anónima, no tengo ovarios (o sí), lo que tengo es una mala hostia... Y, claro, no puedo dejar mi barco es demasiado hermoso e inocente y tiene dos nombres propios... con una madre que apenas puede sostener sus huesos ya. Me honras con lo de señora escritora, no lo soy (aún) pero me ha encantado verlo.

A todas las chicas, me alegro que hayáis entendido tan bien mi mensaje, lo cual es inevitable: llevamos todas comiendo etiquetas desde niñas.

Fran, no te preocupes, nos plantan a todos periódicamente. Gracias por dejarme copiarte la idea.

Chipsoni@ dijo...

Pues si, todos somos capitanes, nacemos con esa resposabilidad, lo cual no implica que todos valgamos para ello o que al menos alguna vez tengamos ganas de delegar en algun suboficial.

A mi tambien me cabrean prácticamente todas las frases que has expuesto y muchas más, aunque mi visión actual no sea tan negativa por mis circunstancias personales.

Mmmm, se me está ocurriendo una idea, te escribo un email.

Anónimo dijo...

Impresionante, se puede decir más alto, pero no más claro. Que mal repartido está el mundo, tanto potencial desaprovechado. ¿Por qué no buscas algún trabajo de guionista? Seguro que tienes el éxito garantizado.
Besos

ninfasecreta dijo...

Vivir de las letras es algo tan utópico como romántico... Muchas gracias, anónimo. No tengo ni la menor idea de dónde sacar un enchufe para uqe alguien se digne publicar lo que escribo.

Tú, yo tb me prefiero cuando estoy contenta.

Besoss

Y sin embargo dijo...

Como te entiendo, Ninfa. Yo también estoy cansada de que me digan lo valiente y fuerte(no me quedan mas cojones), lo riquiña, lo válida o lo inteligente que soy. Nunca he soportado los consejos (y menos los gratuitos). No me gustan las palabras de consuelo y menos aún que me digan lo que ya sé. La gente se piensa que te hacen un favor, el problema es que no PIENSAN. Una está gorda, no ciega!!!
He discutido y sido borde (maleducada incluso) por ese motivo y la única conclusión a la que he llegado es decir a todo el mundo que sí y luego hacer lo que me da la gana.

Biquiños, capitana!