miércoles, noviembre 05, 2008

Como en casa

Hoy es uno de esos días en que lo que procede hablar de Obama, de la economía mundial, de la crisis, del paro, de mis opiniones sobre la política de apoyo a los hipotecados (¿Qué pasa con los que no tenemos ni para una hipoteca? ¿No tenemos derecho a la vida?) etc, etc, etc. De cientos de temas que tengo en cartera y me interesan pero… hace frío y el cielo está gris.

Cuando hace frío y el cielo es gris me vuelvo gatuna. ¿He dicho ya que quiero reencarnarme en gatita persa de casa de pro? Seguramente sí pero, por si alguien no conoce mis argumentos, los repito. Me gustaría renacer como gata persa (podría ser gato pero no quiero renunciar a mi feminidad) blanca _quiero ser blanca de ojos verdes enormes_ . Ahora mismo estaría en la misma posición en la que me encuentro pero más feliz. Ocuparía el mejor lugar del sofá, con mi mantita repija sólo para mí, y lo llenaría todo de pelos blancos y largos (en lugar de negros, como ahora) que mi amito atusaría y cepillaría encantado.

Es más, mi amo no se sentirá amenazado y se alegrará de que exista sólo porque existo. Una gata que se precie es apática y vanidosa pero a mi amo no le importará, él me encuentra encantadora, suave y una permanente invitación a las caricias.

Dentro de mi mantita, ronronearía de satisfacción mientras me dejo acariciar indolente. Al fin y al cabo, soy un hermoso felino de mirada de cristal: por definición he nacido para ser admirada, amada y cuidada. No tengo más misión en la vida que la estirarme y adaptar mi cuerpo al cuerpo contra el que me rozo con suavidad, alargar mis patas y contonearme para que mi amo no pueda quitarme las manos de encima.

Cuando me reencarne en hermosa gata blanca de pelo largo, me apoyaré sobre el pecho de mi amo, pasaré mi pelo suave sobre su cuerpo y él me recibirá encantado. No me temerá, no me echará de su lado. Y yo no tendré miedo de ser rechazada ni sentiré necesidad alguna de salir de casa.

Porque mi casa estará entre sus brazos.


13 comentarios:

tu dijo...

pues mari, yo tengo una gata que es una jodía interesada y precisamente tiene mezcla de persa, creo que deberías elegir otra raza para reencarnarte :P

ninfasecreta dijo...

Precisamente, querida, precisamente... qué bien viven las jodías...

Crika dijo...

yo me pido perra, para la próxima por aquello de disfrutar como una de ellas...jajaja, qué bruta estoy hoy!! y no encuentro nadie que me relaje ....jijiji
Linda gatita...rrrrrrrrrooooooonrroeneas tan dulcemente que ningún hombre se te podría resistir...todos desearían ser tu amo!! ;)
un beso perruno

ninfasecreta dijo...

Corazón, no tienes que esperar a otra vida para disfrutar como una perra, perraza... Ya lo sabes.

Ahora estás fuera de las leyes de los hombres.

Jejeee, ojalá no se me resista el adecuado... si es que llega o existe.

Un beso gatuno con lengua rasposa XD!

lectora anónima dijo...

Pinta bien esta reencarnación, pero a mi se me escapa algo sí, lo de la comida, ¡vaya que no me gusta el pescado! aunque si te reencarnaras… te reencarnarías con todo el equipo ¿no? ¿O igual el amo cambiaría el menú? A la gata que no le falte ni un capricho.
Nada suerte y que se cumpla todo todo ;-)

Besos.

ninfasecreta dijo...

Querida lectora anónima: es que eso de darles pescado es una falacia. Los gatos son felinos, por tanto, carnívoros (has visto algún guepardo, tigre, etc. comiendo pescaíto xD?).

Pero yo tomaría patés y pienso antibolas y todas las pijadas que hay para gatos de pro. Y no, pescado, no. CANNNEEEE (si puede ser de hombre, mejóo)

Félix dijo...

Qué razón tienes, querida ninfa, y no sólo por querer vivir bien, sino porque es cierto que muchos amos nos sentimos amenazados a veces y eso nos hace comportarnos como animales... en el mal sentido.

Un beso gris, que a mí los días grises me encantan, me vuelvo casero y gatuno. Sueño con días grises o mejor lluviosos detrás del cristal, con un café y un buen libro, en silencio...

Jota dijo...

Ojos de gata, de Los Secretos..esa te va que ni pintada. ¿Se nota que me gusta este grupo?....Besos.

ninfasecreta dijo...

Pues sí, Félix, cuanto más atraídos más animales...

A mí los días grises y lluviosos me gustan para pasarlos en la cama "que es donde mejor se está cuando llueve", como dice Manolo García... Pero en compañía, soy una gata que necesita calor y mimos...
Sola no me gustan. Llueve demasiado en Galicia.

Jota, cómo podrían no gustarnos Los Secretos?? Mis ojos son oscuros en realidad pero, dicen, sí tienen algo de felinos... cuando yo quiero.

Besos a los dos

el centollo mecánico dijo...

Yo puestos a reencarnarnos, pues posiblemente elegiria hacerlo en un escorpion, se iba a enterar mas de un@...ademas es mi horoscopo y son bichejos interesantisimos...un saludo desde el Sur del Sur...

Clovis dijo...

Hay matrimonios que replican ya ese comportamiento, oiga.

Mucho mejor y más sexy hablar de su metempsicosis animal que de lo de Obama.

Fran dijo...

Yo tuve dos gatos, el uno me lo dieron ya malcriado, era un plasta cabrón que quería que estuviera todo el tiempo pendiente de él, estaba medio majara, el otro lo recogí de la calle y era un encanto de gato. Independiente pero cariñoso, marcando su terreno y respetando el mio y agradecido cuando lo acariciaba. Vamos que sí, que igual tienen algo de mujer los gatos

ninfasecreta dijo...

Eso, esooo, Fran!! Has pillado el "conceto" (léase con acento de mi querida tierra galega)