jueves, noviembre 27, 2008

Sin nada bueno que contar

En estos momentos en que me encuentro en racha (por racha entiéndase riada de bofetadas a doble mejilla procedentes de todos los ámbitos habidos y por haber) acostumbro a dejar de escribir. Por varios motivos: el primero, que no me gusta dar la imagen de una mujer triste porque no lo soy, aún cuando en muchas ocasiones, esta maravillosa existencia me haga sentir así. El segundo, que convertir el blog en una narración de los desastres de una ninfa caída en desgracia me parece un horror.

Así pues, a pesar de que _y aunque parezca increíble_ siguen pasando cosas malas (muy malas) cada día, intentaré no hablar de ellas. Es un tema cansino y cansado. Lo malo es que, como comentó un día una lectora, yo soy mi propia musa, la ficción me atrae poco, aunque maquille algunas cosas.

¿Y qué os podría decir? Debería tomar una decisión muy difícil en un tiempo récord: me quedo o me voy de Madrid. Ya lo he repetido antes, no me quiero ir pero las cosas son cada vez más difíciles. Necesito un buen motivo para volver a Galicia o para quedarme en Madrid. Y no sé qué hacer. Es lo malo de tener que decidirlo todo solo. Soy la única responsable de todas mis decisiones pero afectan a mis niños y a mí, por supuesto.

En cualquier caso, volver no me parece una buena solución pero pedir en la Puerta del Sol, con esta ola polar, tampoco. Es curioso, hace un año por estas fechas, alguien hubiera dado cualquier cosa porque yo estuviese en Galicia y yo no podía, ni quería, ni debía pensar en irme. Ahora podría ser un motivo pero el momento ha pasado.

Aquí encuentro múltiples motivos para quedarnos. Nos encanta Madrid, estamos a gusto, tengo mi casa montada y, aunque echo de menos a mis amigos, aquí también tengo mi ambiente. En el fondo, sólo espero un milagro laboral de tres al cuarto para seguir tirando pero no aparece. De milagros emocionales ya ni hablo. Me toca una temporada de soledad. No tengo ganas de jugar al gato y al ratón y mis intereses están claros. No cierro la puerta, claro, nunca la cierro del todo pero quien me gustaría que llamase dudo que vaya a hacerlo y de saltos de cama estoy más que harta.

En realidad, no he venido a contar nada y a contarlo todo. Necesitaba y necesito escribir y, aunque no me faltan temas, me falta chispa. Llegados a este punto es cuando me planteo dejar el blog y no estropearlo escribiendo naderías pero… ya es parte de mí.

Lo que me fastidia es que podría hacer ácidas críticas de ZP, de la nueva churri de Felipe González, que se separa ahora de viejo para ir con la clásica pija rubia madrileña (las hacen en serie, yo no sé qué les ven), que Sin tetas no hay Paraíso se está acabando y con ella, la única serie que sé a qué hora ponen en la tele y consigue engancharme y olvidarme un rato de las cosas de todos los días. Por no hablar de dejar de ver al Duque (¡Válgame Dios…!) en tiempos de sequía sexual y emocional.

Lo bueno de que las cosas feas es que llegas a este estado en el que ahora me encuentro: catatónica. Mi desastre de ayer ni siquiera me hizo pestañear mucho, no he llorado ni nada. Me he secado. Ya que mi vida es bastante vegetal, si encima no me riegan y me tiran tierra encima pues… no llega el agua y no tienes nada que soltar.

Quiero ir a casa en el puente a que me comprendan un poco, a sentirme arropada y a que me ayuden a tomar decisiones porque entre todos, las cosas parecen un poco menos duras. Me hubiera gustado llevarme invitado/a para presumir de país y relajarme un poco pero no será así.

De todos modos, no sé ni cómo me atrevo a hacer planes a una semana vista. En una semana me puede pasar de todo y no precisamente bueno.

Pues sí, parezco un tía triste.

Será que lo estoy


(No encontré una canción adecuada pero acepto sugerencias...)

13 comentarios:

María dijo...

Como dices al final, estás triste, pero "estar" implica transitoriedad. Las cosas siempre pueden ir a peor (tú lo sabes bien), pero a mejor también pueden ir, quién sabe... (como dicen los ingleses, junous?).
Coge energía en el puente con los tuyos y que esa energía te ayude a tomar la mejor decisión.
Besos, guapísima.

Fran dijo...

¿Qué te parece "el viento a favor" de Bunbury? Seguro que no te gusta, no acierto una contigo. Yo te dedicaría "Que tinguem sort" pero ya me dijiste que no te gustan los cantautores. Por cierto, al final no voy al concierto de Pedro Guerra (esto no viene a cuento, ya sé). Seguro que te viene bien ese viaje. Nadie mejor te va a ayudar y apoyar. Un beso

SEX0 dijo...

Pues yo paso por el mismo estado, creo que es la consecuencia de la rutina, la inactividad (en un sentido muy amplio del termino), que se unen a las preocupaciones existenciales que al fin y al cabo todos llevamos a cuesta.

Llamemosle: aburrimiento.


José
Isla de Margarita

Pepe dijo...

Pues mucha suerte, decidas lo que decidas. No sé qué más decir en estas ocasiones, y creo que es de pedantes el dar consejos así como así.
Sólo puedo contar experiencias propias, de las que siempre se aprende, y ya sabes que yo me tuve que retirar de la batalla porque tenía todos los elementos en contra. Estoy de regreso en mi hogar, donde lo mejor con diferencia es el reencuentro con los seres queridos.
Un beso, y te digo lo mismo que me dijiste a mí, que aquí estoy para lo que necesites.

Crika dijo...

y a mí :*

Crika dijo...

aquí me tienes también

ninfasecreta dijo...

Sí, María bonita, espero que sea sólo estar... porque es una lástima pasarse la vida con los hombros caídos y yo no soy así.

Gracias por estar siempre ahí.

Sexo o Jose, yo no tengo tiempo de aburrirme, me temo...

Pepe, gracias y suerte en tu nueva andadura.

Criki, lo sé, lo sé, lo sé. Gracias, gracias, gracias. Eres uno de los alicientes para quedarme. Sólo falta cambiar el turno de los niños xD!

magic dijo...

Ufff ¡¡ hay miles de canciones que me animan, epro se trata de que te animen a ti... qué te parece?
http://es.youtube.com/watch?v=cvAjxUvbdoU

Es Conchita y su "Puede ser" , espero que te ayude , aunque sea un poquito, te mando un abrazo muy fuerte y si quieres gritar, ya sabes ...

Un besote

tu dijo...

muchos ánimos, guapa, un besazo muy fuerte

yo es que de canciones no ando muy inspirá...

lectora anónima dijo...

¡Corazón valiente!

La esperanza es,
un faro iluminando al mundo,
un libro esperando ser leído,
un trino de pájaro eterno,
un vivir sonriendo,
un vivir soñando...

MUCHA SUERTE, BESOS.

Un apunte: La churri, del expresi, no se si será pija en serie, pero lo que si sé, es que no es madrileña, eso se nace, no se hace, es de la tierra del Bolo (Toledo) para más señas.

SEX0 dijo...

Bueno le di la interpretación errada a lo que escribiste. Sorry

Un Alumno Diferente dijo...

Excelente Blog, lastima que no pueda seguirte.

Salu2.

Mi MADRE es mi PATRIA y mi NOVIA es mi BANDERA.

ninfasecreta dijo...

Gracias.. Y por qué no puedes seguirme??

(Si no eres militar... por qué ese mensaje tan... recio?)