sábado, noviembre 22, 2008

No se ama a las Ninfas

Cómo me disgusta la confusión, el no saber, el andar perdida. Yo, que siempre intento tener y dejar claro lo que quiero y siento, no tengo la menor idea de qué sentimientos provoco en ti.

Y no me duele tanto saber que no me quieres cerca de ti como no saberlo. Y no me duele tanto saber que podrías sentirme como saber que no quieres hacerlo. Y no duele tanto desearte como saber que ya no me deseas o, peor aún, que sí lo haces y, aún así, me apartas de tu lado.

Cómo lamento no tener armas de mujer para evitar que huyas cuando estás tan cerca. Cómo lamento no ser capaz de buscarte, de dejar caer unas adecuadas lágrimas, de recordarte cuán en casa te sientes en mis brazos para lograr que, por una vez, te dejes llevar adonde la sinrazón te quiere conducir: a mí.

Cómo lamento descubrir que te hago y me haces feliz y, por eso mismo, no te sirvo.
Cómo lamento que no esconder mi sonrisa, mi pasión, mi deseo, mi alegría de verte no te acerque a mí sino que te aleje.

Cómo me duele recordarte, pensar en todas esas pequeñas cosas que hicimos juntos y disfrutamos hasta de lo más nímio. Recordar cómo te estremecías en mis brazos, cómo te volvía loco mi mirada, cómo nos reíamos libres, cómo chapoteábamos en el agua, cómo nos acariciábamos hasta la extenuación y nunca teníamos bastante. Cómo hacíamos el amor de forma loca, en cualquier lugar, sin poder ni querer evitarlo. Cómo estaba dispuesta a que me tomases como quisieses porque el simple hecho de darte placer era mi placer. Cómo me sentía viva sólo con rozarte.

Y lamento que, segura de que nos hacíamos sentir únicos y mágicos, que podríamos ser cómplices como casi nadie puede, te acobardes. Que no me hables más que cuando tú quieres. Que me hagas sentir pequeña y desechada precisamente tú, el único al que quise hacer sentir como a un verdadero rey.

Hoy, plego velas, una vez más. Apago las luces de la magia, haco caer el telón de tan hermoso capítulo, recojo mis sueños, el cuerpo que ya no deseas y me encierro en la cueva del olvido.

Vuelve el silencio, la soledad, la desilusión, la incredulidad. Vuelve la vulgaridad, los días todos iguales y las noches desperdiciadas. Vuelve la tristeza de tener un corazón lleno que no puede ni debe mostrarse.

Quién tuviese armas de mujer, yo no las tengo. No sé perseguirte, no sé capturarte, no quiero que vengas a mí de otro modo que no sea en plena libertad.

Sólo soy una Ninfa y tengo armas de ninfa. Nuestras alas seducen, impresionan, atraen, pero los hombres no quieren pequeñas hadas en su vida. Quieren mujeres corrientes que les hagan sentirse seguros.

No se ama a las Ninfas, son seres de ficción.

Será por eso que te has ido antes de descubrirme.


26 comentarios:

Loverfriend dijo...

Hola:

Estoy sorprendido. Y, para ser sincero, siento envidia de él. Creo que tienes razón: no se ama a las ninfas. Pero tú eres una mujer, quizá demasiado.

Enhorabuena por la forma y el valor.

Anikí Bobó dijo...

¡Vaya por dios, ninfa! ¿Qué les pasa a los hombres que no te ven? Si yo fuese hombre y tuviese a una mujer como tú a mi vera.... tan sincera, tan humana, tan unida a la vida....¡subiría a los cielos agitando los dedos de los pies! Pero como soy mujer y llevo meses delectándome con el regalo de tus palabras, me alzas hasta el cielo sólo agitando las pestañas! Un fortísimo abrazo de pasmo ante los hombres que no son capaces de verte.

ninfasecreta dijo...

Querido loverfriend, quizá sí, quizá sea demasiao mujer para ser amada en tiempos dificiles...

Anikí, gracias por tu comentario. Lástima que los hombres temen despegar los pies de la tierra. Gracias por seguirme y bienvenida.
Un beso para los dos

lectora anónima dijo...

¡¡¡IMPRESIONANTE!!!

Besos, sra. escritora.

ninfasecreta dijo...

Impresionante Malú, no yo.

Fran dijo...

Me gusta el texto hasta que he llegado hasta aqui:"Lástima que los hombres temen despegar los pies de la tierra". ALGUNOS hombres (corrigo)y añado: lástima que algunas mujeres al amarlas y hacerlas sentir como reinas te hagan sentir como bufón y prefieran al armario sin cerebro ni sentimientos de turno

ninfasecreta dijo...

Fran, querido, cada uno habla de la feria como le va en ella...

Además, no podemos juzgar a los que no pueden sentirse atraídos por nosotros como nosotros por ellos. También nosotros hemos partido algún corazón...

Fran dijo...

No me he explicado bien, lo siento, pero no generaliceis al hablar de los hombres

ninfasecreta dijo...

Jajajaja! Pero aún no te has dado cuenta de que generalizo siempre hablando de los hombres en mi blog??

No es nada personal pero sí muy general ;)

tu dijo...

que chuli, me ha gustado mucho! haces bien en generalizar, así cuando aparezca la singularidad será más deslumbrante.

magic dijo...

Chica escribes tan bien... que ´cualquier cosa que diga sonará a manido tópico, hombres y mujeres...en fin¡¡¡

Si espero que alguien valore lo mucho y lo bueno que tienes para dar y regalar.

Un abrazo,

ninfasecreta dijo...

Tú, tú sí que sabes...

Magic, el hecho de que estés y me comentes ya suena a gloria.

Y he desistido de que me descubran... qué le vamos a hacer.

Un besazo

Crika dijo...

Estás más que descubierta, Ninfa, tú te conoces, sabes lo que vales, lo auténtica y real que eres. Nosotros también lo sabemos. El también lo sabe, pero ¿quién puede luchar contra la cobardía ajena?.
NO es tu falta de armas
NO es que tengas que perseguirle
NO es que tengas que capturarle
ES QUE el miedo a perder el control, a poder ser herido es superior a lo que se gana en esa entrega total que te deja el corazón al descubierto...¡y el culo al aire!
SOLO se tiene a alguien en libertad y sólo merece la pena tenerlo si eres tú misma...todo lo demás son medias tintas y engaños que no sirven más que para los vulgares.
Un beso de dolor compartido

María dijo...

Se me queda un sabor amargo en la garganta cuando te leo tan triste.
Ojalá él fuese valiente. Tú saldrías ganando, pero él más.
Muchos besos.

Anónimo dijo...

hola guapa
totalmente de acuedo contigo, habla en general de los hombres porque el día que tengas que particularizar.........jejeje
bsss

ch dijo...

Una vez más, querida ninfa, hago mias tus palabras, hoy más que nunca....

Patri dijo...

Es precioso cariño, lleno de tristeza, pero divino. Está lleno de delicadeza, y solo espero que sigas sonriendo a pesar de todo...

Besotes cariño

ninfasecreta dijo...

Ésta ha sido y sigue siendo una quincena de muchos golpes.Sonrío poco, querida Patri, pero volveré a hacerlo.

Eso espero.

Un besazo, guapa

Juan. dijo...

Redescubrimiento de un Guadiana norteño, a veces esas pequeñas hadas hacen magia y de tú cotidiana desdicha nacen palabras que a otros acunan.

Te eché de menos pero ya estás. Con las velas rolando al viento invierno. Pero ya estás. Lo demás accidentes de biografía agitada.

Félix dijo...

No me gusta verte triste. Cada vez que regreso a tu blog te encuentro así.

¿Soledad? Vale. ¿Incredulidad? Hay tantas cosas que me dejan con la boca abierta... ? Desilusión no, por favor. Ya verás como merece la pena seguir adelante.

Las ninfas no existen, por supuesto. Son seres de ficción. O, como un amigo mío dice: "Esas tías no existen. Son un invento de Hollywood..." Las Ninfas como tú, lo mismo.

ninfasecreta dijo...

Querido escritor:

Nadie más que yo siente proyectar tristeza. YO, que he sido vida hasta en las más oscuras adversidades. Pero ya no.

No sé si vale la pena, a mí no me vale. Acabo de recibir otro golpe más, del que no he hablado, y mi situación es ya crítica.

Por eso no escribiré unos días, porque no me gusta quejarme y quejarme pero no tengo nada que celebrar. Sí estoy triste, objetiva y merecidamente triste. Y la esperanza se me antoja una palabra ajena.

En fin, hay quien dice que escribo mejor triste. Ahora, que todo va mal, debo estar escribiendo como nunca.

Gracias por tu cariño.

Un beso

Crika dijo...

No soporto verte así....ninfa, levanta, por favor....ya se que es duro pero tú eres vida, como bien dices y encontrarás la manera, ¡seguro!
Apóyate en mi hombro, cógete de mi mano, camina sobre mis pies, pero te dejes ir, no merece la pena abandonarse a la melancolía ni darse por rendida, aunque motivos tengas de sobra.
Biquiños :*

ninfasecreta dijo...

Criki, necesito un motivo, uno solo para levantarme. Pero no lo tengo, estoy acabada.

Crika dijo...

1) porque eres una MADRE estupenda
2) porque eres una MUJER estupenda
3) porque eres una PERSONA estupenda
4) porque es mejor estar arriba que abajo
5) porque la vida te depara sorpresas de 180º en la próxima esquina y algunas son BUENAS
6) porque es mejor luchar que rendirse
7) porque yo CREO EN TI y en tu pluma
........
........
¿sigo?

ninfasecreta dijo...

Respondo, tarde, pero respondo. Gracias Criki. A mi modo, sigo en pie. Aunque sólo sea por terquedad...


Muchas gracias otra vez

manuel dijo...

se me ha encogido el corazon al leerte.
Alguien que escribe asi sus sentimientos tiene que ser una gran mujer.

Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.
Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.
Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días los mismos
trayectos,
quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el color de su
vestimenta
o bien no conversa con quien no
conoce.
Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino
de emociones,
justamente estas que regresan el brillo
a los ojos y restauran los corazones
destrozados.
Muere lentamente
quien no gira el volante cuando esta infeliz
con su trabajo, o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir
detrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos...
¡Vive hoy!
¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡NO TE IMPIDAS SER FELIZ!
--------------------------
Texto de Pablo Neruda.