viernes, diciembre 22, 2006

Sólo para vuestros ojos

Ahora sí. Llegó la Navidad. La lotería le tocó a los de siempre (o sea, a los demás) y es el momento de las felicitaciones. Los sms son un gran invento porque yo nunca enviaba los christmas. Los escribía con todo cariño, los metía en el sobre y, como no había sello, se quedaban conmigo para siempre.

De hecho, no sé muy bien por qué nos felicitamos pero lo hacemos. Y a mí me gusta el rollo cursi de la tele. Paz y amor. Vaale, es un cuento pero, para variar, que la gente esté positiva y solidaria se agradece.

Este año no les tengo tanto miedo como otros. Nochebuena es bonita porque no la paso con mi familia sangrante, Navidad no me pillan este año ni borracha y Fin de Año... Dios proveerá. Tengo más ganas de fiesta que otros años, estoy algo más positiva. Supongo que se llama esperanza aunque también me da repelús contar con ella. Pero es inevitable. Sin eso no hay quien siga adelante.

Vamos, que yo a lo que me iba era al tema de las felicitaciones. Cuando empecé este blog, lo hice más por presión externa que otra cosa. Me había convertido en una resistente antiletras. Si trabajar en el periodismo y no servir para nada más que para escribir era la causa de todos mis males, renegaba. Y renegué. Dos largos años.

Mi compañero de piso creó el blog y ni siquiera escribí nada. Le dije que pegara un texto-pataleta del año anterior y olvidé este espacio. Conocí Orkut. Un foro en el que hay de todo pero en el que, al final, como dice JM, se ha creado una pandilla. No nos caemos todos bien pero ahí está la salsa del tema.

Algunos amigos me apretaron para que escribiese. Los que me conocían de antes y los que querían saber qué podía contar. Y empecé. No esperaba nada del blog. Sólo perder la fobia a las letras, mis únicas amigas desde la infancia, recuperar algo de autoestima y, sobre todo, retomar el hábito. Ni soñaba con la respuesta de todos vosotros.

Yo creía que, con lo extensa que es la red, que alguien diese con mi blog sería un milagro y que fidelizase, mucho más aún. Sólo escribía como terapia personal para ver que aún podía, que aún valía. Poquito a poco fuisteis llegando. Todos. Unos del foro, otros amigos, otros amigos de amigos, por casualidad, por destino. Y estáis aquí.

Gracias a vuestra fidelidad, yo he vuelto a sentir que escribir es un don y no una maldición. Que puedo ser tierna, borde, divertida, tristona y se me seguirá reconociendo. Que me puedo mostrar tal cual soy y gustar no sólo a pesar sino gracias a ello.

Quiero hoy devolver la felicidad recibida a través de todos vuestros comentarios. Cada vez que un texto os parece bueno, un ladrillito en mi muro de autodefensa se cae. Cada vez que llego a transmitir algo de lo que sangra mi corazón, crezco por dentro. Me dais un calor que ni siquiera podéis imaginar. Me permitís desnudar el alma sin pudor, con naturalidad y cada comentario, cada visita de los que callan pero sé que están, me hace sentir que no estoy sola, que nunca lo estaré.

Al final no era una maldición. Era ni más ni menos que el destino. El año ha sido largo y variado. He llorado, he reído, he sentido, he vivido, me he sentido llena, vacía. Confieso que he vivido. Pero, quizás por mi condición de escritora frustrada, el blog me ha devuelto gran parte de la autoestima que la vida me robó. Tengo algo que ofrecer y me lo agradecéis todos los días.

Gracias, Belén, por fustigarme para que escribiese. Gracias, Luis, por todo. Gracias, JM, por haberme descubierto y no dejarte llevar por los prejuicios. Gracias, Patri, por ese amor que no sé de dónde te rebosa. Gracias, Sonia, por existir. Gracias, Sol, por ser la visión crítica y siempre lúcida. Gracias, Raúl Alberto, mi galán caballero. Gracias, Alfonso, por poner un poquito de pimienta en mi vida y en mi blog. Gracias, Carmen, querida argentina que me lees allende los mares. Gracias, David, estrella fugaz por ilusionarme con la banderita de USA cada vez que curioseas por aquí. Gracias, capitán, que sé que andas por ahí.

Gracias, Concha, por entrar en mi vida, por ser mi prima y por todo lo que hemos compartido y espero que sigamos compartiendo.

Gracias, Hugo y Noa, por vuestra salud, vuestra belleza interior y exterior. Por ser mi fuerza y los que sacáis lo mejor de mí.

Gracias a todos los anónimos y a los que me dejo. Si tecleo ya es sólo por vosotros así que no me falléis.

Para todos deseo una Feliz Navidad, Feliz Año Nuevo, Feliz Vida y que no nos perdamos de vista demasiado pronto.

Gracias

12 comentarios:

Patri dijo...

Me has emocionado, se me han saltado las lágrimas. No esperaba ni por asomo aparecer en esa lista, y menos con lo que dices. Me abrumas con tantos halagos... ¡¡me los voy a terminar creyendo!! o_-

Todo lo que escribes te sale siempre del corazón, eso se nota, así que aquí me tendrás como siempre esperando tu nuevo post.

Mi deseo es que estas fiestas y el próximo año estén llenas de felicidad para ti, pero mucha mucha, que te la mereces.

Besotes y un abrazo muy fuerte.

Luissi dijo...

Empezaste en internet como barco a la deriva y ahora mírate, ya eres un pequeño puerto (pequeño pero muy molón).
Fuiste una especie de sin techo en el ciberespacio y ahora ya haces de hospitalaria casa

De agua de borrajas a un buen caldo.

Desde el naufragio sobrevives.
Tienes dos faros preciosos, que son dos chalecos salvavidas, dos bastones, dos razones para levantar la cabeza. Y al levantarla cada vez eres más puerto, mas casa, mas vino. Más mujer, mas humana, más artista, más artesana, más tu.

De momento aun te toca ser todo a la vez contrastes forzados, Como una canción de Sabina, pero vital que no canalla, ácida que no negra, libre que no libertina

Y luego, luego llegara tu momento. Al tiempo. Ya con la cabeza a medio levantar mira todo lo que has andado. Desde el naufragio

Gracias, a ti.

ninfa secreta dijo...

Me has dejado sin palabras. Así que no estropearé las tuyas diciendo nada más.

Te he dicho ya que te quiero, friky mío??

Treinta y tantos dijo...

Últimamente tus post son más positivos, espero de verdad que sea el reflejo de que poco a poco las cosas van a ir a mejor para ti.

Me gusta desear felicidad a los demás, sea o no Navidad, pero ya que en estas fechas se presta: espero que el 2007 te traiga todo eso que te falta y que deseas; y que llegue para quedarse.

Un beso!!

ninfa secreta dijo...

Muchas gracias, guapa. Positiva, si, pero con cautela, no quiero vender la piel del oso antes de cazarlo.

Disculpa que no te citase, me era imposible recordar a todos y cada uno pero según vais llegando, os felicitaré de nuevo.

Todo lo mejor para ti también. Un beso

Raul Alberto dijo...

Hola Ninfa, he leído esta, como tantas otras de tus entradas, algunas las comento otras, me las guardo solo para mi, me felicito enormemente por descubrirte un poquito y concuerdo contigo en que no hay medias tintas al conocerte al menos un poco, o se te ama o se te odia, desde luego que me coloco en el apartado de los primeros. Quedo sin palabras al tratar de decirte que… me conmueves profundamente y es bueno que sepas que a momento de deconstruir en algo tu muro, yo también voy haciendo otro poquito, aprendemos y avanzamos, que hermoso verdad?

Gracias por eso y gracias por todo.

ninfa secreta dijo...

Sí que es hermoso. Otra vez gracias.

tu dijo...

Gracias guapa! que el año nuevo te traiga muchas alegrías, y yo que las comparta contigo.

feliz vida!

Shutt dijo...

Escribir no es lo mió, así que solo "GRACIAS POR SER COMO ERES" y por seguir escribiendo para seguir disfrutando de tus palabras.

AHHH otra cosa, Feliz Navidad y que el 2007 te de todo lo que deseas, sueñas y anhelas por que ya te lo has ganado.

ninfa secreta dijo...

Insisto, gracias a vosotros.

Querido Shutt, no sé si me lo he ganado pero, al menos, creo que he luchado.

A ver si éste es nuestro año, tú que pasas mi misma travesía del desierto.

Tú querida, contigo espero verlo todo.

Un beso a todos

Anónimo dijo...

Hace tiempo que por casualidad, curioseando por pasar el rato, me encontre leyendo algunas de las cosas que escribes. A dia de hoy de hoy, cuando tengo tiempo y necesito un lugar donde "refugiarme", acudo aqui. Me encanta leerte, en ocasiones porque me siento comprendida, reflejada en tus lineas, y otras veces porque la humanidad con la que cuentas las cosas me impresiona. Nunca me habia atrevido a comentar nada, me limitaba a pasar por aqui intentando no hacer ruido para no molestar, pero esta vez he decidio interrumpirte un poco para darte las gracias por todo y para desearte no solo feliz navidad y prospero año, sino tambien mucha alegria y muchos sueños cumplidos para ti y para los tuyos.

Patricia, Ponferrada

ninfa secreta dijo...

Una de las cosas más bonitas que me han dicho con respecto a este espacio la acabas de decir tú.

Es maravilloso que mi casa sea tu refugio, como es el mío, que te reflejes y que hayas sido tan amable de acercarte para darme las gracias por algo que he de agradecer sólo yo. Nada es más maravillos para quien escribe que comunicar y las personas como tù me lo hacéis llegar muy hondo.

No molestas por comentar. No tienes que hacer ruido pero, desde luego, saber de vosotros siempre me llena mucho.

Muchas gracias por tus buenos deseos. Todo eso y más te deseo a ti.

Un besazo