domingo, diciembre 31, 2006

Reconocimientos al final del calendario

Sé que hoy no me leerá nadie. Pero quizás, mañana, resacosos y felizmente cansados acudáis a nuestra cita. No pensaba escribir pero es lo que tiene este hábito: engancha. Y, como tengo algunas cosas que contar y que reflexionar pues aquí estamos, dando un poco la charlita.

Fue un día curioso el de ayer, día 30. Ya os habréis fijado que este blog está un poco loco (es el mío, normal) y va un día por delante. Mi ex marido me llamó y me preguntó que tal estaba. Contesté: bien ¿y tú? Cosas de ser educado porque ahora está en plan bien y hay que fomentarlo, es un problema menos. Siguió y se explicó: "No es un formalismo... De nuevo, ¿como estás?". Ya un poco perdida le digo que tirando y tal. Me dice que si sé por qué me pregunta cómo estoy. Perdida del todo. Así que no se me ocurrió más que decirle _sin sorna, lo juro_ "¿Porque tú estás de puta madre y es Navidad?" Ahora mismo me río yo sola, hay que ver qué atontada soy cuando me pongo. Responde: "No. Hemos estado hablando de ti (no quise saber quiénes...) y la verdad es que la vida te lo ha puesto todo tan difícil siempre...". Aquí yo ya estaba con cara de boba integral. Sigue: "Te mereces que la vida te regale muchas cosas, ha sido y es muy dura contigo. Por eso te pregunto cómo estás".

Este reconocimiento por parte de él es, cuando menos, sorprendente. Después de más de dos años ejerciendo de víctima, de pronto, redescubre las dificultades de mi existencia. Ha vivido muchas cosas difíciles a mi lado _con un apoyo incondicional, siempre, es de justicia decirlo_ pero nunca imaginé que AHORA pudiese apreciar que todo fue y sigue siendo muy complicado en mi entorno.

Cuando le entregué los niños me abrazó con fuerza y me deseó que el 2007 me trajese, por fin, todo lo que me merezco. Una frase hecha pero me pareció sentida. Igual que el abrazo. No sé si me gusta que mi ex marido y su novia me tengan lástima. Yo no soy una persona que dé lástima. Creo. Es bueno que me vea con mejores ojos pero... ¿Qué significa esto? Que piensan... "qué bien nos va y esta pobre... con todo lo que lleva y, ahí sigue, sin levantar cabeza". ¡Ufff! Me dan escalofríos sólo de pensarlo.

Prefiero creer que realmente hace recuento, está despertando y empieza a ser objetivo con nuestro pasado. Será lo mejor para todos.

En estos días he recibido cartas y llamadas de más de un ex (no-novio, aventuras y todo eso) que quieren volver a verme. Estoy que alucino. Digo yo que será que están haciendo balance de final de año y salgo en el calendario porque no se explica...

Siempre es agradable que vuelvan. Aunque en muchos casos sea tarde. La pena es que alguno deje pasar su oportunidad ahora y me llame dentro de seis meses aguardando que yo sea la misma. Nunca es así. Yo siempre continúo caminando.

Hoy borraré de mi agenda a alguien que me gusta. Porque, como todos los tipos que he conocido, no sabe lo que quiere, o sí, pero está claro que lo que quiere no es lo mismo que yo. Le borraré de mi agenda y mi memoria. Si me llama dentro de unos meses queriendo saber qué tal me va, descubrirá que me sigue yendo sin él, como siempre. Puede que se alegre o que no. Será otra oportunidad perdida, para ambos.

Ayer C. me decía que aunque mi vida es una carrera de obstáculos yo no tengo arrugas. Pensé que se refería al aspecto físico (es verdad que no las tengo, ni una sola. Inexplicable para mí también. La genética que sí se ha enrollado conmigo...). Pero no era eso. Decía que hay gente que le va muy mal y está amargada o se autocompadece. Pero mis heridas no se ven por fuera. Dice que sigo siendo una persona sonriente, positiva, divertida, graciosa. Que nadie podría suponer que todo es tan duro en mi existencia. Me parece hermoso proyectar eso. Sé que la alegría de vivir y esa capacidad de reírme de mí misma me han salvado de los infiernos pero no pensaba que eso se trasluciese de ese modo al exterior.

Al menos, algo estoy haciendo bien. Todavía estoy vivita y esperando milagros, mejoras, una buena vida. No es que la mía sea tan mala pero es muy mejorable, ya lo sabéis.

La verdad es que este año tengo ganas de un amor o algo que se le parezca. He tenido todas las aventuras habidas y por haber, me he divertido mucho, me he sentido deseable y deseada pero me falta sentirme querida. Quería probar, a ver qué se siente... Aunque sepa que lo más importante en mi vida es trabajar y, más que probablemente y por suerte, no tendré tiempo ni ganas de pensar en hombres. Pero no voy a negar que mi corazón necesita un poquitín de abrigo y una fisura en la coraza.

Esta es la clase de deseo que no se cumplirá pero soñar es gratis. De todos modos, ni siquiera me pondré un tanga rojo... Así que crudo lo llevo.

A ver qué me depara la noche. Con no pasarlo mal me conformo. Modelito, medias de lujo y... ¡Fiesta! Si sigue sin haber hombres con ojos en la cara, al menos tendrán un índice de alcoholemia que los hará más sociables. Para reírse un rato, suficiente.

Le pido a 2007 que no me traiga arrugas ni motivos. Conservar las personas que me quieren y ser independiente. No está mal.

Es, incluso, ambicioso.

Feliz Año Nuevo a todos.

2 comentarios:

Bel:-) dijo...

Yo te leo.
Te mando un besote y un achuchón con todo mi cariño.

ninfa secreta dijo...

Gracias preciosa. Yo también te quiero.

Un besazo