martes, junio 30, 2009

Necesito una historia

Necesito un libro. Necesito una de esas obras maravillosas que me teletransportan a un mundo diferente, lejos, muy lejos de la realidad. Lo malo es que cada vez es más difícil para mí encontrar un libro que me llene.

De niña era una lectora compulsiva. Antes de los 14 años había leído a Valle-Inclán, Unamuno, Cervantes, Cela, Jane Austen, etc, etc. Después llegaron los tiempos de la adolescencia, el golfeo y la dispersión. Hace ya varios años que lo que más me engancha es la novela histórica y las biografías pero soy muy exigente con lo que leo. No vale que la historia sea buena, tiene que estar bien escrita y viceversa. Y lo peor es que, cuando estoy anímicamente mal, prácticamente no puedo leer, no me empapo de ningún texto y aborrezco pasar páginas y desperdiciarlas.

Pero añoro uno de esos libros que me tienen ansiosa por encontrar un rato para acariciar sus páginas que huelen a nuevo, que me enseñan palabras nuevas, emociones nuevas, historias nuevas. Añoro un texto que me haga palpitar y que me recuerde por qué descubrí la necesidad de escribir.

Tampoco me puedo permitir comprar muchos o ningún libro actualmente. Ese apartado está destinado a mis pequeños roedores y a otras necesidades básicas. Echo de menos unas tapas duras que me emocionen, que conviertan en otro ser que no sea éste que ahora me oprime. Una obra de esas gordotas que te da pena terminar.

Padezco ahora sobredosis de tiempo libre. No me quejo, necesitaba ese punto de soledad antes de la tempestad de volver a crear una nueva vida. Lo malo es que pienso mucho, demasiado, y en nada bueno. Estoy gris, no sé cómo dejar de estarlo y, aún peor, cómo tener ganas de hacerlo, empeñada como estoy en negarle el paso a la Ninfa por una buena temporada. Ahora soy una vulgar mortal, una vulgar parada, una más... Sólo soy gente. Quiero aprender de la estupidez imperante. Es tan cómoda...

Yo tendría que haberme centrado en ser una tía buena cuando era más jovencita y dar el braguetazo, como se dice por ahí. Tanto principio y tanto romanticismo no me han servido para nada. Sólo para no poder comprar los libros que me da la gana, para no tener al hombre que me da la gana y no poder pagarme las futuras operaciones estéticas que me convertirían en una Isabel Preysler de la vida. Ya sé, ya sé, me vais a contar que mi vida actual es mejor, que soy más honesta, que soy la pera. Chorradas.

Reconozco que encerrar a Ninfa tiene un alto coste. No veo mi luz por ningún lado o no quiero verla. No leo, apenas escribo y sonrío menos todavía. Recuerdo y recuerdo como los ancianos. Me voy a tiempos e incluso personas lejanas y reviso su paso por mi vida, reviso mi paso por la suya, me pregunto dónde y por qué me equivoqué o las dejé pasar. Supongo que mi estado es inevitable antes de cerrar una etapa que no tengo ganas de clausurar.

En fin, quiero una historia apasionante que me saque del mundo real, que me haga imaginar cosas diferentes, que me abstraiga, que me enamore, que me enseñe. Acepto sugerencias. Creo que voy a pasarme por la Fnac. Aún la tengo al lado de casa, otro lujo que tampoco tendré en miniciudad.

Estoy divagando, será el calor.

8 comentarios:

tu dijo...

yo no te puedo recomendar nada pues tampoco me centro en los libros de un tiempo a esta parte, pero lo último que leí y me gustó fué La Bodega, de Noah Gordon, me pareció muy optimista.

un besazo

E. Maria dijo...

La novela histórica también es de mis favoritas (yo tb deboraba la lectura antes de ponerme "malita"), y, últimamente tampoco hago mis deberes... desde que me quedé embarazada me he empapado a leer libros de educación, me he centrado en estudiar, en entrar en la universidad y el día sólo tiene 24 horas (y menos mal, porque si así ya estoy agotada imagínate que tuviera más horas...)
Me he empezado a leer "El Anticristo" de Friedrich Nietsche, pero no te hará volar, ya sabes la filosofía te hace repensar más y a mi me termina saliendo humo hasta por las orejas...
¿Sabes? me leí la briografía de "Lennon" y de la revolucionaria "Elisabeth (Sissí)" y me gustaron bastante... yo suelo huir de las modas y best seller, y me encantan los escritores españoles de postguerra (comprometidos y de reivindicación social)... en todo caso, cualquier libro que te diga, son más de exprimir más neuronas y que de volar(pero seguro que tú me podrías aconsejar mejor a mi)

PD: yo tb me estanco en algunos pasados ya "pasados" y no me sirve para avanzar demasiado.
Eres lo que eres, y sabes que esa es la esencia que te hace única y especial.¨
Ánimo pequeña gran ninfa!!!

Carmina dijo...

Soy lectora compulsiva, lo era de niña y lo sigo siendo, uso la literatura para evadirme, pero el genero literario del que hablas justamente es de los mas dificiles de conseguir un buen libro, bien escrito, bien ambientado, que no flojee... bufffffffff casi mision imposible... no me atrevo a recomendarte nada en estos momentos porque me he volcado en la novela negra... Yo no esconderia tanto a esa ninfa porque te estas apagando tu misma, y en cuanto a no poder comprar libros niña pateate las bibliotecas, seguro que las hay cerca de donde vives y de donde viviras, y ahora no te tienes que preocupar por los plazos porque tienes tiempo... Animate y no pienses que eres una persona como las demas, porque por mas que tu escondas a la Ninfa los demas sabemos que esta ahi... besos guapa

angelos dijo...

Como compartimos gustos en cuanto a novela historica se refiere me atrevera a recomendarne dos, no son actuales pero son de lo mas riguroso en cuanto al periodo historico que recrean.

La primera seria "El primer hombre de Roma" de Coleen Mac Cullough, fantastica novela aunque un tanto espesa al principio hasta que uno aprende a no perderse con los nombres latinos y sus relaciones familiares.

La segunda es "Capitan de mar y guerra" de Patrick O'Brian, con la marina inglesa se principios del XIX y las guerras napoleonicas como telon de fondo.

Reconozco que pueden ser un tanto espesos al principio, en el primero se pierde uno con los nombres y en el segundo se atragantan bastante los terminos marineros, no tarda uno en cogerle el tranquillo.

Lo mejor es que ademas de estar exquisitamente escritos al primero le siguen cinco mas y al segundo nada menos que diecinueve, asi que si te gustan los primeros se acabo el pensar cual sera el siguiente que te compres...

Petons

Raúl Alberto dijo...

De escritos no puedo mas que recomendar a mi preferido: Italo Calvino, seguro disfrutaras todo de lo que el viene, y si tienes tiempo puedes pasarte por el blog alternativo al mio, que te he pasado una invitación, saludos y muchos bicos¡¡

RKincaid dijo...

"Recordaba, sí, aquel momento, pero había olvidado muchos otros, porque el recuerdo de las personas que no amamos es superficial y se evapora pronto."

De "La soledad de los números primos" de Paolo Giordano.

Emma dijo...

Bueno, hace ya una semanita de esta entrada... ¿Has encontrado ya tu historia para leer, ninfa?

Besos, corazón ;)

Navegante dijo...

Por lo que comentas ya estás leyendo y no sé si te gusta o no lo que hay escrito en las páginas de tu vida, yo paso por el mismo trance pero con algún que otro agregado que matiza mucho la cosa.

Tu libro, aunque personal, pasa por las manos de muchas personas que han dejado su marcador en las páginas de tu recuerdo y aunque parezcan más importantes solo tú puedes dar libertad o condena a cada uno. Como buen libro que nos lleva por mundos desconocidos la vida nos enseña -o pretende hacerlo- que el camino que recorremos solo podemos leerlo y recrearlo nosotros mismos. Anímate lo justo para volver a vivir las aventuras que describen los libros que ahora devoran tus pequeños roedores para volver a sentir la fantasía de disfrutar de las pequeñas alegrías del día a día.

Ánimos que mañana toca escribir otra página e imagino que no querrás escribir lo mismo de siempre, tú puedes y quieres ¿verdad?.

Bsosss y todo mi cariño para que encuentres no solo un libro sino toda una enciclopedia que te haga reír, disfrutar y soñar sin límites.