domingo, junio 07, 2009

De cine y renacimientos

Llevo un fin de semana cinéfilo-sentimental. Hacía siglos que no iba al cine a ver una película que no fuese de dibujos y elegida por mí a conciencia. Así que el sábado me fui a Kinépollis con M. y un par de amigos.

Acertamos de pleno con el largometraje. Bueno, con actores de altura y manteniendo el interés durante las dos horas de duración. Fue curioso, me trajo muchas nostalgias. El hilo argumental gira alrededor de una trama periodística y de corrupción en las altas esferas. Me dio morriña ese redactor caótico, esa redacción tan tradicional en el fondo, donde el papel sigue siendo lo más importante. Al final incluso, cuando ofrecen imágenes de los fotolitos (negativos de las páginas impresas), recordé mi primer reportaje porque me lo regalaron para que lo enmarcase. No lo hice y hoy lo lamento.

Nunca me he sentido demasiado periodista porque no soy una perseguidora de noticias pero sí en todo lo demás: la pasión por escribir, por plasmar algo nuevo, por investigar, por hacer, como dice Russell Crowe, "periodismo del bueno". No echo de menos mi periódico pero sí ese bullicio redaccional, esa capacidad de concentrarse entre la multitud, la tensión y esa sensación de seguridad que produce conocer el terreno que pisas.

Encima, un personaje se parecía sorprendentemente (en la imagen, más que nada) a un chico con el que salí el año pasado. El parecido era tal, que había momentos en los que M. y yO nos reíamos sin poder evitarlo porque, como decía ella, "yo sólo veo a A. por todas partes". A. es un chico especial, bueno donde los haya, aunque algo voluble emocionalmente. En cualquier caso, una de esas personas que siempre ocupan un lugar en el corazón al margen de que el momento, la oportunidad y hasta el sentimiento inicial ya hayan pasado.

Lo más increíble es que soñé con él esa noche. Para mí la sorpresa es mayor puesto que no sueño nunca con personas que conozco. Y si fuese cierto que los sueños reflejan nuestros deseos, la cosa sería para darse de cabezazos. En cualquier caso, siempre he pensado que el universo onírico es demasiado complejo como para entenderlo con explicaciones sencillas. En general, cualquier tipo de universo me parece inexplicable.

La tarde del domingo me la he pasado viendo por enésima vez Notting Hill. Estas pelis, como dice un amigo mío, "para mujeres". Él dice que nos gustan porque nos las creemos. Yo digo que nos gustan porque sabemos que son imposibles, que esos tíos no existen. Para eso está el cine: para soñar...

En otro orden de cosas, he tomado ya mi decisión irrevocable. Ya estoy preparada para dar de nuevo el salto. De hecho, creo que ya me he ido. Ahora queda el aspecto logístico, el trabajo duro, pero estoy entrenada.

Me he prometido a mí misma que crearé (por septuagésima vez) un hogar. Colgaré los cuadros para darme la impresión de que permaneceremos y tal vez lo consigamos. Y daré un nuevo giro a mi vida. Después de todo, siempre me ha encantado bailar.

La otra gran decisión del año será escuchar a todos los que tanto me riñen por no ponerme seria y hacer de mi catarsis personal, un oficio. Sí, escribiré. Una vez resituada comenzaré ese libro que siempre me he resistido a iniciar. Es verdad, tenéis razón: soy una egoísta, una cómoda o una cobarde -qué sé yo- y nunca me he tomado en serio escribir. Así que una forma de recomenzar será resetear mis dedos, mi cerebro y moldear mi futuro aunque sólo sea en la ficción

Ahora sólo quiero volver a casa, encontrar un buen lugar para mis niños y para mí en el mundo, volver a empezar y...

Renacer. Una vez más.


14 comentarios:

Emma dijo...

Ninfa... se me ha puesto un nudito en la garganta escuchando esta canción... le viene perfecta a mi situación actual.
Gracias Ninfa, muchas gracias. Besos.

ninfasecreta dijo...

Querida Emma, te deseo pues que tu renacimiento también sea lo más llevadero posible...

Lo bueno de reinventarse es que se siguen descubriendo cosas y... es verdad, nunca es tarde para recomenzar.

Gracias a ti por estar ahí. Besos

La fotógrafa... dijo...

Ninfa, siempre llega el momento en que nuestra vida toma su verdadero rumbo...

Te deseo que este cambio esté lleno de sorpresas, aprendizaje y cosas positivas!

Crika dijo...

Te seguiré desde la distanci física, pero desde la cercanía bloguera como hasta hora, sniff, sniff. Una parte de mí se alegra por tí y la otra siente un poco de pena egoísta por nosotros los que dejas aquí. N. y H. podrían ser los "más mejores amigos" de J. y S., pero también pueden aprender a serlo desde la distancia y las visitillas esporádicas ;)
Lo mejor de todo este post: tu decisión de escribir un libro.
Un gran beso de lunes

Carmina dijo...

Parece que ya has tomado tu decision, pero te olvidas de decir cual es la pelicula de periodistas niña, he sentido morriña como tu dices cuando lo he leido, yo tambien hecho muchas de esas cosas de menos aunque yo mas que en una redaccion de periodico donde estuve poco tiempo desarrolle mi carrera en la radio,y de ella lo echo todo de menos... ese nervio del directo, ese salir airosa de la situacion cuando habia algun fallo... ese salir pitando a cualquier hora a la rueda de prensa... en fin me alegro de verte tan convencida y eso si empieza ese libro, quien sabe si algun dia lo vemos impreso y con un monton de lectores

ninfasecreta dijo...

Mi queridísima Crika. Aún queda todo el verano antes de que alce el vuelo y, además, me voy de Madrid, no de vuestras vidas.

Será duro para los roedores (los de todos) pero, con que me vaya regulín, sabes que seguiré viniendo, seguiré cerca de vosotros y si hay algunas personas que me duele dejar atrás (y que han entrado y pesado -y no poco- en la balanza del otro lado a la hora de decidir) sois vosotros cuatro.

En cualquier caso, adoro Madrid, a ti y a tu preciosa familia, así que no os libraréis tan fácilmente de mí.

Te añoraré muchísimo. Ni te lo imaginas, querida alter ego.

Besos

ninfasecreta dijo...

Carmina, comprendo tu morriña. Yo también hice radio. De hecho, es mi gran pasión frustrada, así que me imagino todo lo que echarás de menos.

Que esté convencida no quiere decir que esté contenta del todo. Es y ha sido difícil elegir pero es lo que corresponde ahora.

Y a ver, a ver si no me dejo como siempre y me pongo las pilas escritoras.

Besitos

ninfasecreta dijo...

Ah, besos y gracias también a ti, Fotógrafa ilustrada.

La película es La Sombra del Poder.

Muy buena

tu dijo...

Mari, pues muchísima suerte! antes de irte querrás venirte un día por aquí?.. digo.. que desde que lo estás diciendo...
y si, escribe, que lo haces muy bien :)
un besazo

ninfasecreta dijo...

Tú, querida, aunque no te lo creas lo había pensado.

Tienes que ponerme fecha, soy muy despistada pero no me cuesta nada moverme cuando me organizo. Así que nos conectamos y buscamos un sábado que te vaya bien.

Bsss

E. Maria dijo...

"Para obtener éxito en este mundo, hay que parecer loco y ser sabio" (Barón de Montequieu)
"El secreto de una vida plena es tener más comienzos que finales" (Dave Weinbaum)

Me alegro de que los proyectos te llenen de positivismo, y que tu positivismo te llene de proyectos... Ánimo y adelante...
Un saludo!!!

lectora anónima dijo...

Me encantaría leer ese libro.
Muchisima suerte en todo.
Besos.

Félix dijo...

Un día volverás a ser esa periodista que has dejado en un cajón.

Patri dijo...

Ya verás como poco a poco empieza a salir todo bien.... o pòr lo menos es lo que yo no dejo de repetirme...

Besotes guapísimaaaaaaaa