lunes, abril 02, 2007

Ninfas poliédricas

Qué difícil es escapar a los estereotipos! En ocasiones, tengo la sensación de haber creado un personaje ajeno a mí en este blog. En otros momentos, nunca creo ser más yo que cuando escribo y con lo que escribo. En todo caso, nadie está conformado solamente de lo que se ve desde fuera o precisamente de lo que no se ve.

La Ninfa se antoja a ojos de extraños _según el gusto del consumidor_ como una mujer resentida, prepotente, locuaz, descarada, optimista, pesimista, alegre, melancólica, valiente, cobarde, fuerte, vulnerable… Todas esas son Ninfa y no todas la simple mujer que se pone frente al teclado.

Quien me conoce _y cuando empleo la palabra conocer no me refiero a “distinguir”_ me avista poliédrica, previsiblemente imprevisible, charlatana, risueña, fatalista, sensual, tierna, falsamente distante a veces, implacablemente lejana cuando es necesario pero siempre, siempre auténtica.

Ocurre que las facetas de la Ninfa se muestran de modo diferente según la persona y la ocasión. Hay personas y momentos en los que soy vital, fresca y descarada, otros instantes en los que aparezco prudente y formal. Sensual de noche (o al mediodía, o por la mañana o cuando tengo ocasión y partenaire adecuado), trabajadora de día, adulta todo el tiempo, formal o traviesa. Indiscutiblemente inusual.

Cabe el error de pensar que se puede llegar a todas sus esferas. No se corresponde con la realidad. Nunca nadie ha logrado llegar tan dentro. La Ninfa (¡Qué horror, parezco Aída Nízar!), de la que hablo en tercera persona porque sé en cuán medida se ha convertido en un personaje de semificción, no es para todos los gustos, ni todos los tactos, ni todos los oídos. Hay quien ve en su silencio _apenas un par de amigos_, quien ve en su risa, quien lee en su llanto silencioso.

A ratos me descubro en ella y muchos otros ella me descubre a mí. Somos producto y subproducto de la misma materia.

Puede decepcionar quien escribe o ser tal cual fue imaginada. Puede parecerse o ser diametralmente opuesta. Porque, como escribió alguien que sí podía presumir de hacerlo:

“Nada es verdad ni es mentira, todo es según el color con que se mira”.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

"Lo de fuera se ve, pero lo de dentro se adivina". A veces creo que el refranero ese, tan 'españolito', puede ser sabio.
Sueña lo que quieras soñar, ninfa, ve donde quieras ir, se lo que quieras ser... Sé tú misma, simplemente.

Patri dijo...

A mí me gusta como eres, me parece que eres muy sensible, aparte de simpática y creo que algo extrovertida... pero es solo lo que saco con tus escritos, y creo que no me equivoco en demasía.

Besotesssssssssss

Duque de Ramales dijo...

Hola, nifa... Creo que no te llegué a decir cuánto me encantó "Aviones y brujas volanderas".
Leyendo cosas así uno llega a pensar que sí, que naciste para escribir.
Keep doing, keep doing, keep doing, keep doing, keep doing, keep doing... pleaseeeeee

Treinta y tantos dijo...

Esa frase con la que terminas es una de mis favoritas.
En mi opinión las personas no somos tan sencillas como para poder conocernos por cosas que escribimos en un momento puntual y que pueden ser reflejo de un estado de ánimo transitorio. Somos seres en continua evolución, aunque tengamos características que pueden definirnos más que otras y que dificilemente cambiarán.
Alguien a quien conocí hace poco me dijo que no le interesaba mi blog, que quería conocerme sin "filtros"; quizás tuviera razón: si es posible llegar a conocer a alguien, seguro que es más fácil compartiendo momentos y viendo sus reacciones.

ninfa secreta dijo...

Hola Treintaytantos. Yo estoy de acuerdo sólo a medias.

Creo que genero más filtros (a pesar de mi apariencia extrovertida) en directo que por escrito. Las reacciones las modulamos al gusto.

De hecho, yo he de admitir que me "desnudo" bastante en el blog (me lo dijo alguien hace tiempo a pesar de que no supo verme y me conocía en persona) pero no del todo. Hay muchas cosas que conservo para mí o para personas especiales.

Eso sí, todas las facetas no están a la vista de todos y de la misma manera. A eso me refería.

Besis

ninfa secreta dijo...

Señor Duque de Ramales, gracias de nuevo por tu fidelidad y apoyo.

I'll keeping doing it! (Dame caña a ver si registro los derechos, jajaja!)

Pocho dijo...

Excelente la entrada "Ninfas poliédricas". De lo mejor de una bitácora (sí, bitácora) que ya de por sí es muy, muy buena.

ideas dijo...

muy bueno!!