martes, abril 17, 2007

Pura cotidianeidad

Ésta es una de esas semanas _como parece ser este mes_ en que todo sale bien. He ido a arreglar un supuesto pufo que no era tal y me he llevado una alegría. Los catalanes me han puesto de mal humor porque, después de trasladarles mi nómina, parece que necesitan verla durante tres meses para dignarse darme una visa. Así que le he explicado al muchacho que si no me la dan, saco la nómina de ahí y todos contentos. Está bien claro ya porque son tan ricos éstos y tienen fama de agarrados ¿No? Si es que…

Espero con impaciencia el fin de semana. Este mes no he puesto los pies por mi tierra y ya empiezo a acusar un poco de morriña. Menos mal que en mayo me dejaré ver mucho y lloverá y maldeciré y volveré corriendo la mar de contenta. Así funcionamos los seres humanos.

He abierto un blog en www.mujerhoy.com . Más que un blog paralelo será un espacio donde podré sacar de nuevo a la luz viejos posts que, a mi modo de ver, son buenos o me gustan especialmente. Si resulta exitoso, es probable que más adelante sea un simple clon de éste. Pero opino que hay muchos textos que se fueron quedando en el olvido que otra gente puede disfrutar.

Continúo en racha. En la empresa se avecinan cambios que soy muy prometedores para mí y hasta tengo un posible contacto en una revista de prestigio internacional. No para trabajar, claro, ya tengo un trabajo pero ¿Quién sabe? Tal vez colaborar. En otro tiempo no creería en nada pero como estoy en temporada alta hay que aprovechar mi sobredosis de fe en la buena suerte…

He ido al concierto del Duque de Ramales y he disfrutado como los pitufos con toda una exhibición de talento artístico. He sentido envidia pero bastante sana porque tengo debilidad por el Duque. Afortunado noble señor, pardiez. Éxito laboral, emocional y todo un músico sin apenas molestarse en practicar. Cuando sea mayor quiero ser como él. Después, ya nuestros pies no estaban para las colas de las discotecas madrileñas así que, con gran dolor de corazón, vuelta al cubil.

Definitivamente, nos vamos a quedar con los jueves. No hay tanta variedad, a qué negarlo, pero es más cómodo y siempre aparece un lindo gatito que nos corteje os nos haga reír. Para una noche de copas tampoco hace falta mucho más. Y cuando aparece más…

A jugar!

6 comentarios:

Pocho dijo...

¡Enhorabuena con lo del trabajo y con lo de la revista! ¡Ojalá puedas colaborar en ella!
Un beso.

José Antonio dijo...

Pues nada, hija, a aprovechar la buena racha, que cuando vienen bien dadas, no hay que hacerle ascos a nada.
Enhorabuena, guapa.

tumejoramig@ dijo...

Te leo y releo, siempre de acuerdo contigo, o con ligeras diferencias. Llevas el buen rollito en la sangre y te diviertes prácticamente sóla. Pero me suena a que eso que estás viviendo es lo mismo que vivo yo sin salir de mi humilde Santiago (y yo que creía que los Madriles, para vivir, era completamente distinto).
Te dejo más tiempo para que te ubiques, especialmente en el trabajo para que no te agobie en las salidas, y luego me escapo un día para me cuentes de allí.
Los chicos donde se meten? Si están salidos es porque están casados o son horribles. Sino tienen miedo a que los comamos.
No me hagas caso ninfa, solo estaba pensando en voz alta.
Prontito viene mayo y así tienes tus peques llenándote de cariño y volviéndote loca, aunque no te enteraras con sus "te quiero mami, que me trajiste?"
Besitosssss

toni dijo...

Totalmente de acuerdo...los jueves el mejor día...
Un beso

Anónimo dijo...

¿Serías más feliz si pudieras permitirte no estar de caza por una noche, y no tener que huir?

/desconocido

ninfa secreta dijo...

UY! Estoy muchas noches sin ir de caza pero, como puedo permitírmelo, me divierte mucho practicar el tiro... aunque rara vez me como a la víctima.

Percibo un atisbo de envidia en tus anónimas palabras...?