martes, abril 10, 2007

La importancia del aire

Este texto no es mío pero, al igual que otro que conservo y que tampoco he hecho público porque no es a mí a quien corresponde esa decisión, me parece demasiado hermoso para que sólo yo tenga la fortuna de leerlo:


"El viento vino a visitarme, viajó hasta mi puerta, su voz delataba una
mezcla de debilidad, desesperación, su rostro estaba marchito, se adivinaba
furioso.

Me interrogó, quería saber donde estabas, estaba cansado de no verte,
castigó a su ejército de sueños; condenó a las campanas al silencio, por no
advertirlo de tu marcha; desgastó los sentidos de los dragones de piedra que
te vigilaban desde los tejados de Santiago.... boca, nariz, orejas y ojos ya
no les servirán para nada; despidió y desterró a las estrellas encargadas de
ti, porque no se dieron cuenta de tu marcha.

Lleva semanas viajando, arriba y abajo por las calles, plazas y avenidas,
subiendo y bajando escaleras, llamando a las puertas, preguntando a los
peregrinos, vigilando a tus amigos. -¿donde está Ninfa?- preguntó agotado, -
es mi sustento, me alimento de sus palabras, de sus sentimientos, de sus
encantos, cuando se pierden en el aire soy yo el que me alimento y los
aprovecho-.

No te preocupes Ninfa, guardaré tu secreto."

17 comentarios:

José Antonio dijo...

Una pasada, el viento cabreado y despechado porque te has ido sin decirle nada.
Una pasada.
Besos.

LoboGris dijo...

Muchos besazos Ninfa !!!
Cuidate !!
Genial el texto !!!

ninfa secreta dijo...

Es una pasada el escritor y el texto. Ambos.

Besos a los dos

terremoto_61 dijo...

Puff ando perdida... còmo te va corazòn?espero que todo genial, muchos besitos y hablamos... muaksssssssssssssssssssssssssssss

ninfa secreta dijo...

Bien, con mucho trabajo pero me gusta la ciudad aunque esta temporada tengo algo de morriña y muchas ganas de ir...

El 20 andaré por ahí. Besazoss!

Anónimo dijo...

Siento disentir, pero se eleva poco por encima de la cursilada. En fin hay gustos para todos, y en este caso, por lo que leo, no es mio.

Chipsoni@ dijo...

Pues a mi me parece precioso y se me caeria el culoc asi literalmente si alguien me escribiera eso a mi.
Quedan pocos de esos cariño, ¿es quien yo creo que es?.

Un besazo londinense, tesorito tierno.

ninfa secreta dijo...

Ay, mi Soni, qué alegría saber de ti!! (josh, qué ganas tengo de que vuelvas, no te haces una idea...)

No sé si es quién tú crees que es... me has dejado in albis... Un besazo!

En cuanto a si es cursi o no, anónimo, es obvio que sobre gustos no hay nada escrito pero, al margen de su belleza (indiscutible) tiene una gran calidad literaria y eso algo objetivo.

Si no te gusta la poesía, pues claro, ya entramos en gustos de género.

Anónimo dijo...

!Ay señora! la poesía es una de mis pasiones, y bajo ese prisma mi opinión expresé. En cuanto al concepto de calidad literaria, no casa mucho con los diques mentales de la objetividad, pero ese es otro cantar o, más bien, otro explicar.

"Sobre gustos no hay nada escrito", es cierto, pero sobre "el mal gusto" hay bibliotecas enteras. Y no es una indirecta.

Saludos secretos, Ninfa.

ninfa secreta dijo...

Es curioso que presumiendo tanto de criterio, saber y buen gusto te escondas tras el anonimato...

Y, desde luego, la CALIDAD sí es un concepto objetivo, al menos cuando se habla desde el conocimiento.

Muy seguro no te debes sentir que tanto te escondes...

Diletante dijo...

No es el anonimato el ropaje con el que visto mi supuesta inseguridad, pues más información mi nick no te aportará. Sin embargo, Ninfa, la razón te doy, y puesto que en este blog alguna vez ya participé y mis opiniones expresé, no hay motivo para que el mismo manto no las cobije todas.

Aprovecho para disentir, una vez más, sobre ese concepto de calidad con mayúsculas, prisionero de una objetividad volatil, efímera y caprichosa, las más de las veces.

(Continuará), supongo.

Pocho dijo...

Ninfa: el texto está ciertamente bien escrito pero, por encima de todo, está la suerte que tienes de que haya alguien que te escriba esas cosas tan hermosas.
Un beso, y otro para Sonia, que he visto que anda por ahí.

ninfa secreta dijo...

Pues sí, Pocho, aquí, lo valioso es el hecho de que alguien transmita cosas tan bonitas. Y me parece tan especial que aún queden personas así que todo lo demás (que si cursi, que si sí, que si no) no es el tema.

Como todo en este blog se trata de comunicar. A alguna gente le llega la sensibilidad de quien escribe el texto y a otra, no. Pero criticar algo escrito por alguien que no puede defenderlo no me parece correcto.

Y sí, soy muy afortunada. Un beso

Anónimo dijo...

"No quiero alcanzar la inmortalidad mediante mi trabajo, sino simplemente no muriendo".
Woody Allen (Nueva York, EE.UU. 1935)

¡¡Vaya genio!!

Pocho dijo...

¿Por qué quien lo escribió no puede defenderlo? ¿Tiene algo que ver con lo que contaste cuatro entradas antes?

ninfa secreta dijo...

No.

Duque de Ramales dijo...

¡Po vaya discusión tan tonta! El día que la persona que escribió el texto presente dicha poesía para el Nobel de literatura, a lo mejor (sólo a lo mejor) me pongo a discutir su calidad literaria. Mientras tanto, no me queda más que apreciar que es un acto de ¿amor? que que no todo el mundo es capaz de realizar... Y apreciar también que haya gente especial que sea capaz de inspirar al personal.