martes, febrero 12, 2008

¡"Chating" people!

Hoy es uno de esos días en que quiero actualizar mi blog y no sé de qué naderías hablar porque de mí misma estoy muy aburrida.

Podría ponerme profunda y hablar de política pero la detesto. Podría teorizar sobre el amor pero lo hago con demasiada frecuencia. Podría hablar mal de los hombres, que me encanta, pero tengo que conservar algunos encantadores cómplices-lectores del género masculino. Podría escribir los versos más tristes esta noche… ¡Ay, coño, que eso no es mío!

Ya tengo internet en casa. Esto viene a significar que ya puedo teletrabajar y chatear. Chatear, en muchos casos, incluye ligar. No está mal para el ego. Eso sí, hay que saber separar muy bien el trigo del grano. Porque hay mucha paja _sí, de esas también pero me refería al dicho popular_ entre esa multitud de fotos falsas, pechos desnudos sin cara y tipos sin nada en la cabeza (por eso salen sólo del cuello para abajo) que dicen: “Ola, k tal? K wapa eres… tomamos algo? Lo pasarías way!”

Y, claro, una que es de letras empieza a sufrir el temido dolor ocular que la supera. Sí, ya sé que hay gente muy maja que escribe con falta de ortografía pero suele ir unido al nivel cultural. Yo no soy excesivamente culta pero soy bastante listilla. Así que, por lo menos, que me toque uno espabilado.

Luego están los muy espabilados que te llaman “cielo” nada más empezar la charla y te acaban llamando calientapollas por no querer quedar con ellos ni a tiros.

La otra modalidad son los que dicen que “te conservas muy bien para tu edad” (serán gilipollas, ellos suelen estar de pena para su edad…), los que se ofrecen a enseñarte sus atributos por la web cam y los que se enfurecen porque no les mandas fotos. Parece terrible. A veces es desolador el nivel con el que una se encuentra pero, otras veces, es divertido.

Recuerdo que hubo un tiempo en que yo les ponía una foto de grupo de una noche de fiesta y les retaba a que adivinasen cuál era. Si se les hacía la boca agua con otra, pues ya el muchacho tenía mucho en contra. Si acertaban, les decía que se habían equivocado. Al final les decía la verdad. Solían reñirme pero se lo tomaban con buen humor. Esos son los que valen para seguir tratando.

No todo es malo. Lo difícil es encontrar alguno que esté bien físicamente y no sea tontoelculo. Tristemente, suele ir unida la foto del tío bueno a lo sobrado que va y a su exigua conversación. Encima, yo soy muy chulita. Los puteo un poquito. Si saben llevarme el ritmo, simpatizamos. Si no, les borro y a otra cosa mariposa.

También he hecho amigos y amigas. Amigos con los que he tenido algún roce (físico), mi no-novio, mi compañero de piso, amigos con los que sólo he compartido charla y buen vino y amigas estupendas con las que he compartido casi todo.

Para mí el chat es un entretenimiento más, como la tele. Ha llenado muchas horas de soledad cuando me separé y necesitaba hablar con alguien mayor de tres años al acabar el dia, me ha acercado al mundo del blog y he conocido personas cultas e interesantes.

Me gustan los foros más que los portales de contactos. Estoy en Netlog sólo para darle mayor difusión a mi blog, no busco citas. No es que sea imposible que se den pero no es la razón principal. Es fácil, se podría una montar semanas enteras de citas sin ton ni son en las que, muy probablemente, estarías francamente incómoda, no gustarías o no te gustarían. También hay sorpresas. Una vez me encontré a un bombón espectacular con el que me había negado a quedar durante meses… Pero no nos engañemos, no suele ser lo habitual.

Ejerzo mucho de mujer fatal. En parte porque lo soy _un poquito_ y, por otra parte, porque me divierte provocar, que me digan lo mala que soy y todos los males que me aquejarán por no ser una buena chica, dulce y complaciente. Tampoco es para tanto pero conocerme requiere un grado de molestia por el lado del ínclito y de interés por el mío.

El blog es mucho más selectivo. Quien se acerca a leer ya tiene una inquietud común conmigo. Le gusta leer. Si le gusta lo que escribo, ya tenemos algo que nos puede servir de nexo conversacional. Si es crítico con estilo, también me vale. Aprecio el espíritu crítico, yo lo tengo acentuadísimo. Si es faltón me sirve para descargar adrenalina. No hay mal que por bien no venga.

He descubierto escritores (me apasiona Félix, no por lo divertido y locuaz, sino por lo creíble y real que resulta, por lo creativo y por saber combinar todo esto con textos de calidad). He descubierto muchas personas que también me descubrieron a mí aquí. Siempre me acuerdo de mi detestado-querido JM, feroces enemigos en Orkut y, ya ves, estupendos colegas en el blog y al teléfono.

Me encanta que me lean las mujeres. Tengo alguna buena amiga que se acercó a mí a través del blog, por afinidad y por ganas de hablar sin pudores de lo que no podía hablar con sus amigas. Me gusta saber que nos comprendemos, que hemos pasado la edad de rivalizar y estamos más cerca que nunca unas de otras.

Creo que ha llegado el momento de volver a socializar en la red. Mi vida cotidiana en este Madrid enorme no me permite hacer muchos amigos. Echo un poco de menos esas tardes libres (que casi no tengo pero, cuando las tengo, no tengo a casi nadie con quien compartirlas) en que tenía con quien ir a tomar un vino, sin más pretensiones. O sí, pero eso ya se vería.

Quiero salir a tapear por la Latina con alguien con ganas de reír y sin ganas de meter mano (al menos de entrada, insisto, que hay veces que hasta se agradece…).

En fin, quiero muchas cosas…

¡¡Y tengo que dejaros que tintinea la lucecita del messenger!!

2 comentarios:

MeSientoMuyBien dijo...

Hola ninfasecreta!
Estás de suerte! Hay una mujer más enganchada a tu blog!
Te descubrí hace unos días y este fin de semana he estado leyendo parte de tus entradas.
Son tantas que no me ha dado tiempo a llegar al 2007! Me he lo he pasado muy bien y todavía me queda diversión!!
Creo que mi buena estrella del momento te ha puesto en mi camino, porque mira que hay miles de blogs... y pocos que merezcan la pena.
Enhorabuena y gracias por los buenos ratos que he pasado y pasaré!

Félix dijo...

Ay, mi Ninfa, siento que estés tan aburrida. Seguro que no es para tanto. La mayoría de las veces que sentimos 'que nos aburrimos' lo que en realidad pasa es que estamos pidiéndole más y más a la vida, y que la vida corre demasiado despacio para nosotros.

Me ha hecho mucha gracia tu comentario sobre el jazz, de verdad. No se trata de clasificar a nadie, simplemente de hablar de algo que te apasiona, de qué aspectos te excitan más y de compartirlo. Yo también veo cine comercial. Me compro películas que no ve nadie, películas raras y ¿profundas? pero también me apasiona Star Wars, Bruce Willis y las comedias románticas de los 60. ¿Hay algo malo? Qué mas da. Para eso están. Si alguien quiere clasificarme lo va a tener difícil, pero haberlo habrá. Yo soy yo.

Y tú eres tú. Al parecer, irrepetible.