domingo, mayo 27, 2007

Propósito de enmienda

Una semana extraña. Creo que entre los efluvios primaverales, la enfermedad mental de mi ex (cada día más evidente), saber que a los niños les está afectando nuestra separación y la permanente angustia de no saber si mi vida laboral se compone o no, estoy un poco "atacada".

Mira que a mí me gusta reírme, lo hago casi como un ejercicio de salud. Me río cuando estoy mal y cuando estoy bien, me río sobre todo de mí misma _no es para menos, la verdad_ y me río de todo lo que sirve para esbozar una sonrisa. De hecho, se me conoce por eso. Si un día estoy mínimamente seria, se da cuenta todo el mundo. No hay forma de que un bajón pase desapercibido.

Las ex esclavas me miran a la cara y lo saben, mis amigas no se creen ninguna milonga cuando hablo poco, hasta mi jefe me dice uqe no le gusta mi expresión. A veces desearía no ser tan transparente en este aspecto. No me funciona la cara de póker. O sí, cuando la pongo, todo el mundo se preocupa. Hasta yo.

En la permanente mutación que es mi existencia _y la de todos, supongo_ me redescubro sintiendo cosas inadecuadas por la persona inadecuada (esto no es tan raro pero el tipo de circunstancias sí lo son). ¿Por qué ha de ser que, cuando realmente tienes sintonía con alguien, nunca puede ser? Las leyes de los hombres mandan. La mal denominada buena conciencia, el miedo a dar saltos mortales _perfectamente respetable pero mucho más grande en el caso de los hombres_, los sentimientos que sorprenden cuando uno cree que su vida está "ordenada".

¿Estar bien es estar enamorado? Estar cómodo, seguro. ¿Es eso? No lo pregunto con ironía, creo que nunca he vivido el amor al cien por cien de forma correspondida.

Supongo que lo ideal sería poder dejarse arrastrar por las pasiones pero no funciona así. Nos han educado para otra cosa. Yo tengo ganas de hacerlo y nunca puedo/debo/quiero (elija alguna de las tres opciones).

Cuando quiero sentir, no lo logro. Cuando quiero no hacerlo, no puedo evitarlo. Creo que no estoy más loca que el resto del mundo, quizá sólo lo llevo más a gala o soy muy consciente de ello.

Me toca dar pasos en la dirección contraria a la que me apetece. Sé que puedo hacerlo, lo he hecho miles de veces aunque nunca había encontrado/sentido lo que ahora. Tengo que seguir la marcha y me resisto. Ni siquiera por capricho sino porque siento la necesidad de seguir a mi corazón, sólo por un rato. A sabiendas de que volveré, por narices, al ejercicio de "hasta aquí hemos llegado" y "un clavo saca otro clavo".

Hay una canción que me encanta de Shakira, con la que me siento muy identificada, que no puedo quitarme de los labios estos días. Se llama "Inevitable". Me pasa como a ella, creo sinceramente que, "siempre supe que es mejor, cuando hay que hablar de dos, empezar por uno mismo".

Tampoco sé preparar café y si no hay nadie a mi lado, no me baño los domingos. Creo que alguna vez fui infiel, juego mal a cualquier cosa, no entiendo de fútbol e incluso lloro una vez al mes. Sobre todo cuando hay frío. Conmigo nada es fácil, "ya debes saber, me conoces bien".

No encuentro forma alguna de olvidarte porque seguir sintiéndote es... "inevitable".

Prometo enmedarme. Pero todavía no.

8 comentarios:

Ex esclava dijo...

Como es ''inevitable'' que te enmiendes, ni prometas ni corras..
Difruta de seguir sintiendo, de los sentimientos que sorprenden,de las mariposas del estomago de los saltos terrenales -mas que mortales- ya cumplidos.
Disfruta por darte el placer de seguir a tu corazón el rato que quieras...
Lo demas,ya se vera,a lo mejor lo inevitable se vuelve evitable y los saltos mortales se convierten en simples pasitos que hacen que al final las leyes que mandan, que siempre son las del corazon digan la ultima palabra..
Ahhh¡¡ y mañana quiero la sonrisa de oreja a oreja..te favorece ;)
Besos wapisima¡¡¡

ninfa secreta dijo...

Pues sí,querida ex esclava, me enmendaré, es verdad, pero eres muy sabia (yo que sé que tú sí das triples saltos mortales)y es mejor no prometer y darse prisas.

Que la vida fluya y decida, como lo hace siempre... MI primera sonrisa del día será para ti.

Maohi, no sé dónde estás tú, yo en Madrid, jaajaja! Y no, no sé dónde encontrarte...

Biquiños

ninfa secreta dijo...

A ti te importa...? Vaya, qué bonito..

Tú eres el que quiere iniciar la aventura madrileña, no?

Pues todos mis ánimos que espero seguir aquí para echar una mano... Besos

(Ese post "Te echo tanto de menos" es uno de mis favoritos)

ninfa secreta dijo...

Bueno, la verdad es que yo´no sé nada de eso. Lo único que puedo decirte es que aquí hay trabajo. Si puedes, instálate unos días, coge el segunda mano y líate a mandar CVs. Malo será

santibichos dijo...

jajaja... Ninfaempleo!, la nueva gaceta madrileña...ej quee...!

ninfa secreta dijo...

Na, yo no tengo ni flores. Ya me vine con una oferta pero,chico, déjale que lo intente que Galicia está muy cruda...

duque de ramales dijo...

Puede que suene un poco mal, pero como ya lo ha dicho ninfa ("Galicia está muy cruda"), pues me aprovecho... Me alegro de que esté tan 'cruda' como ninfa dice, porque eso me ha permitido conocer a alguien muy especial...
Gracias Galicia por ese honor y ese placer!
Muchos besos, Ninfa, muchos recuerdos y muchos sueños.
...
Ah! Y un beso también para Ex esclava

ninfa secreta dijo...

Muchas gracias, desertor :-(!!!

Más besos y sueños para tí...