lunes, mayo 14, 2007

Trolls, anónimos y cobardes

El mundillo del blog es un universo verdaderamente peculiar. Cuando comencé a escribir _ya lo he señalado en numerosas ocasiones_ mi único afán era dar salida a esa necesidad de canalizar sentimientos del mejor modo que sé y no perder mi supuesto don así como recuperar el cariño por las letras, perdido durante largo tiempo de resistencia pasiva.

Cuando empiezas, al menos yo, no te haces la menor ilusión de que te vaya a leer nadie. No imaginé que tendría lectores y menos aún que fidelizaría. He conocido a gente estupenda que ha querido conocer a la persona que está detrás del personaje, me han conocido algunos que se sienten más seguros observándome desde el personaje y luego, como grandes estrellas invitadas, están los "trolls" o anónimos con mala leche.

Hay una gran variedad de anónimos. Un año al frente de este cuaderno me ha ofrecido la oportunidad de irlos reconociendo. Está el anónimo inocente: novato en las líderes de la lectura de blog que, como no conoce los mecanismos y no usa nick, postea anónimamente. Da su opinión, lo que le gusta, lo que no pero sin más intenciones añadidas.

Otro elemento es el anónimo conocido: individu@ (casi siempre varón) que te conoce y no quiere que te des cuenta de que te lee, te sigue o te morfica. Los hay que saben que les reconocerás por el estilo (estos son los anónimos amigos y especiales) y están los que _aunque también los reconocemos por la ausencia del mismo_ sufren cierta animadversión contra la figura del blogguero y aprovechan el anonimato para ponerte verde y entrar siempre en el plano personal.

Por último, el "Troll": el troll es una suerte de frustrado que se dedica a ir por los blogs descalificando a quien escribe aunque no tiene valor ni para ponerse nombre. Existen algunos que rayan la enfermad, así que, a pesar de lo horrible que les pareces, los insultos y la porquería que es tu blog, no pueden dejar de leerte compulsivamente (eso sí, se aburren, tú eres estúpida, no evolucionas y eres un ser anodino)y criticarte del mismo modo.

Repetidas veces, algún anónimo faltón responde a los rebates de la blogguera aludiendo a su falta de autocrítica. Curioso: ellos pueden criticarte pero, si argumentas en contra, no aceptas las críticas. Existe también en ellos una penosa tendencia a entrar en la descalificación personal. Afirman que si uno escribe públicamente y admite comentarios, tiene que aceptar que le menosprecien, juzguen o pongan en cuestión.

Esto no es así, señores. Quien escribe publica porque tiene un don que necesita canalizar. Porque escribir es una manera de comunicar. Cuando alguien toca un instrumento en público no es para que le llamen exhibicionista o se le pueda poner a parir por no ser perfecto. Lo hace porque puede y necesita hacerlo.

La crítica es buena cuando es constructiva y va dirigida al estilo, a la forma de escribir. Si no nos gusta como escribe alguien, al menos yo, no le leo. Si creo que puedo aportar algo, lo aporto pero jamás entro a juzgar y mucho menos a nivel personal.

Cuando admito comentarios no es para que me halaguen como muchos que entienden poco de literatura y comunicación creen. Es, simplemente, una vía de contacto con los lectores. Un troll se cree que eso es el foro del desahogo de sus frustraciones.

Critican tu modo de ver la vida, cuestionan tus comportamientos y tu alma. Eso sí, desde el anonimato de los cobardes, claro está. No te conocen y te juzgan e incluso osan decirte qué camino has de tomar. No entran en el acuerdo o desacuerdo en temas genéricos. Están en desacuerdo con tu existencia, con tu capacidad de transmitir _mejor o peor pero real al fin_, incluso con tu popularidad.

Pues eso, deberían darnos las gracias por encontrar un lugar donde mostrarse tan feos como son en libertad y nosotros deberíamos estar mudos y no responderles para que se queden a gusto. Pero resulta que no va a poder ser, así que, queridos frustrados, seguid leyendo... y sufriendo.

Va por vosotros

8 comentarios:

Patri dijo...

Por mi blog también se paseo un troll un día, pero no volvió más, debe ser que lo espanté. ^_^

es una lástima que haya gente que se dedique a incordiar así como así.

Besotes guapísimaaaaaaaaaa

escuestióndeponerunnick dijo...

Te lo tienes un poco creído tú... ¿NO?

escuestióndeponerunnick dijo...

Te lo tienes un poco creído tú... ¿NO?

Terre Nouves (Gus) dijo...

No sé os viene a la mente esa típica imagen tan de yanquilandia de una rueda de personas violentadas diciendo aquello de "...confieso que soy alcohólico..."

Pues bien, "confieso que fui anónimo..."

Pero un buen día me puse nombre y con el paso del tiempo incluso me identifiqué de forma privada.

No cambié el tono ni la forma, ni sentí en absoluto algún tipo de represión por mi mensaje. Quizá lo que pudo cambiar fue cierto orgullo por sentirme con cara y ojos, por lo que la relación humana, aunque virtual, ya podía producirse.

Quiero decir con esto que la identificación no debe estar relacionada con lo policial o lo coactivo, sino simplemente con el acto de saberse noble y ofrecer agradecimiento de una forma más natural.

Yo no he estado siempre al 100% de acuerdo con la Ninfa. Pero me ofrece la calidez de alguien que se esfuerza en comunicar e intenta aportar su granito para vencer la soledad de los demás. A su modo lo consigue a menudo en mi caso. Le han salido admiradore/as que la quieren y hasta le escriben poesías. Es encantadora cuando suble el tono y busca la refriega. Pero nunca esperen que llegue al mal gusto a la mala educación, es genuínamente bien-educada. Yo cuando era anónimo intente buscarle situaciones límite y su salida siempre fue templada y magistral. Con toda esta alabanza sólo intento decirles que la Ninfa vale mucho y que merece un poquito de respeto.

Aparte de todo esto, es una niña tan inteligente como monísima, por lo que los caballeros estamos de suerte.

Un beso,

ninfa secreta dijo...

Al anónimo: obviamente, me lo tengo muy creído y, obviamente, no sabes leer...

Terre Nouves: has sido uno de mis más elegantes y juiciosos detractores. No, no es cuestión de poner un nick, como dice el de arriba, es cuestión de hablar como personas.

Un beso (por cierto, me debes una respuesta, bicho) Ah! Y muchas gracias por lo de preciosa, me has alegrado el día :-)

duque de ramales dijo...

Terre Nouves (Gus) ya lo ha dicho antes que yo: "es una niña tan inteligente como monísima"... Solo quería añadir que, vista más de cerca, es aún más inteligente y aún más mona, y no sólo eso.
Pasadme lista, alteza, que esta vale el doble, ya que me asomo por vuestro palacio incluso cuando no puedo.
¡Sois única!

ninfa secreta dijo...

Vaya, se ha borrado! ( A ver, repito)

Os paso lista, señor Duque, y me solaza grandemente leeros incluso cuando no os espero. Sí vale por dos pero, aún así, y como diría nuestra común amiga... "prefiero cobrar en carne". XD

Un besazo, noble señor, ahora sí que, definitivamente, ha mejorado el día!

terremoto_61 dijo...

Si yo te contara Ninfa.......... hasta me han entrado en el pc y me tienen amenazada, ya ves, yo que no me meto con nadie, jejeje

Mi lema nate los trolls es primera y ùltima vez que te contesto, digo lo que tengo que decir y ya puede seguir escribiendo lo que le salga de las narices, no hay mayor desprecio que el no aprecio.

Sigue escribiendo lo que te de la gana y el/la que no quiera leer que no entre, tan sencillo como eso, punto pelota.

Miles de besos niña y òjala que te estè yendo bonito, aunque ya me dijo un pajarito que sì.....