lunes, noviembre 06, 2006

Cosmopolita de provincias

Al final no he hablado de la parte más frivolilla de mi paseo por Madrid, que también tiene su "aquél" (como decimos en Galicia).

En las grandes urbes siempre me entra complejo de paleta. Igual porque lo soy. Por eso voy por la calle con esa cara tan seria y estirada como si fuese una pija de Serrano. Me voy repitiendo para mis adentros "soy cosmopolita, lo soy, lo soy". Y al otro rato: "No se dan cuenta de que soy una provinciana, no se dan cuenta, no se dan cuenta...". En fin, que no me lo creo ni yo.

Probé la experiencia de ir con cara de culo en el metro como si lo hiciese todos los días cuando en mi ciudad voy en coche casi hasta para llegar al water. Me sorprendió la miscelánea en que se ha convertido la capital. He estado miles de veces de paso pero, eso mismo, sólo de paso. Mientras comía, o paseaba o iba en metro no podía dejar de observar que los autóctonos (eso sin contar que yo tampoco soy madrileña) éramos minoría.

Acabé preguntando a qué se dedicaba la gente que antes trabajaba en hostelería allá porque todos los que están ahora son sudamericanos. No porque me parezca mal pero, me dije, ¿tanto trabajo hay aquí que los otros ya no necesitan estar en hostelería? Nu sé.

Me gustó, como siempre, lo abiertos que son los madrileños. Un poco chulitos pero a mí eso me hace gracia. Como a ellos mi peazo acento de la tierra galaica. Los gallegos somos más tímidos, más cerrados. Los hombres aquí no te echan un piropo más que borrachos y a las tantas de la mañana. Sin embargo, en el trayecto al aeropuerto, al taxista (un chaval joven) le dio tiempo a tontear, darme su teléfono, su msn y no me dio nada más porque no me dejé...

Los tipos te miran por la calle, como si existieses (sí señores, en Galicia ni pestañean, no sólo conmigo, con quien sea). La gente te hace la rosca y te dice que eres muy joven (¡Ay, Dios, cómo me gusta eso...!).

Tuve ocasión de darme un paseo en un carruaje de gran cilindrada, descapotable y sólo para ricos. Eso sí, me monté en él como si me dedicase a viajar en esos cacharros todos los días. Ni una sola alusión al precioso tapizado en cuero color teja. Como ya sé que son una herramienta para ligar, yo siempre hago caso omiso de ellos. De hecho, mis últimos rollos más largos tenían ambos sus correspondientes mercedes y no por eso me parecían más guapos. Pero mola que tengan pasta, claro, que ya tengo una edad para buscarme indigentes.

También hubo quien me dijo algo así como "vosotros los millonarios". ¡Dios, es para partirse! Con lo pringada que estoy yo, da gloria seguir dando el pego. También me salieron unas impresionantes ampollas en los pies cuando el hotel estaba a cincuenta metros de la oficina... ¿Será la polución?

Comí con una amiga remaja que tenía muchas ganas de ver y que está cada día más esbelta y joven, la condenada, y me dio tiempo a hacer un poco el primo y perder la cartera. Lo sorprendente es que la recuperé en perfecto estado. Un milagrito. Yo le decía que era una señal. "¿De qué?", me dijo. "De que se me está quitando de encima el gafe...". Hay que tener fe.

Pero es mentira. Hoy mismo acabo de dejar caer mi móvil en la bañera con agua y creo que ha muerto. Era un regalo de mi compi y, encima, para el curro me hace mucha falta. Estoy esperando a que se seque con el corazón en la mano.

Y la tarjeta en la otra. Para aplazar los pagos.

Ay, Jesús, si naciste pa martillo del cielo te caen los clavos...

18 comentarios:

Toño dijo...

jejeje...yo también quiero ser cosmopolita y soy un paleto, pero no por eso dejo que me roben la cartera. Lo del descapotable, lo mejor, ya me dirás como lo haces par ligarte a tíos con "peaso" carro, que yo también quiero que me paseen y que me digan que soy joven y tal...

Toño dijo...

Por cierto... tenlazao. Espero que no te moleste.

santibichos dijo...

Jeje, ej que los madriles molan mazo y los madrileños pues ej lo que tenemos...pico, morro y desparpajo no nos falta!!

Me alegro que te guste Madrid!

santibichos dijo...

Ojes, pero no a todas las gallegas les gusta esa forma de ser de los madrileños. A veces las asustamos un poco, con tanto pico y espontaneidad!...me encanta que te guste...unmm!

ninfa secreta dijo...

Ej que yo tengo un carácter poco gallego...

Soy muy directa, muy espontánea y descarada... por eso me va ese rollo.

Toño, no sé cómo lo hago, juro que es casualidad. Mis amigas dicen que tengo mucha suerte. Será eso. Porque cuando los conozco yo no sé qué coche tienen ni na.

De todos modos, el último carruaje no tiene relación más que laboral conmigo... Lástima!! jeeee!

ninfa secreta dijo...

Ah!! Toño, no me robaron la cartera, eeeh???

TERREMOTO_61 dijo...

Si es que tienes un compi que es un encanto...;P, nà niña, a disfrutar de esos momenticos de desacapotable y ser chica fashion fashion....que luego enseguida hay que volver a la cruda realidad...
Besitos....

tu dijo...

ejem, si te sirve de algo, a mi se me cayó el móvil dentro de un bidón lleno de agua y cuando se secó funcionaba perfectamente, claro que la inmersión fué de segundos....

...justo lo que tardé en decir "me cago en la puta!"

si, tu compi es un cielo.

José Antonio dijo...

Pues tu tuvo mucha suerte. El mío se sumergió lo justo para decir "joder". Y murió.
Si te pasa lo mismo, y se muere, sigue mi táctica: me fui al distribuidor más cecano, absolutamente indignado porque "había dejado de funcionar", y me lo cambiaron por otro.
P.S.: También te he enlazado, con permiso.

ninfa secreta dijo...

Bueno... parece que vive pero ha perdido algo de su fuerza.

Ahora el timbre de llamada es tímido y las voces lejanas...

No sé si oyen las llamadas porque no he oído ninguna, todas aparecen perdías...

Y, sí, mi compi es un cielo porque me lo compró el año pasado por Navidad y, sobre todo, porque se me había muerto el otro y no me podía comprar uno nuevo...

Con lo bonito que es y el cariño que le tengo a este... josh...

ninfa secreta dijo...

Por cierto, gracias por enlazarme. No es cuestión de permiso sino favor que ustedes me hacen.

Besos

Anónimo dijo...

Tía ! Disculpa meterme en tu blog sin las debidas presentaciones, pero es que una es así, demasiado timida..
No sé si te sirve de consuelo pero es que yo me identifiqué con tu "sindrome de palurdo en la gran cuiudad" y he de confesar que yo también me siento una total cateta cuando vuelvo a casa, pues aunque soy nacida y criada en La Bella Easo, vivo en Las Américas hace 10 años, y hoy en día estoy más acostumbrada con la pobreza que con los lindos jardines y paseos afrancesados de Donosti. Así que eso, a pasear por El Retiro con aires de gallega que pa eso Dios te puso allí.

ninfa secreta dijo...

Jajajjaaa!

En este blog puede entrar todo el mundo que no tenga complejo de troll, así que no te disculpes y pon tu nombre que estamos encantados de que te unas a esta cordura sólo para locos...

Un beso

Eva dijo...

Pues nada hija, aquí estamos identificándonos, y anunque nunca tuve complejo de troll siempre pensé que era de otro planeta, y mi abuelo vivía diciendome que estaba loca, será que lo decía porque no me gustaba beber la leche de vaca de verdade? Es que para mí la leche sale de las tetas del tetrabrik... No sé, el caso es que me decía que tenía que pasar por una guerra para aprender a vivir, y aquí estoy, en la tierra que Pedro Álvarez de Cabral descubrió bebiendo leche de vaca de cajita, gracias a Dios, y que no falte. En fin, soy una metamorfosis ambulante, sirve? un abrazo, Eva

ninfa secreta dijo...

Jajajaa! Hola Eva! Tienes un perfil muy interesante pero no hacía falta que nos contases nada, basta tu nombre, si quieres ponerlo.

Eres gallega, por lo que veo y, disculpa mi ignorancia, estás haciendo las américas exactamente en...?

Viva la metamorfosis y bienvenida al club de las chicas raras e incomprendidas. Un beso

Eva dijo...

Muchas gracias por la bienvenida, pero me temo que no soy galeguinha, soy vasquita (no "vaquita", please) de San Sebastián, y estoy currándome la vida en Contagem das Abóboras, una ciudad en Brasil, una belezura (como dicen por aquí). Nos vemos por aquí, beijo.

Bel:-) dijo...

Jajajaja!
Lo mismo hago yo en Londres, pongo cara de estirada mientras ando por la calle para parecer Londoneer, pero me parece que con esta pinta de folklorica que dios ma dao no cuela mucho.

Hoy iba toda estirada yo bajando las escaleras mecanicas del metro y me he pegado una hostia que casi las bajo rodando. Asi que a partir de ahora las pienso bajar a la española, mirando donde piso.

;-)

ninfa secreta dijo...

Jajajaaa! Te estoy viendo, qué paloooo!!

Pero tú ya estás acostumbrada a una gran capital mientras que yo...


Eso sí, estiradísima ando...