lunes, marzo 22, 2010

De la mujer a la que le gusta el chocolate...

He tenido la genial idea de cambiar el contador. He elegido uno más fashion, que me permita ver las visitas diarias, de dónde proceden, estadísticas... una chulada. Pero, claro, en esta miserable existencia todo tiene un precio, leñe. Me ha borrado todas las visitas anteriores.

Si tenemos en cuenta, que las más de diez mil que tenía con el primer contador (no recuerdo si once o doce mil), pasaron a la historia con su extinción por causas tecnológicas desconocidas para mi menda, y el siguiente reflejaba dos mil trescientas no sé qué y tambíén se ha ido al carajo... pues estoy algo frustradilla. En fin, qué le vamos a hacer. Si lo mío ha sido siempre reiniciar una y otra vez, como los ordenadores cuando se bloquean...

Bueno, que sepáis que, aunque no me comentáis nada (jodíos...), me visita mucha gente, así que no le hagáis ni p... caso al dichoso cacharro. He dicho.

En otro orden de cosas, y siguiendo con mi talante profundo, me debato entre hacer régimen -los fines de semana con los enanos, imposible, no se pueden hacer tantas comidas separadas- y atracarme de chocolate (negro, eso sí), como estoy haciendo ahora mismo. Es el problema de la ansiedad, que te da por calmarte con estas cosas... Tengo ganas de entregarme al culto al cuerpo. He probado un programa de la Wii (Your Shape) que me ha parecido la leche cósmica. Entrenadora personal en casa, con cámara para ponerte verde si lo haces mal. He practicado un par de días (me lo han prestado, por ahora TAMPOCO me lo puedo comprar -qué coñazo-) y he tenido hasta agujetas... ¡Maravilloso!

Necesito desesperadamente entrar en actividad física y química ya mismo. Esta vida tan sedentaria le va fatal a mi cuerpo ya no tan serrano y a mi cansada psique, que desocupada es un auténtico peligro. Necesito obligaciones y horarios para sentirme útil, trabajo desde los 17 años y yo creo que por eso me veo tan fofa: toda mi vida la he pasado corriendo de un lado para otro y no engordaba un gramo, claro.

También voy a hacerme con un artefacto para hacer más ejercicio. O sea, que si no estoy maciza para la operación biquini, apaga y vámonos. Hombre, milagros sé que no habrá pero mi cuerpo siempre ha sido agradecido, espero que no se esté relajando por mor de la edad, como dicen todas mis supuestas amigas.

Por de pronto, hago algo semejante (más bien menos que más...) al footing con los enanos. Hacemos carreras, me ganan de largo y yo me desoxido un poco. Y lo mismo me tomo una ensalada sanísima y una frugalísima semana de comidas que me jarto y agarro la tableta de chocolate... ¿Alguien puede darme alguna receta para este desbarajuste?

A todo esto, sigo siendo una pringada pero, después de varias décadas de existencia, he vivido la experiencia religiosa de probar un... ¡¡Vega Sicilia!! Obviamente, yo no lo he comprado pero, coñe, por lo menos poder presumir de haberlo catado. ¡Aaahh, los amantes del buen vino me entenderán...! Que le pregunten al caballero de los níveos cabellos cuán infantilmente acaricié la botellita... Si hasta pensé en no tirarla para conservarla como prueba de que había pasado por mi casa tal maravilla pero... creo que ya soy bastante paleta sin llegar a esos extremos.

De todos modos, reconozco que me costó tirar el envase... Ains.. qué cosa más grande.

Si no fuese por estos ratos y los que pasamos en el baño...

5 comentarios:

Raúl Alberto dijo...

No te comento hace rato, pero te leo cada que hay entrada nueva...hermoso leerte lo sabes...besotes lejanos.

ninfasecreta dijo...

Gracias corazón... hermoso tenerte a lo largo de los años.

Un besazo

La Orquídea dijo...

Sabes que aunque no siempre hable, te miro a diario, Nena. Y ya hace tiempo.

Un beso enorme.

Cuarentañera dijo...

Yo te leo y entiendo eso de nadie dice nada, la timidez es o que tiene.
Ah! yo deb ser tela de paleta porque guardo las etiquetas de los vinos importantes con comentario anexo, jajaja.

Crika dijo...

mi escaso tiempo sólo me da para hacer lectura rápida (de esa que dura 0,5 segundos) como para poder comentar ;)
además mis neuronas están secas, si las exprimes sólo salen números