sábado, mayo 10, 2008

Vuelve la noche más larga

Esta mañana he abierto los ojos y he deseado volver a cerrarlos. Era una sensación ya olvidada: al despertar recordé que el mundo era un lugar hostil donde no encuentro mi lugar. Recordé que no tenía nada que ofrecerle a mis hijos y a mí misma. Recordé que volvía a ser una paria de la sociedad. Recordé que, de poder elegir _que no puedo_ no despertaría nunca, dormiría el sueño de los muertos y estaría tranquila (hasta feliz si conociese el verdadero significado de esa palabra) flotando en la nada. Recordé que la vida había vuelto a abofetearme y ni siquiera le había visto levantar la mano.

Mis alas están resquebrajadas de nuevo. Estoy otra vez en el principio (o el final). Estoy otra vez acabada.

Vuelve la noche más larga.


11 comentarios:

Solitaire dijo...

Hola:

Pero, ¿qué dices, niña?

¿Nosotros no somos nada?

¡A toda noche su hoguera!

Coblenza dijo...

SALDRÁS DE ÉSTA. COMO SIEMPRE.

MUCHA FUERZA,
y a la mierda los que pretendan suicidar tu voluntad de HIERRO, te mereces lo mejor, y sin que sirva como simple referente "no hay mal que por bien no venga".

Ya sabes como encontrarme, por si me necesitas.

Un fuerte pero que muy fuerte abrazo.

Chipsoni@ dijo...

Llegará tu ventanal grande, solido fuerte y con las mejores vistas del mundo.

Que se cierre una puerta de un portazo siempre encoge el corazón, por el ruido, por lo inesperado, pero no es el fin de nada.

Aunque ahora te parezca imposible, llegará tu ventanal, créeme.

http://es.youtube.com/watch?v=esCGeqUx5IQ

Ninfasecreta dijo...

Gracias todos. No tengo muchas palabras ni tampoco fe. Son malos tiempos para la lírica pero aprecio vuestros esfuerzos.

Un beso

María dijo...

¡Nena! Se me han puesto los ojos rojos al leer cómo estás. ¡Con lo bien que íbamos...!

Un abrazo enorme. Para lo que quieras estamos aquí.

Tienes que venirte un día a Pamplona a que nos pongamos moradas de pinchos y cañas.
Muchos besos.

Ninfasecreta dijo...

Gracias María, ojalá pudiese ir...

Sí, con lo bien que íbamos... La vida tiene una irónica forma de recordarme que yo no he venido aqui a celebrarla y busca los modos más crueles de ponerme en mi lugar... Y lo consigue.

Un beso

Tu prima dijo...

Pequeña reina: nunca he sabido muy bien qué extraña relación de amor odio tiene contigo la vida. Te ha dado un montón de cosas, te ha hecho fuerte, sabia, rápida, sagaz, inteligente, simpática; te mantiene joven, prieta y bella frente a los años, los vientos y las mareas (así en plural, que a tí las tempestades te llegan por duplicado), los partos y los disgustos; el sol brilla en tu pelo y tu piel se ríe de los mandamientos que las demás cumplen sin conseguir efectos; tus pequeños roedores crecen también bellos y sanos, inmunes gracias al muro que ha creado su mami... y, sin embargo, día tras día, la misma vida te envía golpes que detendrían un tren en marcha. Ayer te dije que no sabía que decirte. Hoy tampoco digo nada que no sepas ya. Te mando un beso fuerte.

ch dijo...

Mi querida Ninfa. Ciertamente hay momentos en los que nos gustaría dormirnos y no despertar nunca! Pero hay que ser fuerzas y ¡tirar palante!
Que si, que estamos ya agotadas de tanto tirar, pero lo que hoy nos parece un estorbo, un impedimento para poder cumplir nuestros más íntimos deseos, son nuestra sangre, nuestra sabiar, nuestro motor para seguir peleando, el motivo demostrale al mundo que no es tan fácil acabar con nosotras, mucho menos si se es Ninfa, como tú.
Como lo más probable es que ya hayas pasado por situaciones similares, no tengo nada más que decirte; CONFIANZA, es la palabra que considero apropiada en estos momentos. No quiero dármelas de resabida, no puedo ponerme en tu lugar, no he vivido lo mismo que tú; pero que sepas que te comprendo y que te acompaño desde lo más profundo de mi corazón. Darte ánimos, aunque los necesitas, no me parece apropiado en este momento. Ofrecerte mi apoyo es todo lo que puedo hacer.
Saldrás de este estado con más fuerza y más resplandor, al igual que el ave fénix. Repito, CONFIANZA puede ser la palabra mágica

David Testal dijo...

que mueras bien, des-conocida
muere hasta el final

para nacer
hay que morir

Dulce6 dijo...

Desde que te conoci, en este "cibermundo", te sigo, en el silencio.

Los lunes para mi, son la esperanza de poder leerte, pero hoy es tristeza.

Dices que no tienes nada que ofrecer a tus hijos, te parece poco la vida que les has dado, y tu amor....

Besos dulces y animo, ya veras como el Sol sale otra vez de entre las nubes...

Ninfasecreta dijo...

Dices bien, querida prima, que no entiendes la relación de la vida conmigo. Yo tampoco. Hace mucho que no le encuentro sentido a nada.

Gracias a todos por vuestro apoyo.