martes, mayo 06, 2008

Pesimismo esperanzado

Hoy charlando con mi ángel de la guarda sobre mi monotema de preocupación actual (papaíto, cómo no) hablábamos de un regalito que me dejó mi escritor favorito . Un premio bloguero de esos que tanta ilusión hacen por cuanto es totalmente libre y ausente de otra pretensión que recordarle a alguien que tu blog le gusta.

Viniendo de quien viene el honor es doble (puesto que me fascina como escritor y, aún sin conocerle, admiro los trocitos de su alma que deja entrever). Según mi ángel de la guarda, esto son lisonjas pero no es así. De hecho, a ese ángel endemoniado le puedo mandar a hacer puñetas cuando no estamos de acuerdo y así lo he hecho.

En fin, me gustó la definición del premio: “Por esa forma tan natural, amable y divertida que tiene de contarnos su no-encontrar el camino”. Parece que las no-relaciones, los no-novios y las no-metas son ya mi sello de identidad. Como dice L, la pesimista esperanzada. Sí, esperanzada de tener que tragarme mis palabras pero con poquita fe de poder hacerlo.

Nos pusimos a retrotraernos a lo logrado en estos intensísimos y desaforados cuatro años que llevo sola luchando contra los elementos (de toda índole). La verdad es que si me pongo a contar todos los avances, uno por uno, tengo para una novela por entregas y me estoy planteando seriamente hacer un recopilatorio de logros y batallas de una mujer que lo perdió todo y sigue trabajando para tenerlo todo… aunque peque de ambiciosa y nunca lo consiga.

Miro atrás y, aunque papaíto se prepara para volver a ser una presencia problemática en mi vida, me siento razonablemente orgullosa. Me falta mucho, me falta todo el resto de mi existencia pero hasta yo misma puedo ver que le he echado valor y tampoco me puedo quejar de lo conseguido. Estoy lejos de vivir tranquila y relajada, de sentirme segura _no creo que vuelva a sentirme así nunca_, de atreverme a hacer planes que rara vez se cumplen y de pensar que sólo hay que dejar la vida rodar… porque yo no puedo hacer eso. O la empujo o me empuja. Ésa es nuestra peculiar relación.

Sin embargo, he pasado de ser una mujer sin trabajo, en el paro con dos hijos, sin maridito, sin apenas ingresos, sin vida emocional ni sexual, sin expectativas laborales en una ciudad pequeña y limitada a tener un puesto razonablemente pagado, una bonita y carísima casa para mis hijos, a ser independiente (o casi), a tener una vida sexual como poco… interesante y otras muchas cosas.

Sí, creo que voy a hacer un post _o varios_ recopilando logros. Será bueno para mi moral y la de todos aquellos que, por lo que sea, anden en un período vital de esos cabrones que te hacen sentir perdido o desesperado.

Os espero en mi club donde los locos encontramos nuestra pequeña dosis de cordura. La justa para no desaparecer pero no tanta como para no aguantar el tirón y seguir ejerciendo nuestro derecho a la insurrección.

¿Te vienes?


5 comentarios:

Solitaire dijo...

Hola:

Cuenta lo que quieras, pero cuéntalo así. ¿Cómo es que no te encuentro en las columnas de papel que otras (y otros) apenas "decoran" con tinta gastada?

No, no es porque no sé tu nombre. Perdóname, pero, ¿cómo podría inscribirte en mi lista de escritoras favoritas sin saberlo?

En fin; me conformaré con el blog y un pesimismo esperanzado.

Saludos.

Ninfasecreta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
angelos dijo...

Hace poco leí que a un escritor se le reconoce por el rastro de tinta que va dejando.
Tu blog no deja de ser un rastro de tinta al que alguno que otro anda enganchado. (Si, ya se que tu ángel de la guarda te dira que son mas lisonjas, pero peores cosas me habrán llamado)
jajaja


Besos

Pau Llanes dijo...

hazlo, por favor... te leeré complacido... saludos... Pau llanes

Crika dijo...

me apunto a tu club y tengo pendiente pasar el testigo del premio recibido que creo que a todas nos ha emocioando por provenir de alguien tan especial como el feo ;)
Un beso de una incorfomista resignada que sigue la vida sin manual de instrucciones pero con una sonrisa, porque en las fotos hay que salir bien (te suena?? jeje)