lunes, mayo 05, 2008

Afilando cuchillos

Aquí estamos, preparándonos para la guerra. Mi queridísimo ex ha tomado la decisión del año: mudarse a vivir a Toledo. De entrada sonaba bien pero, vista la actitud del ínclito, se avecinan malos tiempos. Se me ha asomado a la puerta con ese aire beligerante que le caracteriza desde que nos separamos y ha insistido sobre su extraña idea de proclamarse familia numerosa a la salud de mis pequeños roedores y una supuesta candidez que no sé de dónde puede haber sacado que yo tengo.

El muchacho quiere hacerse con las desgravaciones, los descuentos en préstamos, coches, matrículas, beneficios fiscales y de acceso a la vivienda a cuenta de que yo pase por el aro de permitir que mis hijos sean considerados parte de su unidad familiar gracias a los 340 eurazos que me pasa por los DOS. Eso sí, el favor me lo hace él a mí porque así tienen descuentos en el comedor y la matrícula. Hay que joderse (no me gusta escribir tacos pero hay cosas que sólo se pueden decir de una manera).

Es curioso que se le haya olvidado lo listísima que era la titi aquella con la que se casó el siglo pasado. Dejando a un lado que, en breve, las familias monoparentales con dos hijos seremos consideradas numerosas _razón por la cual yo seré la que disfrute de esas ventajas con mucha más justificación que él, que llevo tirando del carro sola hace cuatro años_, este señor no ha mostrado en todo este tiempo ni la menor inclinación a hacerse cargo de las necesidades de sus hijos fuera de lo que la ley le obliga a abonar. Así, ni colegios ni material ni ropa ni medicinas ni una pensión digna ni nada de nada es considerado por él algo en lo que deba colaborar. Eso sí, ahora, ante la ley quiere ser un padre opusino. Pues va a ser que se jode.

Lo curioso es que con esta milonga ya me salió hace unos meses y le contesté lo mismito. Pero él sigue dale que dale. Se lo debe haber vendido muy bien a la pobre acompañante _que no tiene ni idea de con quién está_ porque sigue emperrado. Eso dejando a un lado sus casi seguras oscuras intenciones.

Por de pronto, ya les ha explicado que la nueva casa tiene una terraza “más grande” que la de mamá y que se van a ir al colegio en Toledo. La osadía de los ignorantes no tiene límites. Encima de pretender anexionarlos a su unidad familiar, de paso, me los quita. ¿Por amor paternal? No. Simplemente, hace sus cuentas: lo que me deja de pasar a mí, más la pensión que me sacaría en función de mi salario (que, obviamente, sería mucho más que la basura que me pasa él a mí), más los beneficios fiscales y la madre del cordero… ahí anda, relamiéndose de gusto. Eso sí, no quiere poner cien euros para que el niño entre en un club de fútbol (la mitad de lo que hace falta) pero es un padrazo.

Tiene las santas pelotas de decirme que él tiene “todas las cargas” así que, muy tranquilamente, le recordé que yo no había elegido tener estos dos niños en soledad, que su churri y él son dos para mantener a sus nenas y que ellos sí han elegido meterse a procrear habiendo otros dos niños que no tienen que apechugar con las consecuencias de sus decisiones.

Ahora vendrá la movida veraniega: se negará a coger los niños en julio para fastidiar, yo tendré que organizarme y me negaré a darle los niños en agosto. Y se armará, un año más. Previsible, después de todo.

Al menos, los niños le verán más _aunque a mí me amargue la vida con más frecuencia_, no viajarán tanto, les tendré cerca y hasta puede que yo tenga algún fin de semana para mí. Con todos los demás desvaríos habrá que tomar la pertinente actitud: pasar.


Ya veis, hoy el blog es el diario de la señorita Francis. Pero no os preocupéis, que la ninfa sigue in crescendo.

Mientras, a afilar cuchillos tocan…

10 comentarios:

Solitaire dijo...

Hola:

Parece que en Galicia se ha gestado una tormenta...

De tu parte estoy y parte soy, así que no habré de fallar mañana ni hoy. Acaso sugerir la mejor opción para los pequeños (aun a nuestra costa), a los que sí me atrevo a declarar absolutamente inocentes de las desavenencias parentales.

Más que un afilador de cuchillos, yo me procuraría un abridor de molleras.

Saludos y (más que nunca) buena suerte.

mandawebos dijo...

Mira que nos gusta complicar las cosas. Suerte y ánimo.
Junto con los cuñaos, los ex son una curiosa forma de vida que pulula sobre la faz de la tierra.

Chipsoni dijo...

Mandawebos: ¿y los suegros, que?

En fin nena, que es que cada vez que te leo hablar de tu ex me sube la bilirrubina, mira que es cabronazo y convenido el puñetero, ¡con la carita de buena gente que tiene!, pero tu firme en las tuyas, que no te amilane.

Yo aqui, con lo mio, a ver si este finde tengo tiempo (me han retrasado 2 semanas el viaje a Ayamonte), te mando un mail contandote y de paso escribo algo en el blog, que tengo material para llenar dos baules, pero entre la poca inspiración y el nulo tiempo ahí te tengo abandonadita, pero que sepas que me paso de vez en cuando y te leo, palabrita que te leo.

Besazos, princesita.

Pau Llanes dijo...

Ya sé, seguramente es ficción... pero se parece tanto a la vida real... en fin... bienvenida, espero que tus vacaciones te relajaran lo suficiente... qué bien escribes, dios... saludos... pau

Ninfasecreta dijo...

Querido Pau, la realidad supera siempre a la ficción...

Soni, no te preocupes, ya nos pondremos al dia.

Besos a todos

BadObsession dijo...

ánimo chica ... y prudencia que al final los sufridores son los enanos ... Que le den concurso y continua con tu proceso de levantar cabeza. Un consejo... más que afilar cuchillos ... cierra las cortinas.

Ninfasecreta dijo...

Jajajaja! Buen consejo, badobsession...

Siempre mantengo a los niños al margen de estas movidas. Precisamente por ellos es por quien me fastidia su actitud, si no, ya hace mucho que le hubiese dado puerta para siempre jamás.

Biquis

angelos dijo...

Desgraciadamente todavia es valida aquella maxima romana que decia: "Si quieres paz, preparate para la guerra"

A veces, casi creo aquello de que nuestra evolucion como especie se detuvo en algun lugar del camino...


Besos desde el Mediterraneo

Félix dijo...

Lo peor es lo que le queda por pedir, según le convenga, cuando le convenga, a cambio del 'favor' que va a gritar que te está haciendo.

Querida Ninfa, te dejo un premio en mi blog Diario de un feo recién divorciado. Sé que es poco a cambio de tu simpatía, pero te lo mereces.

Un beso.

Crika dijo...

compañera de premio, no me había pasado nunca por tu blog y he elegido el peor momento, no por tu afilador, sino por mi momento laboral, porque aquí hay muuucho por leer ;)
ando liada con las colonias de verano y a peleas con el ayuntamiento de mi pueblo asi que igual monto algo en casa: piscinita, algo de verde, la wii para los nanos y el magic english para el toque cultural-educativo, voy a abrir el periodo de inscripción en breve, jeje
un beso