sábado, octubre 24, 2009

Olvídame tú

A veces, sólo a veces, parece que la vida se alía conmigo y me permite acercarme a ti pero es sólo una ilusión. Por cada costoso paso que doy hacia delante, intentando rozarte, das tú tres atrás alejándote... de mí, de ti, de la vida misma.

Te busco entre mis sueños ya que no puedo tenerte despierta. Muero por ser tu paz y tú mueres sin encontrar la calma. Te vislumbro tan cerca en el recuerdo como lejos en tus palabras. Ora dentro, ora fuera. Un martirio causado por un pecado cometido que aún desconozco.

Era demasiada felicidad, quizá. Era demasiado auténtico. Éramos unos privilegiados, el encaje perfecto en un mundo imperfecto ¿Será verdad, entonces, que el amor es una mentira, que sólo es una reacción química, que nace ya muriendo?

Tengo que olvidarte. Quieres que te deje atrás aún cuando estoy dentro de tu sangre. Ahora te castigas tú, el superviviente ha de purgar solo, sin apoyos, sin debilidades, sin el dolor del amor... ése que te hacía sentir tan vivo.

Y debería intentarlo. Lo malo es que no quiero, que no puedo hacer más que amarte, que pensarte, que esperarte. Mi piel no reconoce otras manos, no reconoce otros labios que no sean los tuyos, prefiere secarse antes que sentirse profanada.

Dime, ¿qué he de hacer? ¿Realmente tengo que rendirme, partir, dejarte solo? ¿O aún queda un motivo para luchar, un átomo de sentimiento, un resquicio de ternura? ¿En verdad ésta es la vida que quieres, ésta es la solución, éste es el final?

Dime, dime tú, que vuelas lejos cuando yo no puedo soltarme...

¿No he sido más que un lamentable un error?

2 comentarios:

Sonia dijo...

Siempre me ha parecido esta canción una de las mas bonitas del Bosé.
Que pena que las mas hermosas canciones sean las de desamor.

Besos, preciosidad

María dijo...

De los besos también se aprende: de los sucios, de los rotos,de los que aprendemos y de los que no.
A veces no se trata de olvidar, más bien de echar a un lado.
Vive, aunque bucees en diluvios, ponte botas! Vive aunque te engañes con unos ojos claros, ponte gafas de Sol! Vive despierta, que los sueños son para los cobardes.