miércoles, marzo 18, 2009

Fuerza tropical

Es curioso esto de los blogs personales. Cuando yo comencé a escribir no pretendía abrir una ventana de mi alma para que la gente que no me ha visto, oído, tratado ni conocido dedicase sus horas a solazarse con mi aparente mal o decidiese exponerme a la opinión pública como si fuese la novia de un famoso. Cuento lo que tengo a bien y me callo muchas, muchas cosas que sólo saben los que realmente forman parte de mi estrecho círculo.

He descubierto que hay personas que salvan la monotonía de sus vidas poniendo etiquetas a las de los demás. O incluso se sienten mejor consigo mismos pensando que la mía es triste o patética. O me llaman fracasada.

Esto me recuerda a un antiguo post mío "Vidas deshechas" (no me acuerdo de cómo insertar enlaces pero está al principio, en marzo o abril de 2007). En él hacía alusión a personas e incluso lectores que decían "comprenderme" por sus "fracasos" sentimentales y cómo habían "rehecho" sus vidas. Como decía entonces, que una relación finalice no es un fracaso, es un triunfo, aunque duela. Has tenido la oportunidad, la has vivido y, cuando se acabó -que siempre se acaba-, has pasado página. Y punto.

Algunos se permiten opinar que una va en caída libre o le va bien o va mal en función de sus propios criterios personales. Para mí los cambios pueden ser costosos, dolorosos, difíciles pero no son fracasos porque me atrevo a asumir riesgos y eso conlleva un poco de todo. Me comentan que a ver cuánto me queda. ¿Me queda para qué? ¿Para escribir este blog? ¿Para seguir luchando? ¿Para seguir viviendo? Yo no hago nunca esas cuentas, estaría bueno

Desde luego, nunca he pensado que mi vida está o estuvo deshecha. Ni yo ni mis allegados. He mantenido la sonrisa y las ganas de vivir cuando los ciclones -que a muchos otros/as hubiesen destruido- vinieron a darse una vuelta por mi vida. Yo soy una isla tropical. Estoy habituada a los huracanes y a saber cuándo hay que apuntalar el tejado en función de los futuros desperfectos. Y lo que se ha roto, no me importa, el haberme convertido en nómada me ha llevado a descubrir que todo es perecedero, que nada se conserva y que, aunque lo conserves, llega un momento en que sobran demasiadas cosas.

Sigo siendo una persona que hace feliz a las personas que le importan, que sabe disfrutar de la vida con lo que sea, que conserva intacto su valor para emprender las aventuras que hagan falta, aunque a veces me agote, como cualquier ser humano. Mi diferencia es, quizás, que cuando he tenido que tirar la casa por la ventana, en vez de sujetarme a un clavo ardiendo (léase vivir en casa de mamá, echarme un novio que me quería pero yo a él no porque es lo "conveniente", arrastrarme a cualquier precio para conseguir cosas, etc. etc...) he tirado hacia adelante y he apostado por mí misma. Y nunca he errado. Las cosas en la vida ocurren como toca o te toca pero no porque uno fracase. Estar vivo, ser osado, ser madre y padre, ser mujer (muy mujer) y no formar parte de la mediocridad tiene un precio que conozco hace mucho.

No soy ninguna supermujer pero, sin duda alguna, no soy una fracasada. Me sobra fuerza y juventud (incluso belleza) para seguir viviendo, que es a lo que he venido. Mi única verdadera preocupación son mis hijos, como cualquier otra madre. Todo lo demás, me lo pongo por montera y lo reciclo para mi crecimiento interior.

Es probable que mi vida vuelva a cambiar en muy poco tiempo. Pero tal vez me compense porque la vida es así. Es una niña caprichosa y egoísta pero, de vez en cuando, se comporta y comparte los caramelos con los vulgares humanos. Y, como dice Serrat "está tan bonita que da gusto verla". No sé qué va a suceder pero tengo la garantía, que muchos otros no tienen, de que nunca estaré sola.

No voy a "rehacer" mi vida o fracasar. Voy a seguir viviendo, como siempre. Y para cuando esa niña caprichosa (no la de Rajoy) se siente a compartir sus juguetes conmigo, aprovecharé que está de buen humor y le sonsacaré todo lo que pueda y más, que para eso tengo experiencia.

Y la experiencia es un grado.




(El disco duro de mi ordenador ha muerto. No encuentro los drivers. Ésa es la única razón de que escriba menos. Os mantendré informados).

13 comentarios:

pepito grillo dijo...

Nadie te pone a parir ninfa. Nos gusta lo que escribes. Pero estar expuesto es abrirse a las opiniones de los demás, que no siempre compartirás.
Desde luego que si eres una persona atractiva y pasas dificultades económicas es porque tienes valores morales y no te vendes por dos duros. Muchas tirarían por lo fácil.
Pero sopesa también que si tienes hijos y haces de padre y madre, en lo laboral, deberás poner más de tu parte para alcanzar la estabilidad, aunque ahora es el peor momento posible.
mucha suerte

ninfasecreta dijo...

A ver, Pepito, no me refería a ti y eres uno de los dos comentaristas que he censurado en varias ocasiones por hacer juicios de valor sin conocimiento de causa.

Que escriba un blog no quiere decir que esté expuesta, no te equivoques. Yo no soy Fran Rivera, no poso en ninguna foto, no vendo intimidad. Escribo en un blog cutre del que puedo moderar los comentarios y hasta evitar que se pongan. No es un periódico, no tengo que aceptar que nadie me juzgue si no me da la real gana.

Y nadie debería juzgar con el desconocimiento del que tú haces gala. No eres mi padre (murió cuando yo tenía 21 años) para darme lecciones y decir que yo no pongo de mi parte para obtener la estabilidad es, además de falso, una opinión gratuita que no tengo por qué aguantar ni de ti ni de nadie.

No borraré este comentario pero ten presente que yo no estoy aquí para que tú digas que hago las cosas bien o mal porque yo no cuento aquí más que lo que a mí me parece y tú no tienes la menor idea de quién soy, qué hago y cómo lo hago.

Arwen dijo...

Hola Ninfa y enhorabuena por tu página. Te hemos conocido a traves de Emma de la Felicidad existe y que es seguidora nuestra.

Saludos y nos leemos.
Arwen

Chipsoni@ dijo...

No hay mayor desprecio que no hacer aprecio.

No les hables, no tienen ni idea de que puñetas están hablando, no merecen un post, lo mismito podrían estar hablando de física subatómica.

Y el Juan ese es, además, un pelín pedantillo con su poesía sin sentido, lo mismo no se ha enterado que el lenguaje sirve para comunicarse y que lo de Babel fué una prerrogativa de Dios.

Nadie es monedita de plata, pero si no te mola un comentario, ¡bórralo o ignóralo!.

Faltaría plus, que pechá de majarones hay sueltos por el mundo.

Un besazo, princesita.

Navegante dijo...

OLE, ahí va un pedacito de verdad con la firma de alguien a quien admiro.
Sigue caminando y que los demás hagan lo que quieran, siempre lo he dicho y ahora me reitero, me gustas como persona “porque sabes quién eres, que eres y no has olvidado de dónde vienes y a donde llegar”, que no te quiten eso nunca.
“OLE… TUS OVARIOS NIÑA”, y a quien le duela, le pique o no sepa más que intentar verse reflejado/a en el espejo de tu vida que aprenda que “espejos tiene cada uno el suyo y que las mismas situaciones, historias o experiencias no se reflejan igual”.

Salu2 y Bsosss amiga.

P.D. Disculpa por no haber entrado todo lo que yo quisiera pero las cosas por aqui... no se ya como van, mi vida continua pero a paso de tortuga.

Félix dijo...

Mi pésame por tu disco duro.

Sigues escribiendo sobre ti. Para eso están los blogs 'personales' no para escribir novelitas de ficción ni tonterías que no interesan a nadie, ejem, sino para funcionar como un diario íntimo y virtual y a la vez público, cosa extraña porque se contrapone.

Yo, en momentos de bajón, me ponga a pensar en si lo malo es estar mal o ponerse a pensar. A veces, si uno no lo piensa, vive más, auqneu esto es más de animales o de gente de encefalograma plano que de seres sensibles o conscientes como tú o como yo.

Un beso.

(Qué pedazo de canción, joder.)

Emma dijo...

Hola Ninfa, has dejado muy claro que sabes y puedes tirar pa'lante sólo con tu fuerza.

Las cosas (buenas y malas) pasan, quedan en el recuerdo y nos sirven para seguir creciendo...

Es bueno no ver como fracaso aquello que no funcionó como hubiésemos querido, aunque no es tan fácil para alguien que no tiene esa fuerza interior como la tuya. Porque eso no se aprende, ni se enseña...

Un abrazo Ninfa, y que te vaya bonito ;)

E. Maria dijo...

Exacto, cuando uno decide y hace con su vida lo que quiere, se equivoque o no (eso es cosa de cada uno), lo importante es tomar nuestras propias decisiones y que no las tomen los demás por nosotros.
Nuestras experiencias buenas o malas, son las huellas que dejamos en el camino, son nuestros pasitos hacia adelante viviendo nuestra vida... Te admiro.
Ánimo! Un abrazo

lectora anónima dijo...

Hola Sra. escritora, llevo un tiempo sin comentar, que no sin leer,y sin aparecer por estos lares (cosas mías)

Bravo por esa "isla tropical" perfecta y bella metonimia.

Desde la primera hasta la última letra de ésta entrada me han transmitido, ¿qué más se puede pedir cuándo uno está leyendo, y además es gratis?

Con tu permiso "ERES LA OSTIA"

Un beso.

ninfasecreta dijo...

Qué barbaridad... lo mismo que los bocazas me encabronan los demás me apabulláis... no es para tanto, el ser humano es superviviente de modo innato.

Sí, Félix, ojalá no pensase pero soy absolutamente incapaz.

Y los blogs de ficción bien escritos están fenomenal. Yo admiro tu inventiva. Aunque a los recién divorciados les hace falta una chica de nuevo... ponen color en su vida :D!

Besos a todos

Martín dijo...

Idem, en muchas cosas. La vida siempre nos sorprende, nos alegra o nos derriba, en lo primero hay que disfrutarlo todo lo que se pueda y hacer que dure todo lo posible, en lo segundo hay analizar lo que estuvo mal, y levantarse para seguir peleando. Y es ahi donde uno realmente sabe QUIENES son los amigos de verdad, que te dan el incentivo que uno necesita para levantarse. Independientemente de de si se necesita o no pues ellos se preocupan y quieren ver bien a su amistad. En cuanto a las críticas si se es inteligente,se sabrá canalizarlas para tambien transmutarlas en energía positiva, que ayude a superar los momentos dificiles. Que sean críticas constructivas. Todo eso se aprende, la vida te enseña. disfrutar superar, y luchar para llegar al final satisfecho con lo hecho. Saber que se ha peleado con todo el arsenal, por uno mismo y por los seres que ama. Dejandoles un legado invaluable, la experiencia de haber vivido.

Crika dijo...

es fácil juzgar sin conocer a fondo a otra persona, sólo por ciertos destellos de su personalidad.
yo te "juzgué" bien y gané una amiga gracias a darnos el Sr.Feo el mismo premio, ¿recuerdas?
Luce el sol en Madrid y espero tu visita en mi pueblo de nuevo para otras cañitas (o esta vez nos pimplamos el vinito de tu tierra..jiji)
Un beso dublinés ;)

duendecillo dijo...

Dicen que cuando el alumno esta preparado aparece el maestro, a mi me apareció cuando creí tenerlo todo aprendido corroborando día a día que la existencia no merece la pena y que los compañeros de este viaje siempre te defraudan, dejándote ese sabor a poco... quizás por eso me adentraba con demasiada frecuencia en mi mundo mágico y de fantasía, quizás por eso entre mis montañas y bosques donde me escondía encontré a ninfa . Resulta paradójico que un ser tan mágico sea el que te impulse a volver a adentrarte en la realidad, me gustaría saber plasmar en palabras lo que significa tener la suerte de conocer a ninfa , pero no puedo, así que prefiero no decir nada mientras sigo con el privilegio de disfrutar su compañía, mientras me transporta a otros mundos con su don de la palabra por todos los aquí presentes conocido, mientras me da tantos buenos consejos diciéndome a veces lo que necesito escuchar y no lo que quiero o me hace reír a carcajadas con sus múltiples ocurrencias y sobre todo mientas me hace aprender y lo que es mas importante ,me hace que quiera aprender .
Mi querida Ninfa un ser mágico digno de admirar desde su alegría a su peculiar tristeza pero no por ello menos amarga, que me hizo el regalo de conocerla y me adopto como su hermanita pequeña con todo el amor y el cariño de una hermanita mayor . Y no puedo evitar reírme cuando frustrados y mediocres en un ataque de soberbia intentan torpemente rajar su vida de arriba abajo y creyendo estar en posesión de la verdad ,seres sombríos le dicen como ha de iluminar su camino.
Os doy un consejo: Leer, aprender... y callar.