martes, noviembre 20, 2012

La Soledad

Es mi tercer intento de regresar y espero que, esta vez, no sea saboteado por los demonios informáticos.

Había empezado dos o tres veces con un rollazo de cómo y por qué iba a escribir a partir de ahora pero visto que los hados han dejado claro que mis paranoias mentales no le interesan ni al Tato, voy a pasar.

Lo único que aclararé es que seguiré escribiendo con las vísceras, que me importa un pepino si resulto triste, alegre o me desnudo demasiado. Mi blog me hace bien aunque se convierta en una Canción Triste de Hill Street así que vuelvo por mis fueros, con mis días buenos y malos. Asumo las consecuencias, como siempre.

Llevo una buena temporada luchando activamente con mi actitud negativa. Una actitud muy dañina pero dificilísima de controlar cuando las cosas no ruedan y que, paradójicamente, colabora activamente en que no rueden. Me lo han explicado muy bien pero sigo sin asumir la práctica.

No es ningún secreto que me abruma la soledad, cada día más intensa en mi vida. Trato de hacer nuevas cosas, de aceptarla (si es que eso se puede aceptar) pero no se me da demasiado bien.

Echo de menos aquellos tiempos en que me sentía arropada por mis entonces amigos. Añoro los días de fiesta y los vinos y cervezas en casa. Desearía que no pasasen semanas enteras sin ver un adulto ni hablar con nadie que no sean mis hijos (¡Gracias a Dios que están ellos  si no, esto sería un infierno!), pero así es mi realidad actual.

Ahora la soledad es mi compañera habitual. De mis viejos amigos apenas quedan un par, que son maravillosos pero que, como todo el mundo, tienen sus vidas. Puedo gritar socorro y ahí están (son dos apenas...). Lo peor es que a la que le falta vida es a mí y la he convertido en un mero pasar.

Estoy más vulnerable que nunca. No me preocupa confesarlo, creo que nadie me ve ni me escucha. He pasado la etapa de la autocompasíón y, ahora, intento hacer cosas para salir de ese estado. No lo parece pero estoy luchando.

No es fácil. Intento conocer gente pero eso ya no funciona como antes. Al menos necesitaría una simple amiga para ir a dar una vuelta y socializar. No la tengo. O un buen amigo para tomar unos vinos. Tampoco lo tengo. Las novias de los hombres me odian. Me encantaría formar parte de un grupo aunque nunca he sido muy de pandillas pero ahora me vendría bien. No es factible. Estoy simplemente sola por dentro y por fuera.

Es bueno decir que puedo escribir esto con cierta distancia, desapasionadamente, porque me he sentido tan mal que no podía ni abrir el PC. Ahora me encantaría contar alguna cosa entretenida o no, lo que fuese. No tengo nada que contar.

Trabajo en casa, a nivel laboral, sin cobrar, y a nivel familiar, pagando. Eso me impide ver a casi nadie. El dinero sigue escaseando, así que tampoco me doy desestresantes caprichos del estilo de unas botas y un jersey para mi hijo, que los necesita hace tiempo.

Escribo y noto que mi texto está igual que yo: sin chispa, sin gracia, sin entusiasmo. Así que, por hoy, lo voy a dejar. Pero quiero volver, quiero seguir escribiendo y éste es un primer paso.

Lo siento si os he defraudado.


11 comentarios:

Raúl Alberto dijo...

Nunca defraudas, es bueno saber que vuelves al ruedo y que tendremos mas de ti para compartirte, un bico a la distancia y no desfallezcas nunca!!!

ninfasecreta dijo...

Gracias corazón. Tú sí que nunca defraudas.

Un besazo.

C. dijo...

Quizás,Ninfa, deberías empezar a pensar que los demás quizás no son tan malos, que lo mismo esas novias tan malas no entienden ciertos comportamientos, que una cosa es salir de vinos sin más y otra mandar sms continuamente y hacer llamadas de madrugada. ¿Tú eres capaz de imaginar que estás con alguien y suena el teléfono a la una y media de la madrugada? Si yo fuera el novio o la novia de la persona a la que llaman te aseguro que no me gustaría.
Hay por ahi una frase que dice que antes de hablar de nadie, ponte en sus zapatos y camina por donde ha andado.

Y sin embargo dijo...

Resulta imposible defraudar a nadie cuando uno se muestra tal y como es. Y tú, lo haces con cada palabra y con cada línea que escribes. Eres muy valiente, así que adelante, tú puedes!!!

Un abrazo enorme!!!

ninfasecreta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ninfasecreta dijo...

Como ya me he cansado de cerrar el pico por mi supuesto amigo que no ha sabido ser un hombre y me ha dejado en la estacada, no lo haré más.

No me hace falta perseguir a nadie, mucho menos a un amigo. No sé por qué te das por aludida o asumes que hablo de él pero, como te digo, da gracias que no he sacado la vampiresa que hay en mí porque sí, me lo hubiese comido cuando quisiese y tú no podrías impedirlo.

Pero no me ha dado la gana porque no me gustan los tíos sin carácter, porque no estoy buscando desesperadamente un tipo que solucione la vida, ni me dedico a estar en casa rascándola esperando a que me paguen el viaje para usar mis "herramientas" de mujer para pescar a un incauto.

No durará, os irá de pena y, aún así, seguirás persiguiéndome y dándome el coñazo.

Cefe, ata o can.

ninfasecreta dijo...

Muchas gracias, Y sin embargo, por tu lealtad y apoyo.

Siento el comentario de respuesta anterior pero llevo meses sometida al acoso y derribo de una chiflada con celos patológicos y se me ha acabado la paciencia. Nada tiene que ver conmigo ni con mi texto.

Besoss

krasnyi yarko dijo...

Es evidente que eres muy buena con las palabras y muy capaz de hacer mucho daño con ellas. Ya lo has demostrado, pero creo que esta vez te has pasado cinco pueblos. Este es tu terreno, tu espacio y, como ya he dicho antes, eres muy buena en lo tuyo, así que no voy a entrar en una guerra de descalificaciones que no tiene sentido y que además tengo perdida de antemano. Dicho esto, no me resisto a hacer algunos comentarios a lo que he leido.

Meses de acoso y derribo... Dos mensajes limpios al Facebook y un comentario "espinoso" y tal vez poco afortunado en tu blog... en seis meses ¿Eso es perseguir a alguien? ¿Se comporta así una chiflada? ¿Actúa así una celosa patológica?

Cuatro viajes ida y vuelta en Ryanair cuestan unos 200 euros. Menos que cuatro noches de cena y copas y mucho menos que una semana en el Caribe.

Lo de los sms y la llamada. Aunque tal vez sea exagerado lo de "continuamente" (todo depende de lo que cada cual considere como tal) haberlos los hubo.

¿Son unas mantenidas los miles y miles de mujeres que se dedican en cuerpo y alma a su casa y su familia? Eso sin tener en cuenta que yo no soy ni un hijo de papá con pasta ni mucho menos un profesional de éxito.

Claro que no sabes si quise o no quise tener algo contigo... y no lo sabes porque ni siquiera lo intenté. Ni te di la más mínima señal ni hice el menor acercamiento. Ni siquiera estando a solas en tu casa después de una botella de vino ¿Porqué sería? No vampiresa, puede sonarte extraño pero no hubieras podido morderme aunque hubieses querido hacerlo. Precisamente eso era lo bueno de cuando nos veiamos.

Calzonazos, escaso de vista, poco hombre, sin carácter. No lo sé, puede ser que tengas razón, pero si lo que yo soy es ser un "sin carácter"... pues que así sea. Lo digo porque creo que si quieres a alguien e intentas que la relación llegue a buen puerto o eres un poco flexible y perdonas cuando tienes que perdonar, si no aceptas a la otra persona con sus virtudes y sus defectos, con sus luces y sus sombras... tienes muchos números para que no dure, para que te vaya de pena y para, al final, quedarte más solo/a que la una.

Por último me gustaría pedirte que, de la misma manera que ni ella ni yo te llamamos por tu nombre ni hacemos referencia más que a ti, edites nuestros nombres y borres la referencia al niño. Es tu casa y lo respeto, pero los nombres son los nuestros y espero que comprendas que no es agradable que aparezcan.


Lo único que yo quería es que la cosa no pasara a mayores y la sangre no llegara al río. Es una pena, pero por lo visto no lo he conseguido.

ninfasecreta dijo...

Como es más que evidente, sigues siendo un CALZONAZOS, disculpando lo inexcusable y lamiéndole lo que yo me sé a una persona sin educación ni saber estar.

No voy a borrar nada, del mismo modo que tú y ella habéis invadido mi espacio. Vosotros os habéis pasado cuatro pueblos. Te dije que la controlases y no me molestase más. No lo has hecho. Atente a las consecuencias.

Sí, eres un mandado y lo demuestra que tras decirme que la ibas a dejar porque tal y cual antes de ver el comentario, ahí estás, disculpándola.

Los sms fueron mutuos, no muchos, precisamente, y la única intención era TOMAR ALGO. Si eres tan obediente que hasta no puedes recibir mensajes, directamente, dile que te la corte.
Nunca te llamé y en cuanto a que eras intocable... déjame recordarte que cada vez que tenías unas copas de más me decías que era una lástima que no te diese un morreo... ninguna señal, claro.

La que se ha pasado tres pueblos es tu maruja de adopción. NO voy a borrar nada, vosotros habéis entrado a saco en mi casa y vosotros os tenéis que ir.

Al facebook dos mensajes fuera de lugar que no pude contestar porque tú me lo pediste (he sido más obediente que ella, sin duda, y no tanto como tú), una identidad falsa intentando ligar conmigo (como eres un calzonazos no te lo quieres creer porque antes que perder el polvo mensual, harías lo que fuese) y por último, entrada en MI CASA a poner los pies fuera del tiesto.

Sobre lo qeu tú dices de gastos... a diferencia de tu mantenida, yo no me he tenido que tirar en una semana en el Caribe a NADIE. Ya ves, es una cuestión de clases. A mí me invitan y, si no funciona, digo no. ¿Conoces esa palabra???

Que tú, precisamente, que eres el causante de todo esto por no tener un par para poner a una ordinaria en su lugar me digas a mí que me he pasado pueblos y oses juzgarme, tiene mucha gracia.

Tendríais que disculparos los dos conmigo y tú doblemente, por meterme en tus líos, así que no te tolero que vengas a decirme lo que alguien pueda gastar en mí. Yo lo logro sin tirármelos, sin buscarme un hombre viviendo con otro en una red de gente casada buscando aventuras...

Y no me tires de la lengua, que puedo seguir largando. No voy a tolerar que para que tú tengas la cama caliente y el cerebro hueco me mangonee una desconocida chalada y maleducada.

Y si tienes algo qeu decirme, me lo dices en la cara, si es que tienes valor para eso y si yo tengo ganas de vértela.

Atlas dijo...

Cuanto más enfadada estás, mejor escribes. Se te echaba de menos! Sigues en el lejano oeste?

ninfasecreta dijo...

Cuánto tiempo!!!

Jajajajaa! Es verdad y eso que me salto el estilo la sintaxis y demás, porque con el cabreo ni releo...

Supongo que te refieres a los comentarios, ya ves qué clase de gentuza viene a decirme a mí, nada menos, qué tengo que hacer y escribir...

Sí, hijo, aquí sigo fastidiada... en el lejano y lluviosísimo oeste.

Un besazo