lunes, noviembre 15, 2010

Heroísmo casero y ley seca

Hoy he tenido una de esas jornadas heroicas que me caracterizan. La bombilla de la cocina está fundida y puesto que, por dos o tres centímetros de nada, no llego ni con banqueta, he vuelto a desafiar a los elementos.

Empecé con buen ánimo. Bueno, para ser sinceros sentía cierto pavor en puntillas sobre aquel raquítico asiento y nada, que no alcanzaba. Para más inri, los casquillos de las bombillas de mi casa son de tan mala calidad que no hay forma de sacar la vieja ni a tiros.

Dispuesta a no dejarme abatir por la adversidad insistí e insistí mientras recordaba el episodio del año pasado, cuando el martillo se me cayó directamente en la cabeza. Pues fue acabar de pensarlo y ¡zas!, la bombilla se rompe en mil añicos apretujada por mis manazas. Ahora ya no podré sacarla del fucking casquillo y necesitaré que alguien venga a cambiarlo (recordad que éste es uno de los pocos momentos en que echo de menos un hombre en casa). Me temo que la cocina seguirá sumida en la oscuridad hasta que algún alma caritativa, manitas y de más de 1.65 centímetros se pase por mi casa dispuesta a ayudar.

Dentro de la etapa lúdica que estoy emprendiendo se encuentra el deseo (utópico) de ir al gimnasio. No pierdo la esperanza pero, mientras tanto, he oteado qué máquina sería la adecuada para tonificar y practicar el superficial y sanísimo culto al cuerpo.

La cinta es ejercicio aeróbico, no me vale para tonificar las carnes bamboleantes, la máquina vibradora ésa dicen que es la pera pero, al parecer, es incompatible con el DiU. Yo llevo uno que, aunque no me libra de tomar medidas adicionales de seguridad tal y como está el patio, es el padre de todos los DiUs y ya sé lo mal que se pasa si se descoloca. He intentado hablar con el médico pero, na, no estaba. Me da la sensación de que los espíritus protectores de la celulitis se alían contra mí.

¿Qué hacer, pues? ¡Ir de compras! ¿Problema? No money. ¿Ventaja? Eterna talla 36, puedo entrar en tiendas baratillas tipo Bershka y tal, donde hay trapos por poco dinero. No es que pueda elegir gran cosa pero, en fin, una está acostumbrada a tirar con poco y la que tuvo retuvo.

Creo que debería hablar del Papa (que pasó enfrente de mi casa pero me pilló durmiendo y no pude salir a saludar), o de la crisis o del mosqueo que me pillé el sábado cuando pretendía comprar algo de alcohol en el Opencor a las diez y media de la noche y me pilló la prohibición ridícula de la ley seca a partir de las diez. Por esa regla de tres, podrían vender coca hasta esa hora y prohibir colocarse desde entonces... Obviamente, los niñatos van más temprano a buscar material para el botellón y santas pascuas... Vaya soluciones más chorras. ¡¡Incluso se negaron a venderme una shandy!! ¿Pero adónde vamos a ir a parar?

Al final sólo he escrito tonterías pero tengo el día ligero -no los cascos, enfermos-y me sienta bien desvariar de vez en cuando.

En fin, prometo que mañana escribiré sobre alguna falacia con algo de miga. Mientras tanto, se aceptan voluntarios para solucionar el problema de la oscuridad en mi cocina, ahora nos iluminamos con la campana pero... ¿¿Que será de nosotros como, al igual que todas en esta puñetera casa, se funda??

Está bien... ya me callo.

5 comentarios:

angelos dijo...

Piensa en positivo queridisima Ninfa, para sustituir el de la campana no deberas subirte encima de ningun cachivache. Te queda a una buena altura, como mucho te dara una lumbalgia...

En cuanto a lo de la cocina no me importaria, pero ya sabes que me cae un tanto lejos.....

De DIU's entiendo mas bien poco, pero como un teorico (y digo teorico porque hace años que me digo que deberia ir a uno, pero no encuentro el momento) del deporte te dire que a pesar de su buena prensa yo creo que sirven para bien poco, excepto para "cascar" articulaciones.....


Besos

RKincaid dijo...

Estimada ninfa,

Para cambiar esa bombilla necesitarás los dos siguiente elementos:

- una forma de subir un poco más arriba. ¿una mesa? ¿calzar la silla sobre unas guías telefónicas? ¿pedirle una escalera de mano a un vecino? ¿pasar la noche colgada de los tobillos como batman con la esperanza de crecer los dos o tres cm. necesarios?
- unos alicates, a poder ser de los terminados en punta. Puedes pedírselos al vecino de la escalera. En su defecto puedes usar la punta de unas tijeras.

Procede como señalo a continuación:
1) Elige una hora del día con luz natural. Afortunadamente en Galicia anochece más tarde que en el resto de España
2) Desconecta la luz... sí... esa cajita, con una palanca que a veces salta si pones a la vez la plancha, el horno y la lavadora
3) súbete a la silla o escalera hasta alcanzar una postura cómoda. Las posturas cómodas son muy necesarias incluso para el sexo, diga lo que diga el Kamasutra
4) Con la punta de los alicates o las tijeras sujeta haciendo pinza la parte interna del casquillo, esto es, la perteniciente a la bombilla.
5) Házlo girar en el sentido contrario a las agujas del rejoj.
6) si tienes dificultades para hacerla girar sujetándola sólo de un punto puedes "abollar" el casquillo interior de tal manera que salga en parte de la rosca, sea más fácil de sujetar y gire con facilidad.
7) Procede a reemplazar la bombilla haciéndola girar en el sentido de las agujas del reloj.

En caso de que optes por no seguir el manual te recomiendo que ilumines la cocina cocinando exclusivamente platos flambeados (o flameados). Además de ser muy espectaculares resaltan especialmente en condiciones de penumbra o semioscuridad.

Te recomiendo no flamear el yogur de postre.

Un saludo

ninfasecreta dijo...

Pienso en positivo, Angelos, querido. Después de tantos años sola peleándome con estas cosas del bricolage (un mundo infame e ignoto para mí), siempre me da la risa porque si algo puede pasar... me pasa!!

No me hablan muy bien de la vibradora, vaya podió... Comprendo que no sepas de DIUs, porque tú no llevas... o sí??? Besosss

ninfasecreta dijo...

Querido Rkincaid: gracias por tu clase magistral!!! Lo tendré muy en cuenta.

Ya me ha salido un "amable candidato" para hacer tareas propias de hombres... como cambiar la bombilla!!


Más besos!!

Jav dijo...

... inmensa, sutil y espectacular con la narración jaja has conseguido que le leyera con una sonrisa en la cara y imaginando cada momento descrito. Me encanta tu ironía en ciertos aspectos.
Besos y sigue sigue