domingo, abril 19, 2009

¿Carne, corazón o carpe diem?

¿Dónde está la barrera entre la pasión, el amor, la perversión o el vicio? ¿Existe realmente? ¿Es compatible el amor con ofrecerlo todo (TODO) sin condiciones, a sabiendas de que otras lo hicieron y no fueron más que carne? O no el amor, ya no apuesto por encontrarlo, pero sí me repugna la idea de ser una muesca más en el revólver de algún conquistador al más tradicional uso. A todas nos asusta el temor a no ser más que una hembra para el descanso del guerrero.

Y no es que algunas mujeres -pero sólo algunas- no estemos encantadas de ser el descanso de NUESTRO guerrero, pero el nuestro. Algunas somos sexualmente osadas, vitalmente valientes pero emocionalmente vulnerables. Nos gusta creer (aunque seamos lo bastante maduras para saber que no es así y practicar a pies juntillas el "ojos que no ven, corazón que no siente")que somos especiales. A todas nos pasa esa idiotez. Nos educaron así y somos así. No lo considero un defecto, sólo hemos domesticado el animal equivocado.

A mí me gustan los retos, la aventura, el riesgo. Hace varias vidas que quiero entregarme por entero, a lo grande, ser poseída en el sentido más pleno y obsceno de la palabra. Y lo seré. Haré frente a mis miedos, a mis prejuicios no sexuales sino sentimentales. Aprenderé de nuevo a tomar distancia salvo que me pidan que me acerque.

No hay más certezas que mis propios deseos. Ya no necesito ponerle nombre a ninguna relación, no sueño con una pareja, no quiero nada ortodoxo, no pretendo ser la elegida. Sólo quiero evitar ser un pedazo de carne para quien no lo es para mí.

Estoy en proceso de vuelta al carpe diem sin renunciar a nada. Ni a la posiblidad de que me descubran algún día ni de disfrutar de las aventuras con la misma desidia y egoísmo que cualquier hombre.

Seguro que estarán encantados.

15 comentarios:

Pepe dijo...

Que la vida está compuesta por ciclos es algo indiscutible. Que nos estamos reencontrando a nosotros mismos continuamente, también.
Ojalá esta nueva etapa de la Ninfa en su faceta amorosa sea larga y duradera.
Bicos.

Rafa dijo...

Demasiados prejuicios, dudas y contrasentidos. Hasta que no te pacifiques interiormente y perdones al género masculino por existir no disfrutarás de la entrega y la posesión. Sé feliz

angelos dijo...

Encantados?......Probablemente. Siempre que la desidia y el egoismo no les cieguen.
Algunos tenemos la cualidad de no ver mas alla de nuestras narices.

Félix dijo...

Te veo arrebatada, desesperada por vivir, y te envidio esa locura.

Sé que no son buenos los motivos que te empujan, que quizás sea una respuesta a lo mal que te va el resto del mundo, pero dejarse llevar hace que nos (re)corra la adrenalina.

Me gusta pensar que hay personas que se sienten sexualmente osadas, vitalmente valientes pero no cuando se sienten emocionalmente vulnerables.

Me gustó lo que dijiste en mi blog. Machista no soy, provocador quizás sí. Escribí lo que escribí porque hay hombres que se sienten así, pero también para dar la oportunidad a mis lectorAs de oponer sus experiencias. Gracias por estar ahí.

No hay más certezas que los deseos.

RKincaid dijo...

Sexo y gastronomía son dos cosas muy parecidas. En ambos casos existe una necesidad fisiológica básica, pero afortunadamente somos capaces de convertirlo en una forma de arte. En el tema de la gastronomía podemos distinguir la mera nutrición del gusto por un plato bien preparado. En el sexo, lamentablemente no hay más que un palabra, pero el concepto es el mismo.

Me encanta la buena mesa, a la par que odio los platos cargados de nata con toda mi alma. Prefiero las cenas ligeras, comidas con poca grasa y los postres dulces. No voy a comerme cualquier cosa. Prefiero comer algo preparado para mí, que un plato precocinado. No me ha importado probar los chapulines colorados o cosas con aspectos innobles.

Pero siendo sinceros. Si alguna vez mi barco se hunde en alta mar y me rescatan tras días de pasar hambre alimentándome de las algas que crecen pegadas al plástico de la balsa salvavidas, lo primero que pediré serán unos huevo fritos con bacon o chorizo.

Con el sexo probablemente ocurre lo mismo. Después de peregrinar por los mejores restaurantes del mundo uno acaba echando de menos las albóndigas de su madre... No menosprecies el descanso del guerrero.

ninfasecreta dijo...

Rafa, siento que no hayas captado la intención del post. No soy prejuiciosa ni mucho menos y no odio al género masculino, me encantan los hombres. Otra cosa es que me guste el panorama social actual pero tampoco de eso trata mi post.
Dudas? No tanto, reflexiones en alto. Creo que es bueno desmenuzar las cosas y si no lo es a mí me entretiene hacerlo.

Está más cerca del arrebato que tan bien describe Félix... Félix, querido, no son malos los motivos aún cuando influyen... Pero, realmente, esa forma arrebatada de vivir me define mejor que ninguna otra. Y la vulnerabilidad sólo se debe a la capacidad de sentir. Es preferible a estar muerta por dentro,no?

Ya sé que no eres machista y me encantan los provocadores xD!! Un besito

Mi nuevo visitante, no desprecio para nada el descanso de ese guerrero... Pero éste no regresa por albóndigas. Es un poco más... sibarita. Vuelve por mí ;)

Besoss

tu dijo...

yo también quiero ser hombre (en algún aspecto solo)
besos mil!

Navegante dijo...

El amor se agrieta por cada beso no dado, se apaga por cada suspiro no dedicado, se desvanece con cada jadeo no entregado, se amilana con la falta de cada aventura no experimentada.

VIVE y se feliz.

Salu2 y Bsosss

Marta Simonet dijo...

Carpe diem,sin dudar.Aunque solo sea de boquilla :)


Un saludo.

Enil Redline dijo...

Vivir el momento es maravilloso. Sentir cada minuto como el último, amar, desear, alcanzar un orgasmo tras otro y descansar en los brazos de aquel que esté a nuestro lado es una delicia.

A veces provoca repetir una y otra vez y a veces nos gusta probar un poco de cada.

Vive tu vida sin límites y dejate llevar sin miedos.

Besos!

josepmaria dijo...

¿viniendo quemada del amor romántico te vas a atrever con la sumisión y el dominio? Son territorios mas delicados. No te hagas daño, querida escritora.

ninfasecreta dijo...

Quemada del amor romántico??? Yooo?? Sérá de la ausencia de él, ojito...

Yo no he dicho que me vaya a meter a esto o a lo otro. Simplemente, reflexiono, como siempre...

Jamás contaría yo en público mi posición personal a este respecto. No olvidéis, ésta es Ninfa, no sólo quien escribe. Somos personaje y musa, musa y personaje...

josepmaria dijo...

no te engañes: somos lo que pensamos y nuestro deseos tarde o temprano se cumplen. Una mujer tan sensible como tu debe tener mucho cuidado de no invocar pasines tan fuertes como la sumision o el dominio. Creo que el camino en el que nos han venido a situar la liberación sexual y el feminismo está en la sintaxis del respeto, de la incertidumbre y de la búsqueda de una cierta parida o equilibrio entre lo masculino y lo femenino con "uno mismo" y en relación al otr@. Te quiero Ninfa por tu valor, por tu sensibilidad. Un besito a los niños y un abrazo para ti.

ninfasecreta dijo...

Josepmaría, verás, hablas sin saber. No me conoces, no digas que sabes quién soy y cómo pienso.

No sé qué entiendes tú en esta lectura pero si piensas que estoy hablando de sadomasoquismo, vas bastante perdido. Para mí eso es una desviación y yo no estoy ni medio desviada.

Y eso de empezar a relacionar liberación sexual y feminismo con algo negativo... pues mira, es de otra era.

Insisto, me parece que no captas lo que pone mi post, ni tienes por qué pero por dónde vas no es...

Diana dijo...

Sadomasoquismo una desviación??? uy, me lo tengo que mirar entonces...

Naaaaah, es broooma, jajaja