miércoles, julio 04, 2007

Cansancio

Lo primero, agradeceros a todos vuestro apoyo y buenas intenciones. Lo segundo, poneros al día de que _o mucho me equivoco_ o voy directa al desastre.

Mi jefe no parece saber qué hacer conmigo, habida cuenta de que voy de puesto en puesto y tiro porque me toca sin que me dé tiempo a asentarme en ninguna parte, sin explicaciones y con el argumento siempre de que no tengo “capacidad para aguantar la presión”. Esto no me hace gracia porque la cosa no es para risas pero si algo me ha tocado comer a lo lado de mi vida, eso es presión. En fin, que no le gusto y no se sienta a hablar conmigo de mis circunstancias laborales.

Me queda un mes de contrato y ahí puede pasar cualquier cosa. Por de pronto, he suspendido la búsqueda de piso, una búsqueda que es directamente proporcional al descenso de mis responsabilidades cada día que pasa.

Vivo en la angustia permanente de quedarme sin empleo en un mes, con mis hijos conmigo, sabiendo que en Galicia no hay manera de trabajar y que, habiendo sitio aquí, es más difícil sobrevivir buscando y manteniendo un piso con dos peques. Una pesadilla, vamos.

Hoy voy a hablar con mi jefe, que rehúye el tema (mala señal), pero el estress emocional que estoy pasando no me permite seguir así, al margen de cuestiones prácticas que hay que resolver.

No quiero volver a Santiago. Me gusta Madrid, me gusta mi nueva vida aquí y, además, allí he buscado durante años mi sitio y no lo hay. Pero seguir aquí sin trabajo, aunque sea para buscarlo, es una misión imposible. Un piso cuesta mucho dinero, dejar con alguien los niños, también y yo sigo haciendo movimientos de equilibrista en el alambre.

Triste es también que hayan logrado que me sienta incompente, irreciclable y bastante inútil. Siempre me las he apañado bien con todo lo que he tenido que ir haciendo, aunque me daban un margen _pequeño pero margen al fin_ para poder hacerme con la labor asignada. No sé si realmente estoy perdiendo capacidades o, simplemente, mi mala estrella no me abandona. O un poco de las dos cosas.

Ahora pienso en cómo reasignarme, en qué haré con mis niños de cara a Valencia, en qué haré con mi vida de cara a la fatiga que tengo ya de pelearme contra todos los elementos. Se me agota la paciencia y continúo sacando fuerzas de no sé dónde preparándome para lo peor.

Estoy cansada, muy cansada.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hey Solete, venga¡¡ Un día llegará en que todo se ponga en orden, ya verás¡ Y sobre todo, no dudes de tus capacidades y de tu competencia. Son todos una panda de mediocres con parcelita y barbacoa.
Arriba ese ánimo Ninfa, morenocha, guapísima, deseable, acogedora, suave....(desvarío).
O montamos una empresa los dos y listo.
Maohi.

Patri dijo...

Desde aquí te mandaré todos mis pensamientos positivos para que sigas estando donde quieres y como te gusta...

Lo haré de corazón, de verdad, que una no te olvida.

Besotesssssssssssss

ch dijo...

yo tb te mando tods mis pensamientos y energía positiva para q todo se solucione según tus deseos. No decaigas: hay muchas personas q te quieren y te apoyan...¡tu momento está por venir! y ya verás como no tarda mucho.
moitos biquiños!

ninfa secreta dijo...

Muchas gracias a todos, es una pena que no pueda vivir de escribir, es mucho más agradecido!!

Ch, igual me vas a tener más de lo que tú pensabas, Maohi,enga esa empresa (y gracias por los piropos que cuando una está triste necesita mimos)y Patri, gracias, como siempre, por quererme sin conocerme con esa inexplicable ternura.

José Antonio dijo...

No decaigas, Ninfa, preciosa. Tarde o temprano cada uno está donde le corresponde, y tú, con tu valía, también lo conseguirás.
Ánimo, ánimo, ánimo.

Treinta y tantos dijo...

Mucho ánimo y muchos besos!!!

Pocho dijo...

Éste es el problema de que vivas rodeada de mediocres. Puedes estar segura de que tú vales mucho más que todos ellos juntos: aférrate a esa idea y resiste.

¡Ánimo!

Un besazo.

Shutt dijo...

¿incompetente, irreciclable y bastante inutil?, ¿quien?,¿tu?, ya claro y al capullo de tu jefe no se le a ocurrido que el inutil es el.

Se a que te refieres cuando hablas asi pero te aseguro que tu puedes ser muchas cosas pero seguro que no eres ninguna de las que has nombrado, seguro que el (tu jefe) se ha dado cuenta de tu capacidad y solvencia, seguramente actua asi por miedo a perder a medio o largo plazo su puesto por que tu destacas o sabes hacer bien tu trabajo. tipico machismo/panico laboral.

Tu a por todas que estas mas que preparada y capacitada, eso te lo aseguro yo y todos lo que te conocemos un poquito.

Animos y a por ellos (que son pocos y cobardes)