lunes, octubre 14, 2013

Hasta siempre...

Queridos todos:

Vengo a despedirme. No es un adiós, es un hasta luego. He visto que hay algunos comentarios que, por algún motivo que desconozco, no han salido, todos ellos muy amables.

Me conmueve muchísimo que vengáis a verme después de tanto tiempo en silencio. Todo está bien pero, para mi nuevo sendero, creo que es importante desligarme ya de la Ninfa (tan querida por mí) pero demasiado personal para mis nuevos propósitos.

Los que me queréis sabréis dónde buscarme y, si no, siempre podéis enviarme un correo y os pasaré mi nueva dirección para encontrarme. No me voy, me quedo, cerquita y espero veros de nuevo, aunque con otro color de voz (extrañaré éste pero no puedo ser tan personal si quiero vivir de esto).

Os echo de menos, cada día, por ello os espero en mi nuevo rincón. Si quereis, allí estaré. Pronto la Ninfa se esfumará de la red -aunque la guardaré a buen recaudo- pero es su destino dejar sitio a otros proyectos, al menos por el momento.

Mil gracias por haberme acompañado todo este tiempo y os espero en otro lugar. Si tenéis dudas, ya sabéis, tengo un correo donde buscarme.

Un beso tristón de la Ninfa (que por ahí sigue, ya escondidita del todo) pero que os lleva en su corazón.

Hasta luego, elfos míos...

4 comentarios:

Atlas dijo...

Yo no quiero que te vayas...

ninfasecreta dijo...

No me he ido... Sólo he cambiado de lugar...

Miguel Alonso dijo...

Hola Ninfa,
Que decirte? Lo cierto es que me entristece enormemente tu decisión, he estado entrando periódicamente, en tu página, con la vaga esperanza de encontrarte con el único fin de localizar fuerzas e ilusiones renovadas, y cuando, al fin, apareces nos sorprendes con tu marcha...
Sin embargo, he de decirte que, a diferencia de tu intento anterior, en esta ocasión transmites una energía diferente, mucho más positiva, más segura... Tranquilizadora!!!
Es por esto, que me alegro muchísimo por ti, ya que, es evidente que lo necesitas. Espero que te vaya muy bien y siento muchísimo que nos abandones.
Sólo pedirte que:
Aunque nos dejes, no permitas que la Ninfa se separe de ti, habeis estado muy unidas y ha sido tu tabla de salvación.
No hagas caso de la gente, la envidia siempre estará ahí, apoyate en tus amigos, ellos se alegran de tus éxitos y sufrirán contigo (si es necesario).
Y lo más importante... NO CAMBIES!!!!
Cuenta siempre con un amigo!!!
UN BESAZO!!

ninfasecreta dijo...

Hola, queridos los dos:

Muchas gracias por vuestro cariño. No me marcho en realidad. Tengo otro blog, en el que podréis seguirme si así lo deseáis.

Habida cuenta de trolls y otras hierbas, no pongo la dirección aquí pero, si queréis conocerla, me mandáis un correo y os contesto por privado.

Será un honor para mí que sigáis cerca de mi estela.

Un gran beso