domingo, junio 25, 2006

Sí, poco convencional. ¿Y qué?

La pregunta del millón: ¿Por qué me autocalifico comopoco convencional, me preguntan propios y extraños?
Porque huyo de los rigores morales, porque no me preocupa lo
que puedan pensar de mí, porque si me gusta alguien no tengo
problemas en dar el primer paso y los que haga falta.

Porque, con la edad, he descubierto que lo que la gente
llama modestia (ese hacerse de menos porque es políticamente
correcto) es un estorbo y una falsedad. Yo digo quién soy,
para lo bueno y para lo malo. Tengo la autoestima alta
porque no tengo abuelas, ni marido, ni buenos hermanos ni
can que me ladre. ¡Así que yo me lo digo todo! Y feliz
como una perdiz, oiga.

Porque considero la vergüenza un estorbo que he expulsado de mi vida. No la quiero ni para el sexo ni para la vida. El pudor, todo, y espero no recuperarlo nunca jamás.

Porque cuando me separé descubrí que era capaz de hacer
miles de cosas por mí misma, que no necesito un hombre en mi
vida (aunque me gustaría encontrar el amor, como a todo
Dios, lo que pasa es que me parece harto improbable), que si
quiero amor lo tengo en mis amigos y mis hijos, si quiero
sexo, lo tengo en los hombres que me parezca, si quiero una
relación... Eso es más jodido, más que nada porque hacer que funcionen es tan difícil como estúpido el modo en que las estropeamos...

Porque respeto personas y profesiones que el mundo rechaza y
rechazo a personas y profesiones que el mundo honra. Porque
quiero a mis amigos (mi verdadera familia elegida) tanto
como a mí misma. Porque me gusta volar en libertad, provocar
con lo que digo, escandalizar, reírme de mí misma con todos
los desastres que me pasan.

Porque no dejo que el miedo me paralice. Porque, a pesar de
muchísimas cosas que no viene a cuento explicar, sigo
viviendo, sigo divirtiéndome, sigo divirtiendo y sigo
esperando milagros (aunque me encanta negarlo).

Hoy estoy atacada de los nervios esperando ese milagro que puede producirse mañana (aunque sigo negándolo). Si mañana hay milagro, escribiré sobre lo bello que es vivir. Si no se produce, utilizaré el valor terapéutico del taco para expulsar toda la bilis que pueda pero me temo que el diccionario se me quedará pequeño.

En fin, "me voy. Qué lástima pero adiós". Puede ser que yo también me merezca lo que tengo pero, como Julieta Benegas, tampoco lo quiero y por eso, no sé adónde, pero me iré.

10 comentarios:

Duncan dijo...

¡Ole tus... rizos! =) Esto sí que es contar las cosas con sinceridad y las tripas en la mano si hace falta pero con clase y buena onda.

Un abrazo y sigue así, bonita. Que ya vas cogiendo carrerilla... Y suerte con los milagros.

ninfa secreta dijo...

Muchas gracias, Duncan. A ver si es verdad y me veo ya haciendo el Camino de Santiago!!

Por cierto, no te conozco y tú a mí sí. De qué??

Duncan dijo...

Me conoces del Orkut. Jose M. Este es un nick de cuando empecé un blog allá por el Cenozoico. Como el sistema pide un usuario y ya tenía este, lo aproveché.

Besitos y hasta pronto.

Anónimo dijo...

Pocas mujeres, y no muchos hombres, se atreven a decir las cosas por su nombre, aunque duela,... a hacer lo que les apetezca, aunque sepan que después les van a acribillar con las dagas envenenadas de la envidia.
Todavía no te conozco y sólo tengo referencias tuyas por tus letras y por mi confidentes,...y son buenas. Pero creo que eres una mujer, una gran mujer, aunque te autocalifiques, como “poco convencional”,...sí, creo que sí....estás en lo cierto

Quiero volver la vida atrás, ...dichosa máquina del tiempo!

ninfa secreta dijo...

Me conoces por referencias? Chico, qué curiosidad...
Gracias por los halagos pero no he entendido el sentido de la última frase. Me lo explicas?

Anónimo dijo...

Las referencias son obvias...piensa un poco...

La última frase?...unmmmm!...te estoy diciendo que me atraes!, más claro agua!, pero...voy navegando en un río caudaloso...

A ti no te gustaría volver atrás?...para atar cabos sueltos... coger “otros trenes”...probar cosas prohibidas por la puta educación y el miedo al rechazo...últimamente pienso en esto demasiado...y no creo que sea bueno...a veces es doloroso...

Joder, sorry, sorry, menudo plasta me estoy volviendo!...sólo me falta cantar una canción del Aute, ...puagg!

ninfa secreta dijo...

Yo no quiero volver atrás. Para hacer todo lo que me estaba prohibido decidí ir hacia adelante. Me salí del río que me ahogaba, probé cosas que estaban mal para saber si era verdad, me subo a todos los trenes que me apetece... Y desterré la palabra culpabilidad y pecado de mi diccionario.
Me halagas, por cierto. Cómo puede atraerte una desconocida?

andandare dijo...

Hace poco escribí algo al respecto en:

http://andandare.bitacoras.com/archivos/2006/05/05/corolarios-de-nuestras-miserias-i

Salud!

Anónimo dijo...

Lo de volver atrás, quizá sea porque tengo muchas “ataduras” o me veo ya “mayor”, no lo sé. Pero tu punto de vista también es muy razonable...O sea, yo quiero volver atrás pero llevándome lo “aprendido” (menudo morro el mío, no?)

¿La atracción por alguien sólo se puede adquirir por la visualización o el contacto mediante la presencia física (qué ful, soy un redicho!)?...léete a ti misma...las palabras, a veces, son suficientes...son muy atractivas...dicen mucho de uno... incluso a veces son muy sensuales....unmmm!...*

Un bico,

Santibichos

* tengo un contacto, qué sólo con decirme “Santi, anda tontito...” (chateando!) ...y me derrito!!!....y no la conozco en persona!...(mírame, tengo los pelos del brazo erizados, uff!)

los dijo...

por dios santi... no te conozco... estás más salido que el pico una plancha... o será que yo estoy de insensible... será...

NINFAAAAAA!!!! BIEN POR ESCRIBIIIIIR!!! QUÉ BIEN LO HACES JODÍAAAAA!!!!


por cierto, eso de "mis amigos son mi familia elegida" también lo dice mi santo...o parecido.